Los abogados sobrepasan a otros profesionales en muchos indicadores de disfuncionalidad./ Unsplash, Noah Silliman.

Como parte del trabajo que realicé para El arquetipo del profesional legal, artículo publicado en mayo, he estado explorando en qué situación estamos con respecto del bienestar de las y los abogados. Los hallazgos son perturbadores: tenemos una profesión desbordada de ansiedad, depresión y abuso de alcohol y drogas. No estamos prosperando.