Skip to main content
El abogado ha trabajado por más de 30 años en Machado Meyer
El abogado ha trabajado por más de 30 años en Machado Meyer

"Las relaciones cambiarán y esto se reflejará en la práctica del derecho"

Carlos José Santos da Silva, director de CESA, habla de su pasión por el tema de la diversidad y el cambio en el modelo de negocio de las firmas brasileñas
por Luciano Teixeira
publicado el07/09/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Carlos José Santos da Silva, mejor conocido como Cajé, es el director del Centro de Estudos das Sociedades de Advogados de Brasil (CESA), entidad que agrupa a más de 1.000 firmas de abogados, las más grandes del país. La organización se enfoca en el análisis de cuestiones relacionadas con el ejercicio de la abogacía.

El abogado también ha trabajado durante más de 30 años en Machado Meyer y se especializa en proyectos de privatización, fusiones y adquisiciones y auditoría legal.

En entrevista con LexLatin, habló de su pasión por el tema de la diversidad y el proyecto de incluir a abogados negros en grandes bufetes. Cajé también analizó el cambio en el modelo de negocio de las firmas brasileñas.

Usted está a cargo de una de las organizaciones más importantes del sector legal en el país. ¿Cómo ha mejorado el entorno legal brasileño?

CESA nació hace 36 años. En ese momento, miembros de las grandes firmas aquí en São Paulo se encontraban en fiestas y cócteles y terminaron reuniéndose para hablar sobre los problemas del derecho.

Hasta que un día, en una de estas reuniones, propusieron un encuentro para discutir como despachos de abogados. La primera reunión, realizada dentro de la OAB (Ordem dos Advogados do Brasil) contó con la asistencia de 12 estudios legales. La conversación fue tan productiva que decidieron realizar una segunda reunión, a la que asistieron 35 firmas. Fue así como se dieron cuenta de la necesidad de organizarse.

Así nació la idea de crear CESA, para debatir temas importantes como el ISS (Impuesto a los Servicios), por ejemplo, discutido en el STF (Supremo Tribunal Federal) en 2001. CESA se erigió como la defensora oral de la abogacía. También tuvimos otras grandes discusiones como el PIS (Impuesto del Programa de Integración Social) / Cofins (Contribución al Financiamiento de la Seguridad Social).

La formación de todas las disposiciones que regulan los bufetes brasileños siempre ha contado con la participación activa de CESA y la OAB siempre nos ha reconocido como un socio que trabaja codo a codo.

Una bandera importante de CESA es la inclusión de afrodescendientes en el mercado legal. ¿Por qué  las grandes firmas tienen pocos abogados negros y qué se puede hacer?

Este es un problema histórico y es algo que hay que trabajar. Hoy 54 % de la población se autodeclara negra, pero en las universidades solo tenemos 14 % de negros. El joven negro de hoy se concentra en las clases C y D y no siempre tiene la oportunidad de estudiar en buenas escuelas. Hay una falta de oportunidades y espacio en el mercado.

Todavía no tenemos una encuesta sobre la cantidad de abogados negros, ahora vamos a empezar a hacerla. Necesitamos cambiar esa realidad. Uno de nuestros proyectos es Incluir Direito, que existe desde hace cuatro años.

En 2016 un colega me preguntó cuántos abogados negros tenía mi firma. Me detuve y dije: "Varios, no estoy seguro". Me preguntó: "¿Cuántos socios negros tienes?"

Hasta entonces, no tenía esa visión del problema racial. Si me preguntaras, ¿eres racista o tu bufete está en contra de los negros? Lo negaría y pelearía si hiciera una pregunta como esa. Pero cuando te despiertas con el problema, el tema es mucho más complicado. En ese momento, no tenía ningún socio. Abogados creo que tuve uno o dos.

Carlos José Santos da Silva Cajé
Carlos José Santos da Silva Cajé

Este abogado dijo que pasaba lo mismo en su firma. Llevamos este tema a CESA. Ahí fue cuando adopté la pelea. La pregunta que me había hecho se la hice a los directores y miembros de la junta de CESA. Y el resultado no fue diferente. A partir de ese día, llevamos este tema a las firmas para entender el problema y hacer algo.

La primera transformación fue en el Comité de Diversidad y Responsabilidad Social. Empezamos a estudiar el tema y acercarnos a las universidades para averiguar el número de estudiantes universitarios negros.

Es un gran desafío para todos y una gran pasión para este grupo. Todos se involucraron. Trabajamos con los departamentos de recursos humanos de nuestras firmas para comprender dónde estaba el problema, cuántas personas negras participaban en nuestros procesos de selección y nos pareció que era muy bajo. Lo primero es preparar a estos jóvenes que están en las universidades, necesitamos acercarlos a los despachos de abogados.

¿Cree que los estudiantes de derecho y abogados se sienten incluidos en un medio que todavía es mayoritariamente blanco?

Descubrimos que tenemos menos del 1 % de negros en nuestros bufetes de abogados. A partir de ahí, en Incluir Direito, que es un programa educativo y orientado al mercado, decidimos preparar a estos jóvenes para estos procesos de selección. Queremos que los jóvenes negros lleguen a los procesos de selección con su autoestima reforzada en búsqueda de un lugar, porque pueden y lo merecen.

Empezamos a desarrollar un proyecto en alianza con la Universidade Mackenzie, que ayudó a estructurar toda la parte pedagógica, cómo sería el horario de clases, la carga de trabajo de los estudiantes, qué sería necesario llevar al debate. Al principio, separamos a 10 estudiantes en el proyecto piloto. Los sábados tenían clases súper intensas, abordando desde temas raciales hasta cómo empoderarlos.

Hoy en día, ¿tienen las firmas más abogados negros?

El número es más alto, estamos logrando incorporarlos a las firmas, pero esto aún es el comienzo. Más importante que hablar de números es ser consciente de que hay un problema y que hay que hacer algo, que se está haciendo algo. Ya han pasado por el proceso 60 estudiantes y todos están empleados en bufetes de abogados.

¿Cree que existe una segregación en el ámbito legal en relación al tema racial?

El sesgo inconsciente es uno de los temas que abordamos para la discusión en nuestras firmas. A partir de ahí empiezas a tener otra mirada y te preocupas. Hoy, cuando entro a un restaurante, a un teatro, voy a dar una clase, una charla, observo cuántos negros tengo en el público. Empiezas a echar otro vistazo y ahí ves que existe una gran barrera y te das cuenta de cuánto queda por hacer.

Muchas firmas elaboran políticas de diversidad basadas en el marketing. Se habla de esto, hay un comité, pero no siempre se traduce en logros concretos. Vemos esto cuando miramos los puestos directivos que tienen en su mayoría a hombres heterosexuales blancos. ¿Cómo ve este problema?

Ha habido una presión de mercado muy fuerte en los últimos años. Es un tema tan apasionante que la gente cambia. El marketing es insostenible y mañana podría volverse contra la firma. Esto termina siendo un tiro en el pie para las personas que así lo creen. En un entorno diferente, la fidelidad que tienes de tus empleados es mucho mayor.

Como abogados trabajamos con soluciones. Si pensamos lo mismo, en el mismo cuadro, las soluciones serán las mismas. Con la diversidad comienzan a surgir diferentes soluciones y atraemos a los mejores talentos.

¿Cómo ve hoy la base del modelo de negocio legal? ¿En qué aspectos necesita evolucionar?

No todo lo que está de moda funciona. Para que puedas construir el futuro necesitas conocer tu pasado. Hace un año había una fuerte resistencia al home office, pero hoy ya no.

El modelo de negocio puede sufrir cambios. Estamos en medio de un torbellino. Es necesario tener mucho cuidado con cualquier decisión que se pueda tomar en este momento. Mañana tendremos la nueva normalidad pero no sabemos cuáles son sus límites. ¿La nueva normalidad también será la vieja normalidad? Nada mejor que estar todos juntos y mezclados. La sensación que tenemos hoy es que las relaciones cambiarán y esto se reflejará en el ejercicio de la abogacía, en formas societarias.

Antes tenía que salir temprano en la mañana, ir al aeropuerto, tomar un vuelo directo a Brasilia, llegar a la hora del almuerzo, almorzar, reunirme con el cliente, sostener otra reunión por la tarde y solo podía regresar a la mañana siguiente a la oficina de São Paulo.

Hoy tenemos reuniones online. Funcionan, tenemos puntualidad, principio, punto medio y final y está la cuestión del costo. El cliente no tiene que pagar mi transporte a Guarulhos, mi pasaje aéreo a Fortaleza, mi taxi del aeropuerto a donde tengo que ir, mi almuerzo, mi alojamiento. Puedes resolver todo esto en línea en una o dos horas.

Por supuesto, las reuniones cara a cara son fundamentales, necesitamos hablar y hablar cara a cara. ¿Continuará esto? Sí, pero mucho menos. También está la realidad de las audiencias virtuales, sucederán, especialmente esa primera audiencia de conciliación. Estas transformaciones pueden cambiar la forma en que la sociedad de abogados está estructurada hoy.

¿Qué ha cambiado en los bufetes de abogados desde que asumió el control de CESA?

La diversidad llegó para quedarse y las nuevas tecnologías también. Hoy puedo analizar un contrato utilizando robots, en un proceso de due diligence, por ejemplo. También nos preocupamos por atraer y mantener talento en la oficina y por la visión del bienestar de las personas que trabajan con nosotros.

Hace unos años, si hablaba de paternidad responsable dentro de un bufete de abogados, por ejemplo, la gente preguntaba qué era. Hoy fomentamos esta discusión, porque sabemos que se refleja directamente en el bienestar del abogado.

¿Cómo se relaciona la abogacía con los cambios políticos que se han producido en los últimos años y, en particular, con el gobierno actual?

Tenemos que participar en el debate legislativo, necesitamos construir marcos legales que generen desarrollo y oportunidades. El abogado gana dinero en una economía activa, lo que brinda seguridad al inversionista. Independientemente de quién esté en el gobierno, siempre estamos abiertos al diálogo para construir. Criticamos algunas cosas, como los ataques directos a la democracia. Levantamos la voz y hablamos en el momento oportuno, no criticamos por criticar, sino para construir y mantener.

También participamos en discusiones de temas relevantes, como la reforma tributaria, en las que tenemos un diálogo directo con las autoridades tributarias.

¿Qué agrega Cajé al mercado legal brasileño?

Yo creo que unión. La vida es un aprendizaje eterno y la unión facilita el camino. Hablo de Machado Meyer y de mis principales competidores con mucho orgullo, son personas importantes para el mercado. Entonces, unión es la palabra de Cajé.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.