Skip to main content
Leandro Corral

Leandro Corral: "El abogado de hoy día debería aprender en la universidad a hacer mercadeo"

"La mentoría es algo que las firmas deben aplicar para que los abogados jóvenes puedan beneficiarse del conocimiento y sabiduría de los que ya llevan años en la profesión"
por Lara Valencia
publicado el15/04/2019

Leandro Corral es abogado sénior en Guzmán Ariza, Abogados y Consultores. Egresó de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en República Dominicana (2007) y tiene ya más de 13 años de experiencia en derecho empresarial y civil.

A pesar de ser un abogado joven, ha sido testigo de los cambios en la prestación de servicios jurídicos debido a los avances tecnológicos. También ha presenciado la evolución en las relaciones entre abogados, siendo este un momento en el que las generaciones más jóvenes y las más maduras han de cooperar para prestar la mejor asesoría.

Responde a nuestras preguntas en la serie de entrevistas La firma y los millennials.

—¿Cómo llegó hasta el área de práctica donde está desarrollando su carrera? ¿Por qué decidió esa especialidad frente a otras?

—Con el trabajo realizado como paralegal (que en República Dominicana corresponde al estudiante de derecho que asiste en oficina de abogados), pude descubrir las diferentes áreas del derecho y los temas que estaban afianzándose.

Descubrí en el derecho comercial, de inversiones y de negocios una dinámica diferente. Me llevó a decidirme a atender más temas relacionados con estas áreas que con otras.

—¿En qué aspectos ha cambiado su visión de la profesión legal desde que egresara de la universidad hasta este momento? ¿Es trabajar en una firma tal y como lo imaginaba cuando era estudiante?

La visión de la profesión legal, entiendo, ha cambiado desde mi egreso de la universidad hasta el momento. Sobre todo por la evolución de las tecnologías que nos han llevado a conocer nuevas modalidades del derecho, pero también a modificar la forma de dar servicio a los clientes. El soporte al servicio que las firmas de abogadas ofrecen permite dar consultas por correo electrónico o por teléfono móvil, entre otros.

Igualmente, el tiempo de respuesta a los clientes se ha reducido por la misma razón, obligando a generar respuestas en un máximo de 24 horas (tomando en cuenta la diferencia horaria en el mundo) a diferencia de otros tiempos, cuando podían pasar días o meses para una respuesta certera.

—¿Cuáles son sus metas en el despacho para el que trabaja en este momento?

Las metas más importantes son afianzar los conocimientos y beneficios, tanto personales como de la firma, para lograr posicionamiento profesional dentro y fuera del estudio.

—¿Cuáles son sus herramientas de tecnología legal favoritas? ¿Cómo le ayudan en el desempeño de su trabajo?

El correo electrónico es una de las herramientas más importantes, pues permite la comunicación constante con los clientes y el reporte de los trabajos que son requeridos. Igualmente, la facturación digital permite aumentar las ventas y el acuerdo para la prestación de servicios. 

Los buscadores y bases de datos de jurisprudencia y doctrina permiten ser más eficientes y ampliar los conocimientos para una mejor prestación de servicios, acorde a los nuevos tiempos y las necesidades actuales de los clientes.

No podemos dejar de lado el uso de las redes sociales para el mercadeo y la prestación de servicios. Las redes permiten ampliar la oferta de los servicios a nivel global y optimizar la visibilidad, tanto de la firma como del abogado. También es importante destacar el uso de aplicaciones como WhatsApp o Telegram para mantener comunicación con los clientes o empleados, administrando la prestación de servicios desde un teléfono móvil, situación que hace 10 años era impensable.

—¿Qué sinergias se pueden producir entre el abogado latinoamericano y el abogado anglosajón? ¿Qué tiene uno que aprender del otro?

Resulta interesante la pregunta, ya que en los últimos años, entiendo, se ha incrementado el intercambio entre abogados latinoamericanos y abogados anglosajones, especialmente de los Estados Unidos. Esto es debido a que muchas empresas estadounidenses tienen inversiones en Latinoamérica, por la importancia que dicho mercado reviste para ese país. Pero, igualmente, existen numerosos inversionistas latinoamericanos con negocios e inversiones en Estados Unidos y Canadá, que requieren del trabajo en conjunto de los abogados latinoamericanos con abogados anglosajones. 

Los abogados latinoamericanos, en mucho de los casos, deben aprender de la eficiencia y metodología estadounidense en cuanto a costo-tiempo. Mientras, los abogados estadounidenses pueden aprender de los abogados latinoamericanos con relación al carácter humano y de asistencia en cuanto al trato del cliente, encontrando en el latinoamericano una evolución en este sentido.

—¿Qué habilidades que no se aprenden en la escuela de derecho necesita el abogado de hoy?

En primer lugar, aprender a facturar. El abogado presta servicios, pero si no sabe el valor de estos y cómo generar los ingresos para vivir, termina por dedicarse a otra actividad y ve la asistencia de abogado como algo secundario. Claro que el aprendizaje para cobrar por sus servicios debe ir de la mano de la ética en la prestación de esos servicios y el respeto al código de ética o conducta, de acuerdo con el país correspondiente. 

El abogado de hoy día debería aprender en la universidad a hacer mercadeo y desarrollo de negocios para maximizar su relación con los clientes, aprender cómo desarrollar un grupo de referentes que le permita captar más negocios y, al mismo tiempo, relacionarse mejor en el mercado para su posicionamiento y competitividad.

Igualmente, debe aprender el servicio al cliente, la responsabilidad con este, nociones de prestación de servicio con calidad y, por último, la solicitud de servicios o gestiones en instituciones públicas (gubernamentales y judiciales). Una solicitud que no es presentada correctamente puede generar al abogado retrasos en la solución de sus gestiones y, por ende, atrasos en la solución del problema o requerimiento del cliente. 

—Por último, ¿qué es lo que más une y lo que más separa a su generación de la generación de socios en la firma? ¿Qué opina de la mentoría? ¿Hay algún abogado o abogada que actualmente considere como su mentor o referente en la profesión?

Lo que más une a la generación de socios en la firma con la generación actual corresponde a la intención de adecuarse a los tiempos, debido a la evolución del derecho y de la sociedad en la que vivimos. Hace muchos años un abogado con años de experiencia conocía de todo y los abogados jóvenes veían eso como una meta para igualar.

En la actualidad, tanto abogados de muchos años como abogados jóvenes deben tener los mismos conocimientos debido a las modificaciones legales que han existido en el mundo. En nuestro caso en República Dominicana tiene que ser permitiendo que muchos abogados jóvenes capacitados puedan competir en conocimiento con abogados que tienen años prestando servicios pero que deben actualizar su formación.

Aun así, el elemento de la mentoría es algo que las firmas deben aplicar para que los abogados jóvenes puedan beneficiarse del conocimiento y sabiduría de los que ya llevan años en la profesión.  Si con años de experiencia ayudo a los abogados jóvenes a conocer más, entonces ampliamos la capacidad de asistencia y resultados, dejando de lado la regla de que “todo trabajo pasa por mi mano antes de salir de la firma”. Crear abogados útiles con capacidad de decisión (bajo ciertos parámetros y niveles de delegación) permite ampliar los servicios, la clientela y, por ende, los resultados. 

Un referente en la profesión por sus mentorías, ideales en cuanto a la organización de las ideas en cada caso, el estudio constante, la búsqueda de resultados acorde a las regulaciones existentes, la ética y el hecho de pensar antes de actuar, sería el licenciado Fabio J. Guzmán Ariza, quien ha demostrado ser un ejemplo en la abogacía en la República Dominicana, siendo un abanderado en la búsqueda de la perfección de los servicios, la innovación, la ética y la transparencia.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.