Skip to main content
Evo Morales renuncia a la presidencia / Archivo 

¿Cuáles son los retos para quien asuma el mandato presidencial de Bolivia?

Reestructurar al órgano electoral, quitarle el registro al partido oficialista y combatir la corrupción
por Ana Karen de la Torre
publicado el11/11/2019
Compartir

Tras 21 días de protestas en Bolivia, desencadenadas desde el día de las elecciones, Evo Morales renunció a la presidencia y con él el vicepresidente Álvaro García Linera; la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra Arriaza y el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda. El panorama de conflicto no ha permitido restituir la gobernabilidad en el país. Sin embargo, Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, lidera el camino hacia la pacificación. 

Jeanine Áñez
Jeanine Áñez

La Constitución boliviana establece que ante la ausencia del presidente, el despacho queda en manos del vicepresidente y ante la ausencia de este, quien deberá ejercer la presidencia será el que presida el Senado o la Cámara de Diputados. Con las renuncias de los simpatizantes de Morales cualquiera de las opciones establecidas en la Carta Magna quedó sin operatividad. Por eso, será necesario que la Asamblea Legislativa o Congreso Nacional, que se compone de la Cámara de Diputados y el Senado, sesione este martes a las 3.15 de la tarde y acepte las renuncias de Morales e integrantes de su gabinete y nombre a un reemplazo quien será el encargado de convocar a nuevas elecciones en un lapso de 90 días.  

Si volteamos la mirada al pasado, en 2005 sucedió la última crisis boliviana, esta llevó a la renuncia de cuatro presidentes, el último fue Carlos Mesa, el candidato que obtuvo la segunda gran mayoría en las cuestionadas elecciones que acaban de realizarse. Mesa renunció a su cargo por la situación de ingobernabilidad; con él se fue Hormando Vaca Díez, quien fungía como presidente del Senado, y Mario Cossío, presidente de la Cámara de Diputados. La constitución anterior determinaba que ante estas ausencias quien debía asumir el mandato era el titular de la Corte Suprema de Justicia, por ello Eduardo Rodríguez Veltzé fue nombrado presidente. Después de él, el líder cocalero, Evo Morales, ganó las elecciones y se mantuvo en el poder hasta el pasado domingo.

La constitución vigente al día de hoy no contempla que el titular de la Corte Suprema sea quien dirija al país. Lo viable ahora es esperar la decisión de la Asamblea Legislativa; que por cierto, tiene una mayoría (más del 60 %) de congresistas electos por el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido político de Evo Morales. El primer reto para llevar a cabo la transición será lograr el quorum y el siguiente reorganizar al Órgano Electoral Plurinacional (OEP). La Organización de los Estados Americanos (OEA) ya se pronunció y pidió que todo el proceso electoral inicie desde cero. 

 

De acuerdo con Mauricio Costa du Rels, abogado socio en Würth Bedoya Costa du Rels, consultado en entrevista para LexLatin, una vez reestructurado el OEP se deberá proceder a anularle las siglas políticas al MAS, pues la norma establece que quien genera fraude electoral perderá su registro. De igual manera, el abogado manifestó que vendrá naturalmente la reactivación de la economía y que ahora es imposible conocer el impacto económico de la crisis: las fronteras fueron cerradas para importación y exportación hace siete días. "El gobierno entrante deberá hacer un análisis completo para no caer en el espiral de la crisis. Hay inflación disfrazada y subsidios altos a la gasolina, por ejemplo".

El especialista comentó que el mayor desafío para el gobierno después de las elecciones será liderar la batalla contra la corrupción, "quien venga tendrá la obligación de recuperar los fondos que han sido completamente despilfarrados a causa de la corrupción. Caso Lava Jato-Bolivia, de hecho va a existir". 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.