Skip to main content
"Me he sentido muy cómodo en este rubro, es dinámico y jamás se deja de aprender" / Pixabay

Luis Felipe Alfaro Garrath: “La farmacéutica es una industria sobrerregulada”

El abogado peruano fue director legal y de recursos humanos en Mifarma; desde hace más de un año ocupa la gerencia legal de Farmacias Peruanas
por Lara Valencia
publicado el21/06/2019

La casualidad, véase estar en la reunión adecuada, fue lo que llevó al abogado Luis Felipe Alfaro Garrath  a salir de Estudio Llona & Bustamante Abogados. Así, saltó al mundo de las empresas y pasó los últimos ocho años de su carrera dedicado a la consultoría interna del sector farmacéutico. Como muchos abogados, culpa a la excesiva regulación en la industria de los retos más complicados de enfrentar, “para todo aquello que queramos hacer existe una regulación que cumplir”, dice.

 

Nos habló de su trayectoria en nuestra serie de entrevistas con general counsels.

 

—En la carrera de todo abogado llega ese momento en el que hay que decidir entre el camino de abogado de firma y el de abogado in-house. ¿Cuál fue ese momento para usted y qué le llevó a tomar esa decisión?

Luis Felipe Alfaro
Luis Felipe Alfaro

 

—En mi caso, este cambio llegó de casualidad. Una tarde, mi jefe en ese entonces me pidió que lo acompañara a una reunión con un cliente y, dentro de la conversación en dicha reunión, surgió la necesidad de un abogado in-house. Me ofrecieron tal posición y desde allí no volví a la firma de abogados. Fue un reto muy interesante que no quise dejar ir.

Lo que me llevó a decidirme a cambiar de rubro fue el reto que se me presentó en aquel entonces. Había que implementar un área legal desde cero y, para ello, fue fundamental conocer al cliente de manera integral y transversal.

 

—Hace años (2004-2011) fue asociado en el área de laboral y migratorio de Estudio Llona & Bustamante Abogados. ¿Qué le aportó esa experiencia en un rol tan diferente como puede ser el de gerente legal en Farmacias Peruanas?

 

—Lo más importante que me aportó esa experiencia fue conocer el negocio del cliente, para poder dar una opinión acerca de lo que se nos consulta no solo desde el plano teórico, sino también ajustado a lo que el cliente necesita en la realidad.

El abogado interno tiene mucho de lo que acabo de mencionar. Para tener éxito, estoy convencido que debemos conocer el negocio de manera integral y transversal, a fin de poder ser facilitadores del mismo, llegando a ser un socio estratégico dentro de la estructura del negocio; siempre actuando con integridad, en aras de la sostenibilidad del negocio.

 

—Toda su carrera como in-house ha sido vinculada al sector farmacéutico (en Mifarma y Farmacias Peruanas). ¿Le gustaría cambiar en algún momento de industria?

 

—A lo largo de estos años me he sentido muy cómodo en este rubro, es dinámico y jamás se deja de aprender. La verdad que ha sido un proceso en el que he tenido que aprender mucho del negocio y me gusta.

Sin embargo, me considero una persona de retos y, como tal, siempre trato de estar listo para lo que se presente.

 

—¿Qué características de la industria farmacéutica son las más desafiantes para un abogado?

 

—Definitivamente, una de las características más resultantes de esta industria es la regulación de la que somos objeto. Sin temor a equivocarme, debemos ser una de las industrias más reguladas en el Perú.
 

Para todo aquello que queramos hacer existe una regulación que cumplir. Somos una industria sobrerregulada. En este escenario, el gran reto que tenemos es el de facilitar el desarrollo del negocio en unas condiciones de estricto cumplimiento normativo.
 

—¿Cuáles son los retos más grandes que enfrenta generalmente un consultor jurídico? ¿Puede dar un ejemplo de una situación difícil que le haya tocado manejar?

 

—El gran reto es encontrar equilibrio entre nuestro rol como facilitador del negocio y el cumplimiento del marco normativo. Siempre debemos actuar con integridad y con ética.

Situaciones complejas de manejar en una industria como la nuestra siempre se presentan; más aún cuando existe, como dije, sobrerregulación. Lamentablemente, en un escenario como este siempre vamos a estar expuestos a situaciones de corrupción. No debemos ceder a ello; nosotros, desde nuestra posición, debemos ser un agente de cambio. El fin no justifica cualquier medio. Esto debe ser innegociable.

 

—¿Qué es lo que más valora del apoyo de los abogados externos?

 

—La experiencia, la disponibilidad y que me demuestren que hacen el mejor esfuerzo por conocer nuestro negocio. Necesito sentirlos como reales socios estratégicos.

 

—En ese mismo sentido, ¿qué importancia tiene en su empresa que las firmas con las que trabajan compartan ciertos valores del modelo de negocio? ¿Incluyen en su criterio asuntos como la diversidad?

 

—Tiene mucha importancia, pues para nosotros hay algo que resulta innegociable: nuestros valores. Dentro de ellos, uno muy relacionado a la actividad de nuestros asesores es el valor de la integridad.

Cuando hablamos de diversidad, siempre debemos asociarlo a equidad y no a igualdad. Debemos aceptar la diversidad porque es real; es aceptar que cada uno de nosotros somos la suma de muchas diferencias que nos hacen únicos. Desde nuestro rol como empleadores debemos aceptar, respetar y valorar la diversidad y gestionar el mejor ambiente para ella.

 

Debemos hacerlo, no solo porque ello impacta positivamente en los resultados de la compañía; debemos hacerlo porque es lo correcto. Todo esfuerzo para poder impactar de manera positiva en nuestro entorno es bienvenido.

 

—¿Cómo valora la responsabilidad social de las empresas? ¿Están mejor representadas las diversidades en las empresas que en las firmas legales?

 

—Me parece fundamental. Una empresa que desea impactar positivamente en su entorno debe realizar las mejores prácticas de cara a gestionar la relación que tiene con sus distintos stakeholders (proveedores, clientes, colaboradores, autoridades, etcétera).

Considero que, en el caso de la diversidad, tanto las empresas como las firmas de abogados vienen trabajando en ello. Si bien es cierto que las empresas iniciaron este trabajo de implementación, hoy en día las firmas de abogados más representativas en el mercado se han sumado a este importante proyecto.

 

—¿Cómo está asimilando el mundo de la consultoría interna la llegada de la inteligencia artificial? ¿están las empresas invirtiendo en “tecnologizar” lo suficiente sus departamentos legales?

 

—Cuando hablamos de inteligencia artificial considero que ya no podemos hacerlo como algo que está por venir; es el presente. Definitivamente, las áreas legales no deben ser ajenas a esta realidad y se deben adecuar a la misma. Las empresas están desplegando enormes esfuerzos en adecuarse de manera transversal.

Es importante tener presente que no solo basta con tomar la decisión de invertir en herramientas digitales, se trata de trabajar un cambio real cultural y organizacional. El cambio o adecuación debe ser integral y no solo de un área. Todos debemos estar involucrados.

 

—En ese sentido, ¿cuál es la situación de Farmacias Peruanas?

 

—En Farmacias Peruanas venimos trabajando en adecuarnos a esta realidad desde todas las áreas, inclusive la legal. Uno de los principales puntos en donde venimos aplicando esto es en el tratamiento de datos personales, por ejemplo.

Como adelanté en mi respuesta anterior, el trabajo inicial ha sido el de generar un cambio cultural y organizacional. En Farmacias Peruanas ya ha ocurrido y ahora nos encontramos en esa puesta en marcha.

 

—Por último, ¿qué le diría a los jóvenes estudiantes de derecho que se debaten entre ser abogados de firma y ser abogados in-house?

 

—El mejor consejo que les puedo dar es que estén listos para los retos que se les van a presentar y, desde donde les toque, aportar como abogados, ya sea en una firma o in-house; que lo hagan de manera íntegra y con ética..

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.