“Los beneficios que identificamos con esta alternativa eran claros, de inicio conllevaba una importante reducción de costos fijos que dotaría a la firma de una flexibilidad financiera excepcional para afrontar la disminución en la actividad económica que la pandemia trajo consigo”, indica el especialista. / Unsplash.
Pedro Gloria Ponce de León aborda los desafíos y oportunidades sobre la decisión de convertirse en una firma oficialmente de modelo híbrido.