El aumento le daría un punto porcentual más del PIB en recaudación a Boric, unos 2.530 millones de dólares. / Foto: Redes sociales de Gabriel Boric.

El aumento de la inflación y el déficit fiscal deberán ser atendidos por el nuevo gobierno chileno, encabezado por Gabriel Boric, antes de poner en marcha el plan económico que propuso durante su campaña electoral. Esto le tomará al Ejecutivo —al menos— los dos primeros años de gobierno para poder iniciar los cambios prometidos. El camino económico que Boric planteó está delineado por una política solidaria.