Lo preocupante es que este tipo de permisiones es que puede ser utilizada de ventaja para los grupos que se encuentran en contra del aborto /Pixrl
La Suprema Corte analiza hasta qué punto el personal médico puede negar servicios por cuestión de ideología tras despenalizar la interrupción del embarazo