El Legal Project Manager se encarga de aterrizar el proyecto (servicio jurídico) tanto en alcance, como en tiempo y costo. / Unsplash, LYCS Architecture

Los clientes del sector legal cada vez son más exigentes y desean que todo ocurra con mayor celeridad, además con alta calidad. Este es un reto que, indudablemente, debe asumir el departamento de gestión del conocimiento, dado que es el encargado de anticiparse a las situaciones para lograr que los abogados tengan la información y el conocimiento necesario para atender las necesidades de sus clientes.