Tanto los FIBRA como los FIRBI son mecanismos de inversión orientados a la adquisición, desarrollo y administración de inmuebles con la finalidad de generar renta. / Unsplash, Dan Gold

Tradicionalmente, la inversión inmobiliaria ha sido considerada como una de las formas de inversión con menores riesgos y mayor seguridad; la compra de un inmueble para arrendarlo y recibir un retorno mensual, con la garantía de su apreciación de valor, parece ser un esquema sumamente confiable. Sin embargo, existen circunstancias y costos que complican y encarecen esta clásica forma de invertir.