Skip to main content
Regresa el peronismo a Argentina. Foto tomada de twitter.

Alberto Fernández, presidente de Argentina... ¿Ahora qué sigue?

El 'kirchnerismo' recibe una nueva oportunidad para levantar a un país hundido por la inflación, la pobreza y el desempleo
por Ana Karen de la Torre
publicado el27/10/2019
Compartir
Tags

Argentina

Este domingo, más del 48 % del electorado argentino eligió el retorno del kirchnerismo, la corriente política que dirigió al país durante 12 años con el matrimonio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Su abanderado, Alberto Fernández, virtual presidente, derrotó a Mauricio Macri al conseguir más del 45 % de los votos, lo que cierra la puerta a una segunda vuelta. A pesar de la derrota, la diferencia no fue tan grande como se esperaba, lo que fortalece a la nueva oposición. Las elecciones le dan una nueva dirección a la Argentina sobre el modelo económico que adoptará para intentar salir de la tercera crisis económica que enfrenta desde la década de los 90.

Con una participación del 81 % del padrón electoral, Alberto Fernández obtuvo la victoria frente al actual presidente, Mauricio Macri, quien inició su administración en 2015 con la prioridad de salir del default de la deuda externa que llevaba 14 años y reducir los déficits para hacer que la Argentina regresara al mercado internacional de capitales. Para conseguirlo pagó más de 9.352 millones de dólares a los holdouts y 3.000 millones de dólares a bonistas reestructurados para liberar deudas originadas décadas atrás con la crisis económica de 2001. No obstante, las políticas del mandatario no fueron suficientes para hacer marchar en buenos términos a la economía del país.

Los más recientes números indican que la inflación acumulada es del 53,5 % en los últimos doce meses, la pobreza está en un 35,4 % y hay un 10,6 % en desocupación, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC).

Las propuestas de Alberto Fernández

El nuevo presidente de Argentina no ha sido claro sobre cuál será el plan a seguir para escapar de la crisis actual. A lo largo de su campaña y durante el segundo debate presidencial, Fernández prometió establecer un plan de créditos para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que involucre el subsidio de tasas; potenciar las exportaciones para incrementar el flujo de dólares en el país; renegociar los plazos de pago con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y pagar los vencimientos de 2019 para nuevas negociaciones que buscaría hacer con el actual gobierno. Aseguró que no aceptará un ajuste con déficit cero y tampoco declarará un default unilateralmente. “Vamos a darle a los sectores medios la posibilidad de acceder a un crédito para que puedan tener su propia casa”, declaró sobre el fomento a los planes de vivienda.

Fernández también propuso un congelamiento de precios por 180 días; aumentar los salarios desde su entrada al gobierno e incentivar el consumo en vías de generar inversiones. Aumentar los impuestos a los bienes personales para cerrar la brecha fiscal; recortar los recursos de coparticipación a Buenos Aires y bajar las tasas de interés. Comentó que su apuesta sería impulsar la tarifa social y el comercio exterior. Asimismo establecer relaciones con la Unión Europea, principalmente como socio estratégico. 

Mientras las opiniones de los especialistas en medios locales e internacionales se han polarizado en cuanto a si hay o no condiciones para el retorno de las políticas kirchneristas, marcadas por la nacionalización de empresas tanto de servicios públicos como de aerolíneas, fondos de pensión y la petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), lo cierto es que Cristina Fernández de Kirchner es ahora vicepresidenta electa y el peronismo regresa al escenario presidencial en el país sureño.

 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.