Skip to main content
"Tendremos un período acelerado de transacciones en el segundo semestre y principios de 2021"
"Tendremos un período acelerado de transacciones en el segundo semestre y principios de 2021"

Tito Andrade: "El mercado legal debería recuperarse en los próximos meses"

El socio gerente de Machado Meyer habla sobre las perspectivas y desafíos de las grandes firmas ante la crisis del COVID-19
por Luciano Teixeira
publicado el23/07/2020
Compartir

Tito Amaral de Andrade es socio administrador de una de las firmas más importantes de Brasil: Machado Meyer Advogados. La firma tiene 47 años de historia, 82 socios, 700 empleados y atiende a 8 de los 10 grupos empresariales más grandes del país.

El socio, especialista en derecho del consumidor, procedimientos de concentración e investigaciones de competencia, asumió el cargo de Machado Meyer en 2018. Para él, la crisis de la pandemia requiere atención a los procesos, lo que incluye empleados, clientes y cómo lidiar con la tecnología y los nuevos hábitos. En conversación con LexLatin, el abogado revela cómo la firma enfrenta uno de los períodos más turbulentos de la historia brasileña reciente.

¿Cuáles son los principales desafíos que ha enfrentado en estos casi cinco meses de pandemia?

Tito Andrade: Justo al principio, en marzo, había miedo a lo desconocido. Fue un gran susto, una ola muy grande, muy rápida. Teníamos una primera preocupación: ¿hasta qué punto estaría preparada la firma para poder trabajar con todos los empleados de forma remota? Eso sucedió no solo en el sector legal. Las empresas en general experimentaron este problema.

¿Cómo fue el cambio?

Afortunadamente, las cosas funcionaron bien. Nuestros abogados ya trabajaban con computadoras portátiles ya que habíamos invertido en esta área. Trabajamos en la nube, lo que significa que no tienen que pasar por la oficina y resulta una mejor experiencia, con mayor eficiencia. Desde el punto de vista de la infraestructura, las cosas resultaron mejor de lo que imaginábamos.

Y luego comienzas a estructurarte, algo que involucra tanto a los abogados como a la parte administrativa. Tienes que migrar a una plataforma digital, aprender a hacer cosas que solíamos hacer de manera física y en persona. Esto implica entrenar personas.

Toda la red de la Academia Machado Meyer [que promueve la capacitación del equipo en asociación con instituciones como la Fundação Getúlio Vargas (FGV) y la Casa do Saber] necesitaba migrar al entorno virtual. Necesitábamos mantener a la gente comprometida con un calendario lleno de eventos. Toda la oficina tuvo que migrar a este mundo digital y fue un desafío, pero creo que pudimos completar esta etapa con éxito.

La primera preocupación era la salud de las personas, nuestros empleados. Luego, obviamente, los negocios, cómo continuaríamos, cómo reaccionarían los clientes, cómo reaccionaría la economía. Allí hubo una preparación integral, tanto para preservar el flujo de caja de las oficinas, como con medidas para reducir los proyectos no esenciales y la suspensión de la contratación de todos los puestos vacantes. Fue un reto tratar de ver qué tan profunda era la crisis y hacia dónde iríamos.

¿Qué áreas han sido más demandadas?

Al principio había mucho trabajo relacionado con ejecución y renegociación de contratos en el área de litigios. En el área laboral, una serie de medidas provisionales (MP) de exenciones de nómina, además de algunos temas relacionados con el trabajo remoto. En el área tributaria lo mismo, hubo discusiones relacionadas con el aplazamiento de los impuestos y, finalmente, el impago de otros. 

Desde el punto de vista de la administración, comenzamos a mirar todo de una manera más cuidadosa y regular. Lo que observábamos una vez al mes comenzamos a verlo una vez a la semana. Lo que se veía todas las semanas, comenzamos a verlo a diario. Y un seguimiento riguroso y de manera regular a las finanzas de la oficina, más de cerca, para que, eventualmente, podamos tomar cualquier acción que sea necesaria.

Más que nunca, la comunicación y la transparencia deben ser muy importantes y deben fluir para que toda la oficina siga lo que está ocurriendo y también para calmar, comunicar y tomar las decisiones que deban tomarse.

¿Cómo están reaccionando los clientes en este momento?

Tito Amaral
Tito Amaral

Los clientes también se vieron afectados de una manera diferente. Ciertas industrias,  hotelería, turismo y aviación se han visto muy afectadas y, obviamente, somos muy sensibles a las conversaciones con los clientes. Algunos pidieron posponer el pago, revisar tarifas, posiblemente nuevos arreglos, creo que todo esto sucede y es parte de una relación dinámica a largo plazo. Otras industrias sufrieron un impacto menor. La tecnología, por ejemplo, y el comercio minorista en línea han crecido.

Era importante mostrar que estábamos muy cerca de ellos y muy atentos, sensibles a las demandas específicas. También tratando de brindar contenido informativo que fuera analítico e importante para el negocio de cada uno.

La crisis generó mucha información y lo que intentamos hacer fue filtrar para llevar de manera individual a cada tipo de cliente la información legal que pensamos que podría ser importante para el día a día. Estamos acostumbrados a encuentros, a reuniones, a salir a almorzar, a hacer eventos en la oficina y todo terminó de repente. Tuvimos que tratar de mantener esta relación de otra manera, mediante encuentros y reuniones, aunque fueran virtuales, y seminarios web.

¿Hubo un cambio en la firma, en las actitudes de los abogados y clientes?

Las firmas de abogados necesitan mirar al mundo, nuestra sociedad, nuestro entorno y cada quien a su manera. A partir de ahí, dentro de nuestro límite y  espacio, intentar hacerlo mejor.

Creo que esto es parte de la discusión ambiental, social y de gobernanza. Creo que firmas como la nuestra, que son como empresas, con mucha gente, tienen un papel importante en este proceso, en la discusión de temas que hoy son tan importantes para nuestros empleados y clientes.

¿Cuéntenos un poco más sobre estos valores?

Mirar los derechos de las minorías, la igualdad racial, la equidad de género, una serie de valores que son fundamentales para un país como el nuestro. La firma siempre ha valorado la educación, un elemento que transforma efectivamente las sociedades. Es una visión que viene casi naturalmente y creo que está impregnada en nuestro ADN.

¿Cuál es el papel de la diversidad en el futuro del derecho, en la visión de las grandes firmas de abogados?

La diversidad es un tema muy relevante, creo yo, para el derecho y para las empresas porque aporta diferentes opiniones y puntos de vista, además de diferentes formas de ver las cosas.

Esta pluralidad tiene consecuencias muy positivas en nuestro desempeño, nos permite ver el mundo a través de otros lentes, ayuda a construir un mejor ambiente interno y mejores soluciones para nuestros clientes.

¿Cuál es la perspectiva económica para este segundo semestre y el próximo año?

Hay un fenómeno muy similar que sucedió en todo el mundo: el estímulo fiscal y monetario que dieron las autoridades. Tenemos mucha liquidez, se puso mucho dinero en el mercado. El Gobierno fue de alguna manera capaz de mantener los ingresos y la demanda con los programas que se hicieron. Entonces hay mucho dinero y los inversionistas, en este mercado con tanta liquidez, están buscando buenos proyectos.

¿Qué negocios prevé que se concretarán en el mercado en los próximos meses?

Tenemos un escenario muy positivo, con mucho dinero, liquidez y bajas tasas de interés. Si observas, la Bolsa de Valores de Brasil ya pasó los 100.000 puntos. Con un interés de 2,25 % y una tasa de inflación baja, casi tienes un interés negativo. Así que esta es una de las razones del auge que estamos experimentando tan rápidamente de las ofertas públicas iniciales (OPI), emisiones de seguimiento, etc.

Estamos viendo mucho en el área de energía en Brasil, tanto renovable como de transmisión, así como en tecnología, con grandes compañías comprando empresas. Hay un auge en capital de riesgo en etapas iniciales y también en las áreas financiera, de salud y educación.

Petrobras continúa teniendo una gran cartera. Creemos que la infraestructura en general viene con fuerza. Esta es un área en la que el Gobierno puede ayudar poniendo proyectos en la calle. Podemos tener privatizaciones, APP [Asociaciones Público-Privadas], concesiones, un poco de todo. Estas son áreas que mueven la economía y, tradicionalmente, atraen a clientes extranjeros a quienes les gusta esta área de infraestructura.

También hay oportunidades en el área de de saneamiento con un marco legal y cosas sucediendo en Alagoas, Río de Janeiro, Santa Catarina y otros estados. Tenemos que subastar Dutra, creo que la consulta pública ya salió, esto debe ocurrir entre este año y 2021.

Cuando se observa una crisis de este tamaño, hay mucho espacio para la reestructuración y luego tenemos varios tipos de discusión, tanto en términos de recuperación judicial en general como en operaciones de ayuda financiera para ciertas empresas que pueden y deben suceder. También habrá fusiones y adquisiciones para empresas en dificultades.

Se espera que el mercado legal se recupere en los próximos meses con varias transacciones financieras. Abril y mayo fueron los meses más difíciles de la crisis, en junio comenzamos a sentir una recuperación. En este mes de julio me parece que las cosas están empezando a volver a un nivel de normalidad.

Tendremos un período acelerado de transacciones en el segundo semestre y principios de 2021. En el área de mercados de capitales hay una serie de OPI's alineadas, lo que es muy positivo para Brasil en su conjunto.

¿La crisis cambiará el modelo de negocios de las firmas?

Hablar sobre los cambios en este momento de una manera categórica, cuando todavía se está en medio de la crisis, siempre es muy difícil. La posibilidad de cometer errores es muy grande.

De nuestro lado no hay medidas para cambiar los planes de carrera. Creo que, por el contrario, queremos que nuestros empleados y nuestros abogados estén con nosotros, desarrollen una carrera en la firma, aprendan, evolucionen y crezcan.

¿Tendrá que cambiar el abogado su forma de actuar?

No sé si esto es un cambio en el desempeño del abogado. El profesional deberá conocer profundamente el negocio del cliente, incluso ser especialista en ciertos mercados e industrias, tiene que entender el negocio del cliente.

El abogado que, por ejemplo, realiza una operación de fusiones y adquisiciones también debe comprender la planificación fiscal, que puede ser relevante para una transacción en particular. Necesita tener un conocimiento más amplio de contabilidad para contribuir a ciertas discusiones. La firma fomenta este conocimiento más transversal sin perder el foco en lo relevante.

Lo que decimos mucho a los abogados jóvenes es que no dejen de estudiar, que sean muy curiosos y que entiendan el negocio del cliente. Creo que el cliente busca cada vez más no solo un abogado, sino un socio de negocios. Esta asociación es lo que le da a la relación longevidad y fortaleza y nos permite pasar juntos por la crisis de alguna manera.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.