Skip to main content
Amir Bocayuva: "Las OPI llegaron para quedarse y creo que tendremos más y más"
Amir Bocayuva: "Las OPI llegaron para quedarse y creo que tendremos más y más"

"Tenemos que dejar de copiar lo que hacen y piensan los estadounidenses"

Amir Bocayuva, socio director de Barbosa, Müssnich, Aragão, habla de la necesidad de simplificar los contratos legales y de cómo el mercado de capitales se está convirtiendo en una alternativa real para financiar empresas brasileñas
por Luciano Teixeira
publicado el20/08/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Amir Bocayuva es socio director de una de las firmas de abogados más grandes de Brasil, Barbosa, Müssnich, Aragão, o BMA, como se le conoce en el mercado legal. El abogado es socio del área de derecho corporativo y societario desde 1997 y tiene amplia experiencia en fusiones y adquisiciones, joint ventures, además de crear estructuras legales para inversiones extranjeras en Brasil y negociación de contratos y disputas corporativas.

En conversación con LexLatin, el socio habló sobre las posibilidades de los bufetes en el mercado financiero en los próximos meses y los desafíos en la pospandemia.

¿Cómo equilibrar el trabajo con los clientes y la gestión de la firma?

Es difícil, imaginé que en los dos primeros años dedicaría 60 % a la gestión y 40 % a los clientes, o mitad y mitad, y que al cabo de un tiempo podría dedicarme menos a la gestión como algo natural.

Pero eso fue una gran ilusión, porque por muy bueno que sea el equipo que está de tu lado en la gestión del estudio, en el caso de una firma de vanguardia es necesaria una dedicación permanente. Y como en varios sectores de la economía, el derecho también pasa por un proceso de disrupción, transformación digital y aumento de la competencia. En la práctica lo que pasó es que tenía menos tiempo para la familia y el ocio, además de muchas canas.

Usted estuvo a cargo de importantes transacciones en el mercado brasileño, como la venta de XP Investimentos a Itaú Unibanco. ¿Cuál fue la importancia de esta transacción para el mercado brasileño y latinoamericano?

Nos llamaron para hacer la OPI de XP en Brasil y a mitad de camino recibí una llamada de uno de los socios para hablar de la posibilidad de hacer la venta a Itaú. Fue una negociación muy dura porque Itaú se convertiría en el mayor accionista de XP, pero no podía interferir en el control en el día a día. Entonces se creó una serie de protecciones para resguardar la inversión de los fundadores, pero la negociación concluyó con éxito.

Para los fundadores de XP fue una tremenda satisfacción, un negocio que literalmente surgió de la nada de un mercado altamente concentrado con una enorme barrera de entrada. La compañía hizo una disrupción en la industria, puso en jaque la supremacía que los bancos tenían con una ventaja muy grande. Fue una satisfacción enorme profesional ser parte de una historia como esta. Creo que el abogado vive mucho el éxito de sus clientes.

Usted ha sido socio director de BMA desde 2016. ¿Este período pandémico es el más desafiante en su administración hasta ahora?

La pandemia supuso un desafío adicional, pero pudimos reaccionar, trabajar de forma remota. Vivimos del capital intelectual, de la prestación de servicios. Las grandes oficinas ya estaban preparadas para el trabajo a distancia, pero nunca para el 100 % de la plantilla. Por supuesto que fue difícil, pero creo que fue menos difícil que otras industrias que se vieron mucho más afectadas por la pandemia.

Creo que ahora es mi mayor desafío, pero no es por la pandemia, es porque la industria legal está atravesando un momento de disrupción.

¿Qué sucederá?

Tendremos estos proveedores de servicios legales alternativos. La pirámide tradicional de un bufete de abogados, con abogados júnior en la parte inferior, los completos en el medio y los mayores en la parte superior se transformará en un árbol de Navidad.

¿Cómo funcionará?

La tecnología entrará en la parte de precesamiento de los servicios. Entonces, parte del trabajo que realizan los abogados júnior será reemplazado por máquinas y desarrollo tecnológicos (inteligencia artificial). Esto disminuirá la demanda de las firmas de estos profesionales, al menos en este modelo. En ambas bases de esta pirámide de árbol de Navidad dispondrás de subcontratación, proveedores de servicios.

¿Cómo será el trabajo con la tecnología?

El primer efecto de la tecnología es que tiene un impacto en la longevidad. La gente vive mucho más tiempo, con mucha más salud. Mayor esperanza de vida y tiempo profesional. El derecho es una profesión donde la experiencia cuenta. Ese abogado experimentado apasionado por su profesión seguirá teniendo espacio. Nuestro modelo obliga al socio a retirarse a los 60 años. Solo creo que esto está empezando a cambiar.

Las firmas tendrán más competencia para la contratación de talento, por ejemplo, con empresas de tecnología. Tendrán que ser atractivas para esta nueva generación y demostrar que saben innovar.

Este es un bufete de origen carioca y está entre los más grandes del país. ¿Se puede ser una gran grupo sin pasar por São Paulo?

Mi respuesta ante la pandemia fue que obviamente no es posible. Somos una firma que nació en Río de Janeiro, pero cuatro años después abrimos nuestra sede en São Paulo y hoy nuestra oficina en la capital de São Paulo es tan grande o más grande que la de Río.

Pero ahora la pandemia está mostrando una nueva realidad. Es posible ejercer el derecho desde cualquier lugar. Debes ser capaz de entregar, calidad, compromiso, disponibilidad y poder hacer negocios. Creo que ganó una mayor capilaridad.

¿Qué aporta Amir Bocayuva al mercado legal brasileño?

Amir Bocayuva
Amir Bocayuva

Soy una persona que siempre ha tenido una vida sana, siempre he sido deportista, me gusta surfear, jugar al fútbol y al footvolley. Trato de presentarme a las generaciones más jóvenes como un abogado modelo que se opone a esa visión formalista anticuada, que viste traje y corbata y solo dice palabras elaboradas. Amir agrega al demostrar que es una persona que es el rostro del nuevo derecho: moderno, innovador, lo que demuestra que es posible compaginar la vida personal con el trabajo.

¿La satisfacción está relacionada con la remuneración?

Por supuesto, la remuneración es una parte fundamental, pero eso no es todo. Requiere reconocimiento. A veces pensamos que pagamos bien y de repente perdemos a alguien que deja la oficina para trabajar en un lugar para ganar menos. No tiene sentido. En las décadas de 1980 y 1990 esto nunca sucedería, pero hoy sucede mucho.

¿Tendremos una ola de recuperaciones judiciales en los próximos meses?

Creemos que el volumen de recuperaciones judiciales iba a ser muy grande, pero las cifras han sido menores de lo que imaginamos. Las partes están sentadas a la mesa y tratando de llegar a un entendimiento sin depender de un tercero, sin delegar en un juez.

Pero creo que todavía habrá una ola de recuperaciones judiciales, la crisis aún no ha terminado. El área de recuperación de negociación de deuda tendrá mucho trabajo por hacer, no solo por la pandemia, sino también por la complejidad que han adquirido las relaciones comerciales con el tiempo.

¿Y las privatizaciones?

Creo que sucederán, no hay salida. No tendremos más saneamiento si no es a través de la inversión privada, como los ferrocarriles. Puertos, aeropuertos, carreteras y electricidad son sectores en los que la inversión privada ya ha marcado la diferencia. Brasil necesita infraestructura y el Estado no tiene dinero. Era este año y no fue, esperemos que sea en 2021.

¿Tendremos una cola de operaciones de OPI en la bolsa de valores?

Las OPI llegaron para quedarse y creo que tendremos más y más. La tasa de interés de 2 % obliga a dos movimientos: los inversores deberán buscar más riesgos para tener algún retorno de sus inversiones y el mercado de capitales se convierte en una alternativa real de financiamiento para las empresas.

¿Las fusiones y adquisiciones serán más frecuentes durante y después de la pandemia?

Siempre habrá fusiones y adquisiciones, la crisis crea oportunidades. Brasil necesita más competencia en el mercado privado en varios sectores.

Un movimiento que defiendo firmemente es el de simplificar los contratos. Si observa un contrato de fusiones y adquisiciones de los años 80 o 90 y uno de hoy, verá que es tres o cuatro veces más grande que los anteriores. ¿Significa esto que los contratos de esa época eran malos? No. Pero Brasil está fuertemente influenciado por la cultura estadounidense, que tiene un sistema legal completamente diferente al nuestro. Somos un país con base de derecho romano, no anglosajón. Tenemos la Constitución y 500 códigos y leyes que regulan demasiado la vida civil y la actividad económica. Importamos un modelo de negocio, legalmente hablando, de Estados Unidos con contratos que tienen 150 páginas y cosas que se repiten 500 veces innecesariamente.

Con el mercado legal volviéndose cada vez más competitivo, con los departamentos legales de las empresas y los clientes más conscientes del presupuesto, esperando una mayor previsibilidad de la contratación de servicios legales, el derecho comercial deberá ganar eficiencia y parte de esa eficiencia se obtiene haciendo contratos más sencillos. Hacerlos más sencillos no es lo mismo que volverlos más frágiles o menos robustos desde el punto de vista jurídico. Tenemos que dejar de copiar lo que hacen y piensan los estadounidenses sobre nuestra realidad.

El mercado se sentirá presionado por los problemas presupuestarios de los clientes. Ya  no están de humor para sentarse a una mesa y pagar el tiempo libre. El mundo es cada vez más VUCA.

¿Cómo trabaja la firma en el tema de la diversidad?

Entre las oficinas grandes, BMA tiene el mejor equilibrio de género: 45 % de nuestros socios son mujeres. Esto sucedió de forma natural. Desde un punto de vista racial es un gran desafío. Estoy muy incómodo y comprometido con esto. En concreto, lo que hicimos fue integrar dos alianzas, la de Igualdade Racial y el proyecto Incluir Direito.

Usted era el vicepresidente legal de Flamengo. ¿Cómo ve la relación entre el derecho y el fútbol?

Estuve allí durante casi dos años y ayudé al equipo a negociar el mayor contrato de marketing deportivo firmado por un club en Brasil con una empresa suiza que tenía los derechos de transmisión de la Copa del Mundo.

Después de que se firmó el contrato, me llamaron para ser vicepresidente legal, y como condición, coloqué la profesionalización del departamento legal del club. Esa fue la semilla para la profesionalización de la gestión del fútbol. Hoy veo al Flamengo ganando estos frutos en el campo deportivo.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.