Skip to main content
Martín Vizcarra, presidente del Perú, en conferencia de prensa por el COVID-19 / Tomada de la Presidencia del Perú
Martín Vizcarra, presidente del Perú, en conferencia de prensa por el COVID-19 / Tomada de la Presidencia del Perú

'Mypes' y sus oportunidades de supervivencia

Las medidas que podrían favorecer a las micro y pequeñas empresas no garantizan su continuidad, estas emplean a casi la mitad de la población
por Ana Karen de la Torre
publicado el07/05/2020
Compartir

La decisión de la entrada al aislamiento social por el Gobierno peruano se vio como una suerte de hazaña heróica —como en algunos otros países—. La popularidad del presidente Martín Vizcarra se elevó a casi el 90 % y en especial se ovacionó de que existiera desde un primer momento un plan económico. 

"También las empresas tienen problemas porque no están trabajando estos días de emergencia y no van a trabajar. En consecuencia, nosotros queremos garantizar la preservación del empleo”, refirió el presidente en su mensaje a la nación el pasado 29 de marzo. 

De acuerdo con la Sociedad de Comercio Exterior del Perú, las micro y pequeñas empresas (mypes) emplean a 8,4 millones de personas, casi la mitad de la población económicamente activa. Además, sus ventas representan cerca del 19 % del producto interno bruto.

Faltan unos días para la reapertura de sectores y LexLatin, con el objeto de conocer el panorama para las mypes, un motor de la economía en el Perú, entrevistó a Álvaro Castro Lora, socio de la firma Sumara Hub Legal. Es experto en finanzas, derecho empresarial y mercado de valores; ha enfocado su práctica en emprendimientos, innovación e inclusión financiera. 

Medidas indirectas y directas pero escasas

Si bien no son disposiciones directas para ellas, las mypes tienen ciertos alivios con las medidas del Estado. La liberación de Compensación por Tiempos de Servicio (CTS)las prórrogas y fraccionamientos de ciertas obligaciones tributarias; la ampliación de los plazos de pago del impuesto a la renta; la liberación de montos de refracción al pagar depósitos del impuesto general a las ventas (IGV) al Banco de la Nación y la devolución, de oficio, del impuesto a la renta.

Incluso, el Gobierno decretó el subsidio del 35 % del sueldo para quienes ganen hasta 440 dólares y se ha aprobado por el Ejecutivo y el Legislativo la liberación de ciertos montos de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), así como dejar de aportar las mensualidades de abril y mayo.

En cuanto al acceso al financiamiento, la Superintendencia de la Banca ha emitido lineamientos para exigir que las entidades financieras reprogramen deudas sin reclasificar a los deudores. 

"Hace pocas semanas, el Gobierno creó el programa Reactiva Perú, el plan de estímulos más agresivo que tenemos al colocar 30.000 millones de dólares de garantía del Banco Central de Reserva (BCR) para créditos y financiamientos de las empresas en general”, detalló Álvaro Castro Lora.

El abogado dijo que este fondo ofrece una cobertura de hasta el 98 % de los créditos y que la tasa de interés será la misma que pagará el banco por acceder a ese fondo. El punto débil de este programa es que se excluyó a las cooperativas y edpymes como canalizadores de los recursos, dejándole a los bancos esta tarea. 

"Las entidades bancarias no están acostumbradas a prestar a las pymes y además no están obligadas. Entonces el banco tiene que hacer su evaluación crediticia y el tema es que ese dinero llegue a las pymes y no solo a las empresas grandes. Esperemos que los bancos se pongan la camiseta y sean agresivos al momento de hacer la colocación de los créditos. Si el dinero solamente llega a los grandes, las pequeñas van a quebrar y ahí es donde está el mayor porcentaje de personas empleadas en el Perú”. 

Sí hay un fondo creado específicamente para las mypes lanzado por el Ejecutivo por la crisis, el Fondo de Apoyo Empresarial a las Micro y Pequeñas Empresas (FAE-Mype). Este consta de poco más de 234.983 millones de dólares y al igual que Reactiva Perú, la colocación del dinero es a través de los bancos. 

Álvaro Castro Lora refiere que en este contexto hay un cambio favorable para un fondo mype que hace años existía, el fondo Crecer. Se ha permitido que las compañías de factoraje (un boom para la economía peruana) reciban el dinero para hacer crecer a las empresas. “Está siendo un diferenciador en cuanto a acceso de liquidez para las mypes”, este fondo además fue ampliado.

En este tema, el abogado de Sumara hace una anotación referencial. “Se ha dejado fuera al mercado de capital. Se ha dejado fuera, por ejemplo, que las colocaciones de estos programas sean a través de un fondo de inversión o de una operación de emisión de deuda o de una titulización de activos. Por ahora, el mercado de capitales aparentemente no es considerado relevante por el Gobierno como mecanismo de canalización de recursos”.

Es de mencionar que el nuevo Congreso ya ha puesto los ojos en el asunto. Este jueves 7 de mayo, la bancada del Frente Popular Agrícola FIA del Perú (Frepap) presentó un proyecto de ley para excluir a las grandes empresas de los subsidios gubernamentales durante el estado de emergencia. 

Opciones de supervivencia al corto plazo

Durante este periodo de cuarentena obligatoria, las micro, pequeñas y medianas empresas han tenido que decidir entre seguir operando y cerrar sus negocios. A decir de Álvaro Castro Lora, la primera opción implica una encrucijada entre seguir pagando sueldos, beneficios y gastos de proveedores, sin generar ingresos o con ingresos reducidos.

"¿Qué se hace en una situación como la de ahora? Veníamos de un contexto de crecimiento sostenido y se avecina una situación de contracción. No solamente no vamos a crecer, sino que nos vamos a contraer. ¿Qué hacen estas empresas?, ¿cómo asumen el futuro?, ¿cómo sobreviven al corto plazo?”, se cuestiona el socio de Sumara Hub Legal, “las empresas deben considerar reducir el costo fijo y acceder al financiamiento, pero revisando las condiciones. No sirve de nada obtener un financiamiento caro”. 

El abogado comparte que en su experiencia muchos emprendedores le han preguntado si acaso despedir es la mejor salida y su respuesta es no. “Cuando venga un periodo de reactivación tendrán que contratar a más personas, capacitarlas, aprender a trabajar con un equipo nuevo, ni hablar del golpe a la moral del equipo”. Aunado a esto, despedir no es lo más barato para las mypes si es que no cumplieron los requisitos formales de inscripción al régimen que les corresponde, que sí hay uno, pero se debe registrar ante el Ministerio del Trabajo y no solo contratar a personas por recibos por honorarios. 

"Ahora mismo no habrá entes fiscalizadores del trabajo ni juzgados laborales abiertos. Pero apenas abran, se podrían llenar de multas y sentencias que cumplir a favor de los extrabajadores. De ser posible, lo que ahora conviene es llegar a acuerdos con los empleados, uno de esos pactos puede ser reducción de salario y de las horas de trabajo a la semana. Acá todos somos conscientes de que las empresas, no es que se hayan vuelto locas y maliciosamente quieran despedir gente, sino que se viene una crisis financiera importante”. 

El Ejecutivo aprobó la suspensión perfecta de labores. Esto significa que el trabajador deja de laborar y el empleador no paga sueldos por un tiempo. Esta figura deja en desprotección a los trabajadores con la imposibilidad de que accedan a uno de los bonos sociales del Gobierno, pues permanecen en sus empleos.

Para Álvaro Castro Lora, el tema es una realidad, más allá de que sea criticable y puntualiza, “solo al término de la crisis sabremos si estas eran las medidas correctas”.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.