Los socios que tienen una relación de larga data con algún cliente serán susceptibles a ceder rápidamente a sus solicitudes de recorte de honorarios / Pixabay

Muy pocos clientes lograrán salir ilesos de la crisis generada por el coronavirus. Este acontecimiento ha ocasionado cambios irreversibles en muchas compañías. Aquellas que logren sobrevivir se volverán más pequeñas y menos robustas. La mayoría de las que sobrevivan lo habrán hecho gracias a la ayuda gubernamental, pero verán su capacidad de gasto comprometida.