Skip to main content
Alexandre da Fonte Filho: Las empresas seguirán sobreviviendo, pero reducirán costos
Alexandre da Fonte Filho: Las empresas seguirán sobreviviendo, pero reducirán costos

"Faltan nuevos polos de negocio en el noreste de Brasil"

Alexandre da Fonte Filho, director general de Da Fonte Advogados, habla sobre el mercado legal en la región y de cómo las oficinas están enfrentando la pandemia
por Luciano Teixeira
publicado el03/12/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Alexandre Andrade Lima da Fonte Filho es socio director de una de las principales firmas del noreste de Brasil: Da Fonte Advogados. Cuenta con más de 20 años de experiencia en la estructuración legal de inversiones y planificación de la organización patrimonial de grupos empresariales y sus operaciones societarias y tributarias. El abogado también es especialista en incentivos fiscales en la región noreste.

Da Fonte tiene experiencia legal, contable y de administración de empresas y es responsable de la integración entre el área corporativa (M&A, corporativo y contratos) y el área tributaria del bufete, además de litigios tributarios, tanto administrativos como judiciales. En conversación con LexLatin, habló sobre el entorno empresarial en la región y las perspectivas del mercado legal en 2021, especialmente en esta segunda ola de la pandemia.

¿Cómo están afrontando la crisis?

Comenzó muy abruptamente. En Pernambuco, cuando llegó la noticia de que la oficina debía cerrar, sucedió muy rápido. Luego hubo una alternancia de actividades presenciales a partir del 20 de marzo. En ese momento teníamos algunas rutinas improvisadas, solo acceso a archivos y protocolos de seguridad de la información, pero tuvimos que adaptarnos rápidamente.

Teníamos la sensación de que iban a salir mal muchas cosas, pero todo iba bien y para nuestra sorpresa el equipo se estaba adaptando. En los primeros meses, seguimos los indicadores y vimos que había poca pérdida de productividad. Pensamos en un principio que habría una dificultad mayor por parte de nuestros clientes y que afrontaríamos un período de gran default, que no sucedió de forma relevante. Muy pocos clientes solicitaron reajustes de contrato o aplazamiento de vencimiento.

Y llegó mayo y junio y ya teníamos los procesos internos ajustados, nos quedamos en esta nueva normalidad. En junio, la oficina reabrió acompañada de médicos con especialidad sanitaria. Aplicamos los protocolos. Teníamos 50 % de la oficina de regreso, pero los indicadores de COVID-19 empeoraron en los últimos 30 días, así que nosotros en la ciudad, como en todo Recife, tuvimos que dar marcha atrás y hoy tenemos de 20 % a 25 % del estudio presencial y el resto de forma remota.

El trabajo a distancia generó mucho aprendizaje, cuidamos mucho el aspecto emocional del equipo. Algunas personas trabajaban muy bien en casa y tenían más tiempo para la familia, pero a otras les resultaba difícil estar en casa, ya que tienen muchos miembros familiares y no cuentan con un entorno propicio para el trabajo. Ahí fue cuando ayudamos con la infraestructura: reforzando el acceso a Internet, poniendo a disposición computadoras de oficina, una segunda pantalla y poniendo atención al lado emocional.

La práctica jurídica ha aumentado considerablemente. Estamos casi 24 % por encima de la media del año pasado en cuanto a demandas de asesoramiento, muchas peticiones de consultoría, muchas dudas sobre cuestiones legales relacionadas con el COVID-19. El trabajo aumentó mucho porque hubo muchos cambios legislativos en este período. La parte tributaria también cambió con la suspensión de obligaciones, impuestos y certificados.

La parte de propiedad intelectual relacionada con datos también creció mucho porque en este período entró en vigor la LGPD (Ley General de Protección de Datos), un tema que fue muy demandado en ese período. El equipo también tenía una gran demanda con respecto a las revisiones contractuales. El área empresarial, que se ocupa de las asociaciones empresariales, es un segmento que registró mucho crecimiento en este período. Estamos haciendo más declaraciones de compra y venta que el año pasado.

¿Qué tipo de compra y venta?

Adquisición de empresas. Participamos en cinco operaciones de ventas de empresas, una en el segmento de energía y cuatro en el segmento de tecnología. En el ámbito del litigio civil sentimos un retroceso. Nuestra área fiscal es importante. La CAC, que juzga los procesos administrativos, está analizando expedientes con montos de hasta 1,5 millones de dólares (8 millones de reales al 3 de diciembre), por lo que varios casos ya no son juzgados. Por el lado laboral, entendemos que el beneficio del gobierno federal es posponer eventuales discusiones de esta naturaleza. Entonces hubo una reducción en el litigio, pero solo se retiene para 2021.

¿Cómo afronta la firma esta segunda ola de COVID-19?

La incertidumbre es cuánto tiempo seguirá. Tenemos la posible vacuna, pero no sabemos si es una solución y si llegará a Brasil. Si esta segunda ola se va a alargar, no creo que pasemos por un período de acondicionamiento peor que en la primera ola. En cuanto al mercado y las empresas, las que no pudieron atravesar semejante tormenta se quedaron a medio camino. No va a haber un gran número de empresas afectadas.

Han pasado casi nueve meses en los que buena parte del equipo está en casa, lo que provoca que la gente se canse y aumente el nivel de estrés, ansiedad y depresión. Me preocupo más por estas personas que por el entorno empresarial, que no debería empeorar.

¿Qué se necesita para afrontar una crisis como esta en su área en los sectores de planificación, organización empresarial, aspectos societarios y tributarios?

Vemos más empresas revisando su estructura, limpiando la parte física, reduciendo o cerrando espacios y realizando despidos. Las empresas seguirán sobreviviendo, pero reducirán costos, como los gastos de viaje y comerciales que han disminuido significativamente. Quien haga sus deberes sorteará la ola. Tenemos sectores muy afectados, como la construcción civil, donde faltan insumos, cemento, mortero, material de construcción. Pero no creo que la economía vaya a sufrir tanto.

¿Cómo está la región noreste en relación con la actividad legal durante la pandemia?

Todas las firmas se han vuelto más digitales. Con el equipo completamente remoto, los bufetes en São Paulo pueden tener abogados en el noreste y en el interior y viceversa. Los despachos del noreste todavía tienen una tabla de remuneración y honorarios por debajo de las de São Paulo. Este movimiento de mercado más abierto, más accesible para todos, puede brindar a las oficinas que están acostumbradas a trabajar con valores más bajos una buena oportunidad de mercado.

¿Qué tan conscientes están las empresas y los clientes del noreste del tema del mentoring y el gobierno corporativo?

La gobernanza ha crecido mucho en los últimos años. Contamos con un número importante de empresas familiares en las que la discusión sobre la continuidad y el traspaso de poder de generaciones pasa por sectores vitales de gobernanza. Hay un número creciente de empresas en la región con una junta directiva y directores independientes. En los últimos años hemos recibido inversiones de fondos en el área tecnológica. Recife es un centro de tecnología y cada fondo e inversor impone un estándar de gobernanza. La gobernabilidad viene impuesta por la demanda del mercado, por familias que van entrando en sucesión o por inversionistas y asesores.

¿Cuáles son los desafíos de inversión que se enfrentarán en los próximos meses y años como consecuencia de la pandemia?

Tenemos serios problemas de infraestructura: carreteras, puertos y aeropuertos. Hubo un ciclo de atracción de inversiones muy bueno hace unos 10 años. Muchas empresas cerraron después de este ciclo y hoy no hay una agenda para atraer grandes inversiones aquí. El número de empresas de la región es bajo y tiene algún impacto en la calidad del negocio: red de proveedores, distribuidores y logística. Faltan nuevos polos de negocio en el noreste. Hoy está el complejo automotriz, la refinería, pero ha sufrido mucho y varios proveedores tienen dificultades. Falta una política de atracción de inversiones más eficiente y sólida en la región.

¿Cómo trabaja el estudio el tema de la diversidad?

Actualmente, dos tercios de nuestro estudio son mujeres. Existe un comité de diversidad que viene implementando nuestras políticas e iniciativas relacionadas con el tema. El comité tiene tres años y nos ayuda mucho. Nuestra comunicación es muy equilibrada en cuanto a inclusión. No trabajamos cuotas en la oficina, pero somos muy abiertos y el proceso de selección está atento a la diversidad. Seguimos el camino de hacer que todo sea muy natural, con una comunicación transparente e inclusiva para que todos se sientan a gusto.

¿Qué aporta Alexandre da Fonte Filho al mercado legal en el noreste y en Brasil?

El derecho tiene dos mercados: clientes y buenos abogados. Siempre hemos estado muy comprometidos en atraer buenos abogados, una cultura de trabajo en equipo, inclusión, respeto y transparencia. Llevamos ejerciendo la abogacía con compromiso técnico y contamos con 13 áreas de especialización en la firma y una cultura organizacional basada en valores, nos esforzamos por una ética muy fuerte en la prestación de servicios.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.