Skip to main content
PPU arriba al Perú: los retos de una doble fusión

PPU arriba al Perú: los retos de una doble fusión

por Angela Castillo
publicado el05/02/2016
Compartir

Juan Francisco Gutiérrez y Martín Acero, codirectores de Philippi, Prietocarrizosa & Uría, conversan con LexLatin sobre el inicio de operaciones en Perú a través de la fusión con Ferrero Abogados y Delmar Ugarte, los planes de expansión de la firma y el futuro del mercado legal latinoamericano. Hace dos años, la noticia de la fusión de la firma chilena Philippi, Yrarrázaval, Pulido & Brunner con la colombiana Prietocarrizosa, y la adición de la española Uría Menéndez, lanzó un claro mensaje al mercado legal latinoamericano: “vamos por más”. El siguiente paso se concretó hace poco más de una semana, con el anuncio de su entrada al mercado peruano. Y esta vez la noticia fue aún más sorprendente: la implantación se producía a través de la fusión con dos bufetes locales, Estudio Ferrero Abogados y Delmar Ugarte. El primero, un full-service firm con larga tradición en el mercado peruano (más de 70 años). El segundo, una firma joven con gran experiencia en las áreas de infraestructura, proyectos y regulatoria. Sobre la pregunta obligada de porqué fusionarse con dos firmas al mismo tiempo, Gutiérrez indica que “siempre hemos concebido este proyecto como una plataforma regional con base en los países de la Alianza Pacífico, y en la que Perú ocupaba una posición central. En nuestro afán de encontrar firmas similares en tamaño, estructura y cultura, se nos acercaron tanto Ferrero Abogados como Delmar Ugarte. Entonces para nosotros estuvo claro que la suma de ambas satisfacía nuestros requerimientos plenamente”. Cuando uno + uno = tres Acero, por su parte, rescata el tema de la complementariedad. “Lo primero que hicimos fue una evaluación del mercado legal peruano y analizamos varias firmas. Una de ellas fue Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, pero no encontramos las coincidencias necesarias para emprender el proyecto bajo la misma aproximación en el mediano y largo plazos. Y nosotros no podíamos esperar”. El proceso de evaluación y ejecución del proyecto estuvo liderado por los socios Martín Carrizosa y Federico Grebe, quienes fueron acompañados por firmas internacionales de consultores durante más de seis meses. “Muchas veces los abogados tenemos gran cantidad de ideas en la cabeza, pero no sabemos traducirlas en planes de negocios. Nuestros asesores confirmaron que la entrada en Perú era no sólo una idea de negocios válida, sino una muy potente”, indica Acero. “Partimos entonces de la base de que necesitábamos llegar a los mercados de la mano de firmas líderes”, añade. En contraprestación, en opinión de Gutiérrez, ambos bufetes alcanzaron una plataforma internacional y un nivel de exposición que “sólo una firma como PPU podría ofrecer”. Acero va un poco más allá cuando agrega que “en el caso de Ferrero Abogados es un paso muy valiente, una apuesta por un cambio hacia el desarrollo y la internacionalización de una firma de origen familiar, mientras que en el de Delmar Ugarte, esta era la oportunidad para aprovechar un gran potencial y darle un carácter internacional a su práctica legal y muy particularmente, a las áreas de financiación e infraestructura”. Los retos: liderazgo, cultura organizacional y manejo del conflicto A pesar del camino recorrido en temas de fusiones, ni Gutiérrez ni Acero esconden las complicaciones inherentes a un “matrimonio” entre firmas con historia y culturas corporativas diferentes. Después de todo, el proceso supone la adición de 15 socios por el lado de Ferrero Abogados y 10 por el de Delmar Ugarte, más casi un centenar de abogados entre ambas. En relación con la dirección de la firma, esta “continuará manejada por un consejo de administración que ya tiene la presencia de dos socios españoles, dos chilenos, dos colombianos y, próximamente, se abrirá espacio para dos socios peruanos”, afirma Acero.  “A este consejo reportamos Juan Francisco y yo en condición de socios codirectores, y en Perú tendremos un socio a cargo de la administración -un managing partner-  y un socio director de la misma oficina. La razón es que necesitamos consolidar el proceso de fusión y para ello requerimos el esfuerzo de ambas partes”, indica Acero. En relación con la identidad de los dos socios que liderarán la firma peruana, esperan realizar un anuncio oficial próximamente. Sobre el tema del choque cultural, Acero y Gutiérrez afirman que “son más las similitudes entre los socios de distintas nacionalidades que las diferencias”. Sin embargo, reconocen que el proceso de “unificar” comportamientos sí tomará cierta cantidad de tiempo y mucha gerencia y administración. “En este proceso contamos con muy buenos asesores de negocios, recursos humanos, organización y management”. Finalmente, de cara a los clientes, los socios revelan que la política de la firma ha sido la de ser conservadores. “Somos muy cuidadosos en este tema. Chequeamos conflictos minuciosamente, incluso con Uría Menéndez, que posee una participación del 30% en nuestra firma. Es decir, es un chequeo unificado entre España, Colombia, Chile y Perú”. El futuro: una pausa necesaria Ninguno avizora un movimiento inmediato al próximo mercado de la Alianza Pacífico, México. “Vamos a darnos una pausa para consolidar lo que hemos construido hasta ahora”, indica Gutiérrez. “Lo que sí puedo decir es que somos una firma dinámica que pretende cumplir su cometido de firma regional”, aclara Acero. El abanico de opciones, sin embargo, no se limita a la nación azteca, sino que incluye alianzas locales en los mercados en los que la firma tiene presencia para consolidar o fortalecer nuevas prácticas (de las 13 que actualmente ofrece), además de una permanente búsqueda en otros mercados. “Puedo anticipar que estamos evaluando oportunidades en el mediano y largo plazo. No descartamos nada y es muy interesante ver cómo evoluciona la región. Por ejemplo, el cambio que se inicia en Venezuela. Por otro lado, Ecuador es un mercado interesante, ojalá lo de Argentina se consolide y, en Centroamérica, Costa Rica y Panamá son mercados muy atractivos”, añade Acero. En relación con la posibilidad de expandir los horizontes en una plataforma global, ambos son categóricos: “somos y seguiremos siendo una firma independiente de las firmas globales”. En cualquier caso, ambos señalan que las formas en las que los procesos de “regionalización” se desarrollen están atadas a los movimientos de los clientes. A fin de cuentas, “son nuestros clientes quienes marcan las pautas”, aseguran.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.