"Para la ciudadanía el órgano de control ha desnaturalizado sus facultades"

La Contraloría General del Estado (CGE) deberá cumplir nuevos roles. Sin embargo, el desarrollo de sus competencias durante la crisis sanitaria ha dejado mucho que desear. Su inacción o su acción politizada no solo ha incrementado su desprestigio, además ha despertado un clamor urgente para reorganizarla por completo.