Skip to main content
En Arias (Panamá) no sufrimos de carencias de género ni de falta de diversidad / Curiosidad

Siaska SSS Lorenzo: “Nuestras estadísticas son nuestra fortaleza”

"Si tuviera que mirar atrás, podría resumir el curso de mi vida en hacer caminos"
por Lara Valencia
publicado el02/07/2019
Compartir

Siaska SSS Lorenzo dirige Arias (Panamá) desde 2016, pero ha tomado —literalmente— numerosos caminos en la vida. Antes de managing partner (MP) ha sido pionera en muchas cuestiones. Estuvo a cargo del equipo legal que redactó la primera Ley General de Telecomunicaciones de Panamá en 1997 (aún vigente), negoció en nombre de Decameron la primera concesión de un hotel con “todo incluido” en el país y trabajó para Global Crossing en la concesión para el tendido del primer cable submarino de fibra óptica de propiedad privada. La lista es interminable, hasta fue directora general del diario panameño La Prensa. 

—¿Cuál es el legado que le gustaría dejar como socia directora?

—Cuando celebremos la primera década de la oficina en Panamá, mi mayor legado será dejar una oficina consolidada, estable y con profesionales comprometidos con el servicio al cliente y la excelencia profesional.

—¿Fue usted misma quien estrenó la gerencia de la oficina de Panamá?

—Abrimos Arias (Panamá) en el 2011. Yo fui socia fundadora, pero ejerzo la administración desde el año 2016.

—¿Ya tenía experiencia en dirigir alguna otra firma?

—Fui socia en una firma muy respetada de Panamá (Sucre, Arias & Reyes) donde estuve 21 años.

En aquel escritorio abrí y gerencié la oficina de las Islas Vírgenes Británicas. También lideré la práctica en el Cono Sur.

Finalmente (desde 2005) estuve cinco años al frente del mayor diario de circulación nacional (La Prensa) como directora general, siendo la primera mujer en ocupar la dirección de un periódico de circulación nacional en Panamá.

—¿Cómo era Siaska Lorenzo entonces?

Si tuviera que mirar atrás, podría resumir el curso de mi vida en hacer caminos.

Entre muchas otras cosas, puedo destacar que de estudiante de derecho formé parte de la Asociación de Estudiantes de Derecho e hicimos la primera biblioteca especializada de la Universidad. En 1982 fui la primera mujer pasante en ser admitida en una firma donde solo contrataban hombres. Después fui socia y, como ya dije, hice una carrera de 21 años de ejercicio. Si tuviera que decir cómo era entonces y cómo soy ahora: una guerrera ¡Nadie dijo que la vida sería fácil, pero sí divertida!

—¿Qué es lo mejor y lo peor de ostentar el cargo de MP en un despacho legal?

—Lo mejor es poder transmitir un ambiente de transparencia, igualdad de trato y motivación constante. Que cada uno de los colaboradores sienta que para la administración su función es la más importante.  Sacar lo mejor de cada persona para hacerla brillar en lo que es buena, esa es una satisfacción indescriptible.

No hay nada realmente negativo, salvo tal vez el hecho de que resulta un reto balancear las funciones administrativas con el ejercicio del derecho. Los socios administradores también prestamos servicios legales.

—Pensando en el plano formativo, ¿qué requisitos le parecen indispensables para dirigir una firma?

—La inteligencia emocional es crucial, conectar con la gente y entender las necesidades colectivas y particulares.

Eso sumado a conocimientos de finanzas, contabilidad y recursos humanos, lo cual no siempre acompaña a un abogado en su formación, pero lo podemos adquirir con entrenamiento. Y finalmente liderazgo horizontal.

—¿Y desde el punto de vista personal?

—Sentido común para poder desdoblarse en ocasiones y hablar con el ejemplo. Honestidad, rectitud, transparencia, equidad y lealtad.

—¿Qué tan formadas están llegando las nuevas generaciones desde las universidades en cuanto a atención al cliente? ¿Ha cambiado la metodología en las facultades para hacer frente a la nueva realidad del mercado global?

Las universidades están graduando profesionales carentes de habilidades básicas y aptitudes profesionales mínimas.

No se trata solo del conocimiento, sino de la capacidad de servir y trabajar bajo presión, con retos más allá de una respuesta puntual que implica satisfacer las necesidades reales de los clientes.

—¿Qué opina de los procesos de institucionalización en numerosas firmas latinoamericanas? ¿Cómo será la firma de abogados del futuro?

—Los retos de la tecnología y la disponibilidad de la información gratuita y accesible imponen en las firmas de abogados la obligación de reinventarse, consolidarse y hacerle sentir al cliente que existe una disponibilidad real 24/7. La principal manera de competir con el universo de la información, disponible en un clic, es la veracidad e inmediatez a un costo razonable.

—En lo que a tecnología se refiere, ¿se están actualizando a tiempo las firmas latinoamericanas para competir con las internacionales?

—Aún falta que las firmas en Latinoamérica despierten del letargo para ponerse al día con la tecnología disponible. Vamos muy despacio y el tiempo no da tregua, o nos actualizamos o nos quedamos en la era primitiva.

—En este mismo sentido, ¿qué cambios han implementado en su firma?

Arias ha introducido importantes innovaciones en materia de softwares hechos a la medida para conectar con el cliente de manera rápida y confiable. Todavía nos correspondería poner en línea más servicios, soluciones legales, comunicaciones y seguimientos rutinarios.

—¿Cuál es la situación en términos de género de su oficina? ¿Qué políticas han implementado para paliar posibles brechas?

—En Arias (Panamá) no sufrimos de carencias de género ni de falta de diversidad, vamos un paso más allá y somos realmente una firma diversificada. Las mujeres sumamos el 85 % de la fuerza laboral, 2/3 de las mujeres son socias y solo mujeres tienen cargos gerenciales.  Adicionalmente, el 45 % son afrodescendientes y el 33 % son menores de 30 años. Nuestras estadísticas son nuestra fortaleza.

—Si pudiese volver atrás en el tiempo, ¿cambiaría alguna de las decisiones que ha tomado en su trayectoria como socia directora?

—Si pudiera rever algunas actuaciones, tal vez sería menos rigurosa, apuntaría a un 85 % en lugar de un 95 %. La perfección es enemiga de lo bueno y ceder no es perder, la mayoría de las veces es ganar por partida doble.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.