En este artículo analizamos uno de los problemas que más habitualmente afectan a las firmas de abogados en la actualidad: la falta de diferenciación. En un mercado tan exigente como el actual, esta falta de diferenciación se convierte en una amenaza para su supervivencia.