También se registra el interés de algunas empresas por emplear este mecanismo mediante el cual venden, en parte, sus derechos litigiosos y así agilizar el cobro, sin incertidumbre. / Hivan Arvizu - Unsplash.
Es una alternativa para partes que cuentan con recursos suficientes, pero que desean destinar el capital que invertirán en un litigio en otras áreas de su negocio.