Skip to main content
Panamá aspira a que en el 2050 la capacidad instalada de energía renovable supere el 70 % a nivel nacional / Pixabay

Vivian Velarde: “Generar energía solar y proveer electricidad a cientos de familias me hizo descubrir la industria”

La asociada de Arias en Panamá quiere enfocar su carrera en los proyectos de energías renovables
por Lara Valencia
publicado el28/08/2019

Vivian Velarde se incorporó muy recientemente (enero de este año) al departamento regulatorio de Arias en Panamá. Le interesan, especialmente, la agenda energética de su país y trabajar en proyectos de energías renovables.

En La firma y los millennials habla de su experiencia con el derecho anglosajón en su paso por el Reino Unido como estudiante y de las habilidades que adquirió como abogada en la rama del derecho penal.

Vivian Velarde
Vivian Velarde

—¿Por qué decidió trabajar en el área de las energías renovables?

—En el año 2015 tuve la oportunidad de participar como voluntaria en la Fundación Caminos de Luz y Esperanza, en Panamá. Esta organización se dedica a la instalación de paneles solares en comunidades de difícil acceso, que no cuentan con suministro de electricidad. Vivir de primera mano la experiencia de generar energía eléctrica solar y así proveer electricidad a cientos de familias, me hizo descubrir una industria que no conocía. Aunado a esto, el deseo de contribuir en la implementación y desarrollo de esta industria en mi país, fue constitutivo para escoger mi área de especialización. 

Por ello hice una maestría en Derecho de la Energía y el Medio Ambiente en Reino Unido, ya que es un país que se encuentra a la vanguardia en la generación de energía renovable.

—¿Es trabajar en una firma tal y como lo imaginaba cuando era estudiante?

—Mi visión ha cambiado en varios aspectos tras iniciar el ejercicio de la abogacía. He podido experimentar la gran diferencia entre la teoría y la práctica. Si bien la teoría es una base fundamental en la formación del abogado, en la práctica el abogado se enfrenta a temas desconocidos y circunstancias cambiantes, a través de las que crecemos y desarrollamos la lógica legal.

Siempre quise trabajar en una firma de abogados. Es un lugar en el que se puede aprender diariamente, lo que es una de mis filosofías de vida. Una firma de abogados cuenta con socios con años de experiencia, distintas áreas de práctica y clientes en diferentes rubros, lo que me permite obtener un crecimiento integral.

—¿Cuáles son sus metas en Arias en este momento?

—Contribuir al posicionamiento de esta como una firma líder para inversionistas, nacionales y extranjeros, interesados en desarrollar proyectos de energía renovable en Panamá.

—¿Cuál es la agenda política energética del país? ¿Existen políticas públicas vanguardistas y sólidas para la producción y consumo de energías renovables?

—Panamá se ha trazado metas ambiciosas en esta industria al estimarse que, para el 2050, la capacidad instalada de energía renovable supere el 70 % a nivel nacional. En cuanto a infraestructura, actualmente se está trabajando en la licitación de la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica y en la construcción de parques eólicos y otros proyectos de energía renovable.

En cuanto a la política energética del país, puedo mencionar que recientemente se firmó un acuerdo con Estados Unidos para impulsar proyectos de energía renovable. Adicionalmente, las leyes en esta materia reconocen varios incentivos fiscales a los inversionistas de generación eléctrica alternativa, con el fin de fomentar estas inversiones. En la agenda energética del país también se considera realizar una modificación de ley a la “potencia firme de cero” asignada a las fuentes renovables, para que la venta de energía limpia sea más competitiva en el mercado mayorista de electricidad.

—¿Cuáles son sus herramientas de tecnología legal favoritas? ¿Cómo le ayudan en el desempeño de su trabajo?

—Entre mis herramientas de uso diario se encuentran GlobaLex, InfoJurídica y los sitios web de las diferentes instituciones gubernamentales de Panamá, tales como el de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) y el registro público, entre otras.

El desarrollo de este tipo de herramientas tecnológicas es sumamente importante y beneficioso. La búsqueda de leyes y sus modificaciones es una tarea que puede llevar horas. Sin embargo, estas plataformas digitales permiten obtener la información rápidamente.   

—¿Qué sinergias se pueden producir entre el abogado latinoamericano y el abogado anglosajón? ¿Qué tiene uno que aprender del otro?

—Vivimos en un mundo globalizado, unido por la tecnología. Actualmente, las empresas buscan expandir sus mercados y extender el alcance de sus servicios a diferentes regiones. El abogado latinoamericano y el anglosajón pueden trabajar de la mano para ampliar su cartera de clientes y no limitarse a un solo país.

Por otro lado, el derecho anglosajón es más dinámico que el derecho civil, por estar fundamentado en jurisprudencia. De esta manera, los jueces se pueden ir adaptando a la cambiante realidad en sus dictámenes, mientras que el derecho en Latinoamérica se ajusta a regulaciones que no suelen cambiar frecuentemente. Ese dinamismo del derecho anglosajón puede ser adoptado por el abogado latinoamericano.

—¿Qué utilidad tuvo para usted hacer una maestría sobre derecho energético y medioambiente en un país anglosajón?

El método de enseñanza en el Reino Unido sigue una ideología pragmática. Los profesores buscan transmitir lo útil y práctico de cada tema, en lugar de apegarse a la teoría. Esto puede lograrse en el derecho anglosajón, ya que cuenta con el dinamismo del que carece el derecho civil al tener códigos con normas preestablecidas. 

El abogado latinoamericano profundiza en un sinfín de detalles antes de rendir una opinión. Del método de estudio de Reino Unido aprendí a expresar mis ideas de manera directa y con mayor claridad a través del constante análisis de jurisprudencia.

Por otro lado, el derecho energético es bastante técnico. Regulaciones en temas como el estudio de impacto ambiental y licencias de acuerdo con la potencia instalada guardan relación, a pesar de haber sido estudiados en sistemas jurídicos diferentes.

—¿Qué habilidades necesita el abogado de hoy?

—Debe ser innovador y con una alta curiosidad intelectual que lo motive a mantenerse actualizado. Creo que las escuelas de derecho en Panamá deberían fomentar el desarrollo de habilidades como la redacción, dominio del lenguaje, técnicas de comunicación, sociabilidad, flexibilidad y buen uso de la psicología.

Gran parte de nuestro trabajo consiste en redactar, desde preparar memoriales para los tribunales hasta opiniones legales sobre temas diversos. Es importante tener conocimientos de redacción para transmitir ideas claras y con una estructura adecuada. Adicionalmente, todo abogado debe saber comunicarse y socializar, para empatizar con el cliente y comercializar su trabajo.

—Respecto al buen uso de la psicología en la profesión, ¿podría compartir alguna anécdota? ¿Cuáles han sido sus mayores desafíos para gestionar la parte emocional de tratar con clientes y otros abogados?

—Trabajando en la rama del derecho penal, comprendí la importancia del buen uso de la psicología en el derecho, principalmente con los clientes. Estos casos penales son muy sensibles, ya que muchas veces atentan contra derechos fundamentales de los involucrados. No es fácil decirle a un cliente que fue estafado con todos los ahorros de su vida, ni comunicarle a un hijo que su madre está detenida y explicarle las razones. En casos como estos, ser empáticos con el cliente producirá una diferencia notable.

—¿Qué es lo que más une y lo que más separa a su generación de la generación de socios en la firma? ¿Hay algún abogado o abogada que actualmente considere como su mentor o referente en la profesión?

—En Arias nos une la pasión por el derecho y la excelencia del trabajo realizado. En cuanto a lo que nos separa, puedo decir que podría ser el manejo de la tecnología. Mi generación ha crecido con un sinfín de recursos tecnológicos al alcance, que incluimos en nuestro día a día, a diferencia de algunos socios de la firma.

Creo en la mentoría por todo lo que podemos aprender en este proceso, de la mano de personas más experimentadas, sabias y con logros alcanzados. Veo en ella una forma de aprender y desarrollarme profesionalmente. He tenido la dicha de contar con tres mentoras, cada una de mis jefas, mujeres, profesionales y con un grado de inteligencia excepcional: Francesca Vásquez, Edna Ramos Chue y Siaska SSS Lorenzo. Cada una, con su manera propia de trabajar, disciplina y compromiso, ha maximizado mis conocimientos y aptitudes.

 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.