ENTREVISTAS


Javier de Cendra: “Para competir en el mercado legal, hay que arriesgarse”

Screen Shot 2017-03-09 at 11.23.59 AM

Javier de Cendra

“Yo creo que la profesión del abogado lleva cierto retraso frente a otras industrias”, sentencia Javier de Cendra, decano del IE Law School, al referirse a los hábitos gerenciales de las firmas. Sin embargo, otorgando espacio a la esperanza, agrega que el mercado legal se está viendo afectado por las tendencias empresariales mundiales. Algunos actores de la escena global han despertado al cambio y están implementando ciertas reestructuraciones y políticas que responden a lo que está pidiendo el mercado.

Así, se hace urgente una conversación sobre hacia dónde va la profesión, y si hay conciencia sobre los cambios que serán necesarios para adaptar a las firmas latinoamericanas; y es atendiendo a esta urgencia que IE Law School prepara el Programa de Management para Firmas en LatinoaméricaBajo esta línea fue que discurrimos con de Cendra sobre el ejercicio de la abogacía, y los vectores que él considera trazan su futuro.  

La globalización

El primer vector que analiza de Cendra es la globalización.

Los sistemas jurisdiccionales latinoamericanos tradicionalmente se han aislado al cambio por vía de sus organizaciones gremiales y entes reguladores. Desde luego, hay casos de casos, pero lo cierto es que hubo una tendencia proteccionista en Latinoamérica que todavía genera incertidumbre en los reguladores —como en el caso de Brasil, donde se resisten a la entrada de firmas extranjeras en el mercado— que se ha ido liberalizando en la mayoría de los países.

En Latinoamérica, el impacto de la globalización ha sido significativo. Se ha visto el desembarco de firmas de EE. UU, Inglaterra, y España. Y esto ha causado cierta inquietud en firmas locales, lógicamente.

Pero la realidad es que detener los procesos globales, por más que propongan dificultades para la empresa local, es contra natura.

En este sentido, de Cendra explica que es inevitable que una firma busque acompañar y llevar a sus clientes de la mano en todo el proceso, incluso -y especialmente- cuando involucra negocios transfronterizos. Y si bien estas firmas vienen con la ventaja de que el derecho angloamericano rige los negocios a nivel mundial, de Cendra ve oportunidad en la competencia.

La llegada de  estas firmas cambia el entorno y crea competencia, que es buena. Han obligado a las firmas tradicionales a adaptarse a las tendencias más actuales, o al menos les han generado la inquietud. Otro impacto positivo, es que los clientes tienen más de dónde elegir. Discriminan más y se convierten en más exigentes. Esto crea un círculo virtuoso que genera eficiencias.

La tecnología

“Las compañías de tecnología crecieron mucho en poco tiempo, y empezaron a entrar en nuevos nichos que antes no existían”, explica de Cendra comparando a las grandes, Google y Facebook, con las posibilidades que existen para el mercado de los servicios jurídicos.

Como lo ve el decano de IE Law School, la tecnología va a permitir soluciones jurídicas a más bajo costo y el desarrollo de negocios complementarios al ejercicio de la profesión. Cada vez más vamos a ver como se gana acceso a lugares y mercados que antes se veían excluidos. Ya hoy vemos plataformas que ponen en contacto a clientes directamente con abogados, por ejemplo.

“Pero la tecnología”, aclara de Cendra, “más que abrir el mercado a otros servicios y a descentralizar el negocio jurídico, es quizás, una de las herramientas más valiosas que tienen los gerentes de firmas de abogados”.

Así, plantea que la aplicación de la tecnología a los negocios ha cambiado el panorama, y que ahora se tienen a la mano sistemas de gestión y solución de problemas que antes no se tenían. Son soluciones que, bien implementadas, permiten reducir costos en el servicio sin bajar la calidad y que abren la posibilidad de ofrecer mejores tarifas a los clientes.

De Cendra profundiza:

La inteligencia artificial no es nueva, pero en los últimos años, con la masificación de la data online, se ha dado un salto tecnológico que permite conocer los mercados. Existe inteligencia artificial capaz de conseguir respuestas de utilidad jurídica, e incluso capaz de hacer el trabajo que normalmente se le asigna a abogados recién graduados, con mayor velocidad y con un margen de error mucho menor. Esto, por supuesto, genera debate e incertidumbre, pero quienes logren ver más allá de los obstáculos, verán los beneficios para su organización.

Sin duda las firmas globales que han desembarcado en Latinoamérica llevarán estas herramientas a las regiones, y las locales deberán adaptar y adoptar. Como ha ocurrido con tantas otras tendencias.

Uno de los grandes errores del pasado era que las firmas no invertían en innovación, cuando el emprendimiento implica, necesariamente, actualizarse en tecnología y adaptarse a la globalización.

Situación político/económica

En la última década se han visto movimientos tectónicos a nivel político en la región latinoamericana. Y si bien por un tiempo hubo una corriente que apostaba por el aislamiento, en los últimos años hemos visto un regreso a la apertura, y una tendencia a la liberalización de los mercados en Latinoamérica.

De Cendra es fiel creyente en que la globalización hace que las oportunidades sean sistémicas, y que, en efecto, potencia el volumen de los tipos de servicio y al mismo tiempo la ultra especialización.

La estabilidad en algunos de estos países ya trae vientos de desarrollo y crecimiento, y consigo la entrada de emprendedores prestando servicios que antes no estaban a la orden.

El techo

El último vector que menciona de Cendra, tiene que ver con una de las consecuencias de la globalización y el efecto que crea a lo interno, en cada uno de nuestros países: las jurisdicciones tienden a quedarle pequeñas a los negocios más agresivos.

Las firmas, naturalmente, siempre buscarán la forma de hacer crecer su negocio. En este sentido, el techo de muchas jurisdicciones latinoamericanas es bajo y, como parte de su desarrollo empresarial, muchas organizaciones han buscado la expansión más allá de sus fronteras.

Claro ejemplo de esto es el rápido crecimiento y expansión de las firmas regionales en Centroamérica. Incluso, se ha visto el crecimiento de algunas firmas boutique, que si bien han mantenido sus especializaciones y nichos, han buscado cruzar fronteras.

De igual manera, han proliferado las alternative business structures, por medio de las cuales los socios han buscado nuevas formas de unirse y que rompen el viejo concepto de sociedad. Estructuras que, bien implementadas, permiten la inyección de dinero externo a la organización. Fondos que bien pueden utilizarse, por ejemplo, para invertir en innovación.

Una solución

Hay que entender los cambios de paradigma, y en este caso el cambio viene impulsado por el entorno.

Antes, la relación cliente/firma era muy personal y a largo plazo. Ahora, la competencia es tan recia que las firmas de abogados deben mantenerse en constante sincronía con el consumidor, y con sus necesidades. Se han encontrado con una cultura nueva en la que hay multiplicidad de opciones y el cliente es quien tiene el poder.

Y no solo esto se limita a la relación cliente/firma, los abogados también son consumidores de la marca del despacho. Están constantemente comparando y midiendo sus opciones. Los despachos tienen que mirar hacia adentro. Hay un cambio cultural y generacional, y hay que buscar la convivencia, especialmente cuando hoy te puedes encontrar hasta con cuatro generaciones dentro de una misma firma.

Son muchos retos, y todos derivan en un gran reto: atender constantemente al cambio.

Dicho esto, los abogados no vienen programados para adaptarse al cambio. De Cendra explica que en la medida que la prestación de servicios jurídicos se ha ido asimilando a otras industrias, también se ha empezado a generar cierta incertidumbre en la Universidades:

Las Universidades se encuentran ante un panorama distinto, en el que hay que formar abogados globales. Además, el nuevo abogado necesita un buen entendimiento del papel de la tecnología como herramienta para desarrollar estrategias eficientes para el negocio. Y esa filosofía del abogado global es la que rige a nuestro Programa de Management de Firmas en Latinoamérica de IE Law School, casada, por supuesto, con las particularidades culturales de la región y las circunstancias a las que se encuentra expuesta. La estrategia es clave, se hace definitoria de la suerte del despacho.

Luego de una pausa, de Cendra hace una última reflexión.

No es normal que los abogados sean amantes del riesgo, pero para emprender en el mundo contemporáneo hay que arriesgarse.

El Programa de Management para Firmas en Latinoamérica de IE Law School se llevará a cabo en Miami del 24 al 28 de abril de 2017. Para más información sobre cómo registrarse pulse AQUÍ.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.



All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar