Los escenarios de la venta de Banamex

El proceso de venta está sujeto a aprobaciones regulatorias tanto en México como en Estados Unidos. / Tomada de la cuenta oficial de Citibanamex.
El proceso de venta está sujeto a aprobaciones regulatorias tanto en México como en Estados Unidos. / Tomada de la cuenta oficial de Citibanamex.
Citi anuncia que la venta incluye su AFORE, ¿cómo se reconfiguraría el mercado?
Fecha de publicación: 10/06/2022

El anuncio de venta del Banco Nacional de México (Banamex), filial de Citi, ha despertado el interés de instituciones financieras nacionales y extranjeras. Apenas iniciaba 2022 cuando el banco estadounidense dio a conocer su decisión de salir de los negocios de banca de consumo y banca empresarial.

Recientemente, el grupo anunció que en la venta de su negocio en México incluirá Afore Citibanamex, su administradora de fondos para el retiro. Con ello, de acuerdo con Ernesto Torres Cantú, director ejecutivo para la región, lo único que quedará será su banca corporativa y privada. 

El 11 de enero, Citi, que compró Banamex en 2001, dijo que no se va de México, un mercado que considera prioritario, y que seguirá operando el negocio brindando atención a instituciones públicas y privadas, a clientes del sector financiero y de la franquicia del Citi Private Bank, lo que se engloba en la llamada banca al mayoreo. Para ello requiere una licencia de banco local.


Te recomendamos leer: Samuel Libnic y la toma de decisiones bancarias en Latinoamérica


De los bancos mexicanos interesados destacan Grupo Financiero Banorte, Grupo Financiero Inbursa, de Carlos Slim, y Banco Azteca, propiedad del empresario Ricardo Salinas Pliego, y entre los extranjeros, Grupo Santander. Incluso se habla de empresas no bancarias interesadas en el negocio. 

En marzo, BBVA dijo que no presentará oferta alguna, dada su posición en el mercado mexicano. BBVA es reconocido como el banco más grande de México, mercado con un peso significativo en sus beneficios e ingresos globales. Su participación en activos era de 22,15 % al cierre de 2021, con una cartera de más 25 millones de clientes y más de 1.700 sucursales. Le siguen Santander (14,81 %) y Citibanamex (12,43 %), según datos de Rankia. México es el quinto mercado que más beneficios aporta al Santander, que ha dicho que pujará por Banamex solo si no tiene necesidad de ampliar capital. La operación le permitiría a cualquiera de los interesados ganar espacio en el sistema financiero nacional y desplazar a BBVA.

A finales de abril se abrió el data room y del grupo de instituciones mencionadas, solo Banorte y Santander habían tenido acceso al mismo.

Además de valorar la mayor apuesta, los accionistas de Citibanamex aseguran que quieren dejar el banco en manos de una institución que garantice una gestión eficiente en favor de clientes y empleados, de la estabilidad del sistema financiero y del crecimiento de México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que no se impedirá la participación de instituciones extranjeras en el proceso y se mostró a favor de “mexicanizar” el banco fundado en 1884 con capital extranjero y estatizado en 1982, de manera que quede en manos de inversionistas nacionales. Banorte, al igual que Inbursa, espera acudir a la puja en conjunto con otros socios.


Te puede interesar: Citibanamex acuerda vender su negocio de gestión de activos a BlackRock


El proceso de venta está sujeto a aprobaciones regulatorias tanto en México como en Estados Unidos, a la tramitación de licencias y separación de ciertas áreas que comparten los negocios de banca de consumo o menudeo e institucional. Además, está en línea con la estrategia de Citi de simplificar sus operaciones y de impulsar el negocio de Global Wealth. De hecho, también está saliendo de 13 mercados en las regiones de Asia y EMEA (Europa, Medio Oriente y África). Anteriormente, en 2016, se retiró de Argentina, Colombia y Brasil, y mucho antes, en 2014, de Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Nicaragua y Honduras, donde el negocio era mucho más pequeño que en México.

Banamex, que nació como Banco Nacional Mexicano, tiene 12,5 millones de clientes en banca de consumo, 6.500 clientes en banca  empresarial y 10 millones de clientes en la Afore. Su red se compone de 1.300 sucursales. El negocio en venta emplea a 37.500 personas. Se calcula que el precio del banco no supera los 8.000 millones de dólares. En 2001, Citi pagó 12.500 millones de dólares en efectivo y acciones por este, que entonces era el segundo banco de México después de BBVA Bancomer, y 10 años después, en 2011, invirtió 1.000 millones de dólares para modernizar su plataforma tecnológica.

¿Cómo quedará el mercado luego de la venta de Citibanamex?

Nitzia Vásquez Carrillo, profesora de la facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Manuel Díaz Mondragón, presidente del Instituto de Asesoría de Finanzas Internacionales, analizaron el impacto de la venta de Banamex para el sistema bancario. En un documento disponible en línea concluyen que si compran BBVA o Santander “se estaría promoviendo la concentración, fortaleciendo el capital extranjero y manteniendo en su poder el patrimonio histórico de los mexicanos”.

“En caso de fuertes presiones e impulso por una política de revertir el dominio de los bancos foráneos para que los nacionales adquieran el control del sistema bancario, ello representaría una menor concentración, mayor fortaleza de la banca nacional y el retorno de los activos culturales a inversionistas mexicanos”, agregan. 

Sin embargo, observan que el monto de activos que representa Banamex es más de lo que actualmente posee Banorte, Azteca o Inbursa. Creen que Igualmente representaría un mensaje negativo para los bancos controlados por matrices extranjeras y conllevaría a que en el corto plazo también decidieran abandonar el país o mantener únicamente la banca al mayoreo, tal como lo han hecho Banco Alemán, J.P. Morgan y ahora Citigroup.

No dudan que, independientemente del que resulte ser el comprador, “se sostendrá el carácter oligopólico y la amplia concentración en el sistema bancario; simplemente se reajustará la posición de los competidores, sin efectos positivos para los usuarios de los servicios financieros o para los niveles de inclusión financiera”. Tampoco ven los efectos positivos en lo laboral, pues advierten despidos masivos en los cuadros directivos.


*Este texto fue originalmente publicado en uno de los boletines temáticos de LexLatin, negocios - m&a, aquí puedes suscribirte. 

Add new comment

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.