Skip to main content
Es lejana aún la fecha de implementación de la tecnología 5G

Los retos de Latinoamérica para adoptar la red 5G

Todavía hay por superar retos legales y de infraestructura. Uruguay ya cuenta con ella; México, Brasil y Chile prometen subastas de sus redes este año
por Ana Karen de la Torre
publicado el03/01/2020
Compartir

Desde hace tiempo, Latinoamérica anunció con bombo y platillo que 2020 sería el año en el que adoptaría la red de telefonía móvil de quinta generación, el famoso 5G. Sin embargo, entrando el año, el anuncio parece más bien una promesa que se cumplirá con bastante retraso. De acuerdo con información del Banco Central de América Latina (CAF), para julio de 2019, hace seis meses, cuatro de cada diez hogares latinos contaban con conexión de banda ancha fija y los accesos individuales a internet móvil no superaban el 50 % de la población. Además, apenas el 55 % de latinoamericanos tenían acceso a los servicios derivados de la conectividad digital (telemedicina, Gobierno en línea o banca electrónica, por ejemplo). 

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señala que el progreso tecnológico  de la región sigue estando vinculado principalmente a la demanda. A modo de ejemplo, el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones de Perú ha detectado que las operadoras móviles compiten en precios, más no en mejorar los servicios, una afirmación que puede extenderse a nivel regional con ciertas excepciones. 

Desde el 2016, México, Chile, Colombia, Brasil y Argentina han hecho pruebas con la tecnología 5G y, desde abril del año pasado, Uruguay la implementó en dos ciudades. La Cepal ha recomendado a la región, en diversos informes, que apueste por fortalecer políticas que permitan el uso de tecnologías avanzadas ya que con su uso se mejorarían las condiciones sociales en los países latinos.   

Como movimiento clave, la principal necesidad que los países latinos deben cubrir en la migración a la 5G es invertir en infraestructura e incrementar la disponibilidad del espectro radioeléctrico. Hasta ahora, la apuesta regulatoria ha sido permitirle a los operadores concertar acuerdos para distribuir, colocar y usar de forma compartida sus infraestructuras, pues resultan muy costosas.

De manera complementaria, expertos como la organización GSMA, una asociación de operadores móviles y compañías digitales, detallan que sin las garantías para proteger la inversión de las compañías, estas no buscarán traer sus productos a la región.

Aunque la legislación suele ir un paso atrás de la tecnología, los países deberán prepararse con marcos de derechos mínimos para los usuarios y disposiciones sobre: transacciones electrónicas y uso de servicios; comercio transfronterizo; medioambiente, para los desechos electrónicos; regulación de tarifas de interconexión y competencia, especialmente porque en la región existe la concentración excesiva. 

Se requieren también normas procedimentales en materia penal para denunciar delitos, además de tipificar conductas y una reforma para reemplazar las reglas que se promulgaron para industrias específicas de tecnología o servicios. También serán necesarias nuevas normas en materia tributaria, de seguridad nacional y de protección, privacidad y cesión de datos personales. 

Panorama 

México ha prometido licitar bandas de 3,4 GHz y 600 Mhz a finales de este 2020, bandas consideradas como pilares para 5G. El país tendrá que hacer un reordenamiento sobre su espectro considerando un apagón digital; todavía sigue importando y brindando servicios para aparatos de tecnología 2G. 

Telcel y AT&T han anunciado que concentran esfuerzos para lanzar al mercado la 5G durante el 2020, pero será hasta el 2025 cuando al menos un 14 % de los usuarios tengan acceso a ella. 

En Perú, todavía en septiembre del año pasado, Telefónica mantenía su promesa de implementar este servicio para el 2021. Incluso con su búsqueda de salirse del país, las autoridades peruanas se mantienen optimistas y aseguran que a finales del año estará disponible la banda 5G. Perú trabaja en una nueva ley de telecomunicaciones pensando en la nueva era.

Chile y Brasil, a mediados del año pasado, anunciaron las subastas de sus redes para este 2020. Colombia y Argentina todavía no han definido fechas sobre sus licitaciones de espectro.  

La GSMA esperaba que para este 2020 hubiera al menos 300.000 conexiones móviles de quinta generación y para el 2025 la cobertura del 41 % en Latinoamérica. En contraste, al menos en Perú, todavía en 2019 de acuerdo con cifras de la Sociedad de Comercio Exterior (Comex), más del 60 % de las conexiones móviles pertenecen a redes 3G y la red 4G todavía está en proceso de extensión.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.