Skip to main content
"Abogados latinoamericanos y anglosajones debemos satisfacer la necesidad del cliente que supera cualquier frontera" / Pixabay

María del Mar Heredia: "Debemos transmitir nuestras ideas de forma clara"

"Dentro de lo especializada que es nuestra carrera debemos aprender a hacer las cosas más simples y fáciles de entender"
por Lara Valencia
publicado el29/04/2019

María de Mar Heredia Chamorro es asociada sénior de Paz Horowitz Abogados firma en la que comenzó a trabajar en el año 2012. Se decidió por el derecho corporativo siguiendo el estímulo de desarrollar habilidades muy variadas y aprender de la parte económica de su trabajo.

Tiene claro que quiere llegar a ser socia y dice que trabajar en firma "ha superado las expectativas que tenía". Participó en nuestra serie de entrevistas La firma y los millennials.

—¿Cómo llegó hasta el área de práctica donde está desarrollando su carrera? ¿por qué decidió esa especialidad frente a otras?

María del Mar Heredia Chamorro
María del Mar Heredia Chamorro

—Durante la universidad siempre me interesaron más las materias relacionadas con contratos, derecho civil y negocios. Cuando inicié mi práctica en Paz Horowitz Abogados ingresé directamente al área corporativa liderada por Jorge Paz Durini.

A lo largo de los años, trabajé en varias áreas del derecho como aeronáutico, minería, energía, societario, contratos y fusiones y adquisiciones (M&A). Considero que cada área tiene su encanto y su particularidad, pero decidí continuar con mi especialización en contratos y M&A. Mi decisión se basó en las habilidades que uno desarrolla en esta área, en la necesidad de convertirte en una profesional que no solo entienda la parte legal del negocio, sino que lo comprenda en conjunto incluyendo la parte económica.

Aquí se debe aprender a entender el interés real del cliente, a transmitirlo a la contraparte, a negociarlo y a plasmarlo en un documento. Es una práctica muy versátil y, al final del día, combina lo mejor de cada área del derecho.

—¿En qué aspectos ha cambiado su visión de la profesión legal desde que egresara de la universidad hasta este momento? ¿Es trabajar en una firma tal y como lo imaginaba cuando era estudiante?

—Creo que cuando era estudiante no tenía muy claro hacia dónde iba y menos aún las distintas ramas y campos en los cuales una puede desarrollarse como abogada. Quizás, la única imagen que tenía es la de aquellos abogados litigantes de las películas.

En ese sentido creo que mi profesión me ha dado una sorpresa. Jamás pensé aprender de tantos temas, ni me imaginé que el derecho era tan dinámico y versátil. Disfruto mucho lo que hago, evidentemente de unas cosas más que de otras, pero el trabajar en la firma ha superado las expectativas que tenía.

—¿Cuáles son sus metas en Paz Horowitz Abogados en este momento?

—Sin duda alguna, espero alcanzar en un futuro la categoría de socia de la firma. Creo en el trabajo del bufete y en los principios que manejamos. Me veo trabajando en mejorar el proyecto a futuro y seguir evolucionando en base a las necesidades del cliente y del mercado.

—¿Cuáles son sus herramientas de tecnología legal favoritas? ¿Cómo le ayudan en el desempeño de su trabajo?

—Las herramientas tecnológicas disponibles en Ecuador no son muchas. Quizás LexisNexis es la plataforma más usada y nos permite encontrar con facilidad la legislación vigente en el Ecuador para nuestro soporte y análisis.

Adicionalmente, para temas de investigación de doctrina y libros he usado la plataforma de biblioteca de la Universidad San Francisco de Quito.

—¿Qué sinergias se pueden producir entre el abogado latinoamericano y el abogado anglosajón? ¿Qué tiene uno que aprender del otro?

—Somos distintos de los anglosajones por la manera en la que nuestros sistemas funcionan pero, al final del día, particularmente el trabajo del abogado de firma es muy parecido en ambas culturas. Creo que el principal motivo es la globalización y lo transnacionales que son los negocios hoy en día.

Abogados latinoamericanos y anglosajones debemos satisfacer la necesidad del cliente que supera cualquier frontera cultural, lingüística, legal, económica, etcétera, y complementar el trabajo de cada uno para alcanzar un objetivo.

Quizás los abogados latinoamericanos debamos aprender más de la capacidad analítica e interpretativa del abogado anglosajón, del uso de la jurisprudencia de sus sistemas y sobre la estabilidad de los mismos. Por su parte, el abogado anglosajón debe volverse más versátil y lidiar de mejor manera con el constante cambio de los regímenes jurídicos de las naciones latinoamericanos y el reto que esto implica en el día a día de nuestras actividades.

—¿Qué habilidades que no se aprenden en la escuela de derecho necesita el abogado de hoy?

Considero que una escuela de derecho debe fomentar a un estudiante a ser creativo, a desarrollar su capacidad analítica, a manejar la presión y frustraciones, y sobre todo a tratar con el cliente y transmitir un mensaje claro. En el día a día un abogado enfrenta mucha presión y no es fácil lidiar con ella. El cómo manejarla y, sobre todo, aprender el límite que cada persona tiene solo se aprende con la práctica y la experiencia en el trabajo.

Por otro lado, es importante que como abogados aprendamos a transmitir nuestras ideas de forma clara, para que cualquier persona especialmente quienes no son abogados entiendan lo que estamos intentando transmitir. Dentro de lo especializada que es nuestra carrera debemos aprender a hacer las cosas más simples y fáciles de entender.

Finalmente, muchos pensamos que nunca más tendremos que tratar con números. Esto es una equivocación, al menos si el abogado quiere especializarse en materia corporativa. Los conocimientos de finanzas y contabilidad se vuelven necesarios en las transacciones para entender a gran escala lo que debe instrumentar en el contrato o documentos legales.

—Por último, ¿qué es lo que más une y lo que más separa a su generación de la generación de socios en la firma? ¿Qué opina de la mentoría? ¿Hay algún abogado o abogada que actualmente considere como su mentor o referente en la profesión?

Paz Horowitz Abogados se caracteriza por ser una firma en la que los socios han dado paso y oportunidades a personas jóvenes. A excepción de los socios fundadores no hay una brecha generacional muy amplia.

Creo que, tal y como está estructurada la firma, nos permite a los más jóvenes aprender de quienes tienen mayor experiencia, a escuchar sus consejos y sugerencias. Pero también nos permite discutir, innovar, mejorar y tratar de adaptarnos a una nueva realidad. Ha sido un aprendizaje mutuo en el que hemos combinado por un lado el prestigio, conocimiento, la experiencia, las bases y los valores de quienes fundaron la firma y por otro el espíritu, conocimiento e innovación de las nuevas generaciones.

Considero que es importante que los socios y abogados con mayor experiencia trabajen en un proyecto de mentoría con los más jóvenes. Es importante que desarrollen las habilidades de análisis de las nuevas generaciones, que impulsen el cuestionamiento en el sentido positivo. Por otro lado, son los socios quienes deben inculcar los principios y ayudar a transformarse en profesionales.

Sin duda alguna, mi mentor y referente en la profesión ha sido Jorge Paz Durini, no solo por su profesionalismo y sus conocimientos, sino por su integridad como persona y ser humano.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.