Skip to main content
"Juan fue víctima de un sistema de donde resulta muy difícil salir. Pero gracias al destino, logró su sueño, volver a España" / Pixabay

¿Por qué un socio de éxito en una firma de abogados cambia de proyecto? El ejemplo de Juan Picón

Los reclutadores tenemos la clave, sabemos el por qué, motivaciones que pocas personas conocen, a veces ni los amigos ni la propia familia
por Alejandro Kress
publicado el03/07/2019
Compartir

Hay una pregunta que muchos se hacen cuando un abogado de éxito cambia de trabajo, de despacho. Por ejemplo, pocos entendieron por qué Juan Picón dejó su cargo como copresidente de DLA Piper a nivel mundial para marcharse a dirigir la oficina de Madrid de Latham & Watkins LLP y al mismo tiempo ser copresidente de América Latina para la firma.

Conocía a Juan y debo decir que él y el expresidente de España, José María Aznar, hacían un buen equipo para temas latinoamericanos, siempre juntos en México y en otros destinos por la región.

La semana pasada tuve la oportunidad de darle el último adiós en Madrid. Allí estaba todo el mundo jurídico junto a su familia. Juan fue, probablemente, el latino que más poder ha tenido en una firma de abogados internacional de primera línea (Latham & Watkins).

Los reclutadores tenemos la clave, sabemos el por qué, motivaciones que pocas personas conocen, a veces ni los amigos ni la propia familia. Nosotros nunca preguntamos “¿por qué quieres cambiar de empleo?”, más bien “¿qué es lo que te falta por hacer?”, “¿qué podrías mejorar en esta posición?”, “¿qué te gustaría hacer en el futuro?”…o a veces simplemente percibimos las razones sin que nos las cuenten.

En este mundo del headhunting en el sector legal no existen las preguntas como “¿qué ocurrió en tu último trabajo?” o “¿por qué buscas trabajo?” Trabajamos con los mejores, abogados de éxito.

Las respuestas a nuestras preguntas transmiten mucha información, pero gran parte de la información se transmite sin palabras, son sensaciones, hechos, percepciones. Hay muchos profesionales que después de un periodo largo en su puesto deciden que es el momento de buscar nuevos retos que les permitan crecer a nivel profesional y, tal vez, encontrar la felicidad o mayor satisfacción en el trabajo.

Juan no buscó un nuevo reto activamente, Juan estaba tan ocupado dando la vuelta al mundo (visitando oficinas y haciendo revisión de más de 500 socios al año) que no tenía ni un minuto para buscar nuevas oportunidades. Pero Juan estaba en el lugar adecuado en el momento preciso.

Haciendo un fácil ejercicio de imaginación, seguro que a todos nos vienen a la mente muchas razones por las que una persona como Juan podía estar satisfecho o muy satisfecho con su posición de copresidente y socio sénior de DLA Piper. A este abogado español se le había nombrado para estos cargos con fecha 1 de mayo de 2016; a partir de aquí, Juan se convirtió en el primer español en presidir un despacho de abogados internacional (entonces DLA Piper era el segundo despacho de abogados por tamaño en el mundo, con algo más de 4.500 abogados en más 30 países). Juan había logrado una posición de responsabilidad a la que pocos latinos tienen acceso, en un mundo dominado por los abogados ingleses y norteamericanos.

Pero Juan aspiraba a más y no lo dudó cuando se le ofreció la oportunidad de subir un peldaño más en su carrera: entrar en la élite de los despachos de abogados, una firma de Los Ángeles que ha triunfado en Nueva York y Londres; una firma que siendo outsider en Wall Street, hoy se codea con las mejores firmas nacidas en la Gran Manzana.

Pocos conocían las verdaderas motivaciones de Juan para asumir este nuevo reto, porque no nos engañemos, el reto no era pasar a dirigir la oficina de Madrid de Latham & Watkins, el reto era pasar de ser presidente de una firma como DLA Piper a ser socio de una firma que exige lo mejor a sus abogados día a día, minuto a minuto. Juan decidió que el reto valía la pena.

Seamos sinceros, ¿de qué sirve estar en un avión dando la vuelta al mundo gran parte del año, visitando oficinas y socios, con un desgaste personal sin igual? Desde luego, a Juan no le ayudó personalmente. Todo lo que pudo aportar a su despacho (antes de unirse a Latham & Watkins) ya nunca se le podrá agradecer lo suficiente.

Algunos despachos deberían replantearse la utilidad de estas posiciones globales, con tanto desgaste personal para los valientes. El mundo ha cambiado, pero ¿no es el socio un ser humano que requiere un entorno relativamente estable para poder ser realmente eficiente en su trabajo? Hay personas dispuestas a todo por una carrera de éxito en el mundo de la abogacía.

Juan no era uno de ellos. Juan fue víctima de un sistema de donde resulta muy difícil salir. Pero gracias al destino, logró su sueño, volver a España con su familia, para pasar más tiempo al lado de su mujer y sus hijos, disfrutar de ellos y de su nuevo trabajo, de sus nuevos proyectos e ilusiones.

Nuestra sección de opinión recibe artículos escritos por profesionales del derecho y ramas relacionadas que quieren compartir sus reflexiones y visión personal de las tendencias en la profesión legal. Si le interesa colaborar, no dude en escribirnos a editor@lexlatin.com para recibir información más detallada sobre nuestra política editorial. Las opiniones recogidas en esta sección son independientes y no representan la línea editorial de LexLatin.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.