Gasoducto Sur Peruano es una de las 16 obras de infraestructura por las cuales es investigada la empresa / Tomada del sitio web de Elector

La constructora peruana Graña y Montero, que en noviembre cambió su denominación social a Aenza, pagará al Estado peruano una reparación civil de 125,7 millones de dólares (480 millones de soles) luego de que, en el marco de las investigaciones por el caso Lava Jato, se revelaran actos de corrupción relacionados con 16 proyectos de infraestructura entregados en concesión, entre ellos el emblemático Gasoducto Sur Peruano.