Skip to main content
Piñera anuncia nueva agenda social en medio de protestas masivas. Foto: gobierno de Chile

Las reformas que intentan calmar a Chile, ¿en qué consisten?

El Congreso ya redujo su dieta y al número de sus legisladores. Hay propuestas de salud, pensiones, ingreso mínimo y tarifas en servicios públicos. A pesar de estas medidas se cumplen 13 días de protestas
por Ana Karen de la Torre
publicado el29/10/2019

El presidente Sebastián Piñera anunció una serie de reformas, ‘la nueva agenda Social’, en atención a las protestas masivas en Chile. Incluso este lunes por la tarde nombró un nuevo gabinete. Estas medidas, sin embargo, no han calmado los ánimos en el país, las manifestaciones siguen y hoy cumplen 13 días. Pero, ¿en qué consisten las reformas de Piñera? 

El pasado 22 de octubre el mandatario chileno anunció medidas sobre el sistema de pensiones, salud, ingreso mínimo, tarifas eléctricas, mayores impuestos a los sectores más adinerados, creación de una defensoría de víctimas de la delincuencia, mayor equidad entre comunas de altos y bajos ingresos y reducción de las dietas de los congresistas y de los salarios de los funcionarios. Además, está la limitación de las reelecciones y el recorte del número de parlamentarios. La última propuesta es un plan de reconstrucción de los bienes dañados en medio de las protestas. 

Sobre el sistema de pensiones, la promesa consiste en un aumento del 20 % a la Pensión Básica Solidaria (PBS) y del Aporte Previsional Solidario (APS). La primera es un beneficio de casi 150 dólares reajustables cada año. El Gobierno lo otorga mensualmente, por vejez (65 años) o invalidez a personas que no tienen acceso a pensiones del régimen previsional. Se desprende de la Ley de la Reforma Previsional publicada en marzo de 2008 y reformada el pasado 2 de febrero. El APS también es financiado por el Estado pero para las personas que hayan cotizado al sistema de pensiones contributivo y tengan una base mayor que cero e inferior o igual a la máxima con aporte solidario. 

"También el proyecto contempla que el Estado haga algo que nunca ha hecho: aportar recursos públicos al ahorro previsional de dos grupos muy importantes, la clase media y las mujeres, que han estado muy postergadas en nuestro sistema”, expuso Piñera. Esta medida también incrementa un punto porcentual la cotización de pensiones (alcanzando así el 15 %) que estaría a cargo de los empleadores. La recaudación se usará para financiar seguros sociales.

En el rubro de salud, lo que propuso Sebastián Piñera fue urgir al Congreso la discusión del proyecto de ley que crea el Seguro de Enfermedades Catastróficas. El jueves pasado la Comisión de Salud del Congreso aprobó el decreto. La iniciativa dispone que ante emergencias o enfermedades de alto costo no cubiertas por los planes de salud, exista un ‘techo’ en el gasto de las familias, es decir, se fijará un límite y el exceso de ese límite será cubierto solidariamente por el Seguro. 

Se plantea la creación de un seguro que cubra parte del gasto de los medicamentos y la ampliación del convenio del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) con las farmacias para reducir el precio de los mismos. 

El mandatario ha fijado el monto de 480 dólares mensuales como ingreso mínimo garantizado, es decir, que el Estado aportará un 15 % para complementar los sueldos más bajos de los trabajadores con jornada completa. El sueldo mínimo chileno ahora es de 410 dólares. 

La nueva agenda social plantea la estabilización de las tarifas eléctricas y con ello anula su reciente alza de 9,2 %. Hace nueve días se anuló el aumento de la tarifa del subterráneo, medida que originó las protestas masivas (podía implicar el desembolso del 13 % de los salarios más bajos en el país). 

El presidente chileno aseguró que todos los proyectos presentados ante el Congreso son viables con la creación del Impuesto Global Complementario, por el que se cobrará un 40 % de las rentas superiores a 11.000 dólares mensuales. Algo que prevé la recaudación de 160 millones de dólares. 

En cuanto a las reformas políticas, la propuesta de Piñera se inclinó en reducir la cantidad de congresistas y su remuneración mensual. El Congreso chileno es el más costoso de la región, con una dieta mensual de 24.599 dólares. La propuesta está por lograrse pues el pasado 22 de octubre, luego de seis años de congelamiento, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa que encajaba con lo planteado por el presidente. Quedan pendientes la reducción de los sueldos en la administración pública y la limitación de las reelecciones.

Las críticas desde la oposición a las medidas del mandatario chileno van en el sentido de que se requerirá una reforma tributaria para su implementación, o bien que no dejan de ser modestas modificaciones que no atienden los problemas estructurales. Por ejemplo, la fundación Espacio Público realizó un análisis en el que concluye que la inversión total representaría el 0,4 % del PIB, cuando solo las pensiones de las Fuerzas Armadas representaron el 1 % para el 2018.  

Estallido de las manifestaciones

El miércoles 16 comenzaron las manifestaciones en Santiago por el alza de la tarifa del subterráneo. Al día siguiente, el Financial Times publicó el texto Sebastián Piñera, presidente de Chile: ‘Estamos listos para hacer de todo y no caer en el populismo’; por el que el mandatario se jactó de que en un contexto de crisis latina, Chile parecía un oasis. Un día después de la publicación se masificó la protesta así como los reclamos: acceso a la salud, atención en el sistema de pensiones, educación pública y gratuita, ajuste en las tarifas de servicios públicos y aumento del salario mínimo. 

"Mira hacia Latinoamérica. Argentina y Paraguay están en recesión, México y Brasil en estancamiento. Perú y Ecuador están sumergidos en crisis política y en este contexto Chile parece un oasis porque nosotros tenemos democracia estable, una economía creciente, estamos creando trabajos, mejorando los salarios y estamos manteniendo el balance macroeconómico… ¿es esto fácil? No, no lo es. Pero vale la pena luchar por ello”, expresó el presidente chileno.

A comienzos de este año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se pronunció, mediante un informe, sobre la desigualdad en la concentración de la riqueza del país. Se calculó que el 1 % de la población acumulaba el 26,5 % del capital.

Chile se ha preocupado por mantener sus indicadores macroeconómicos estables durante décadas. Este año en dos ocasiones el Fondo Monetario Internacional había previsto una reducción leve de la proyección del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, sin dejar de considerar que sería el tercero de la región que más crecería.

Para este martes se convocó a una nueva mega marcha, las pancartas y los manifestantes han considerado que se necesitan reformas profundas y la renuncia del presidente.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.