Uno de los desafíos centrales de la gestión de proyectos legales es volverla significativa y accesible para quienes aún la desconocen. De ahí la importancia de preservar la simplicidad del enfoque (así como del lenguaje utilizado). Es así que este artículo ha sido escrito en sintonía con esa filosofía.