Skip to main content
Bigstock

Hernan Huwyler: “Trabajamos con una definición amplia de compliance”

El director del Programa Superior de Compliance del IE Law School quiere contribuir al progreso de una generación de oficiales de cumplimiento que pueda resolver grandes problemas
por Lara Valencia
publicado el01/02/2019

En nuestra segunda entrega de entrevistas con expertos en tendencias legales del IE Law School abordamos la figura del oficial de cumplimiento.

 

Hernan Huwyler dirige el Programa Superior de Compliance de la conocida escuela de derecho española. Habla desde la experiencia de haber trabajado más de 15 años en áreas como el manejo de riesgos, las auditorías internas, revisión de ética y finanzas y mejora de procesos en proyectos —entre otras— en el sector empresarial. Con este bagaje y una importante dosis de ilusión, espera que su programa en IE Law School contribuya a fortalecer la nueva generación de oficiales de cumplimiento.

Hernan Huwyler
Hernan Huwyler

 

—¿Considera que en años recientes se ha creado una nueva conciencia alrededor de la importancia del oficial de cumplimiento?

 

—Absolutamente. Los consejos de administración han estado muy orientados a asegurar la sostenibilidad de los negocios desde el cumplimiento y manteniendo las expectativas de los grupos de interés.

 

En este aspecto, la función del oficial de cumplimiento ha sido clave para implementar los procedimientos y los controles que mejoren la toma de decisiones dentro de las organizaciones. En los últimos años hemos visto más auditorías de procedimientos y de cumplimiento de contratos, especialmente a través de terceras partes y proveedores de servicios de riesgos.

 

La función del compliance se ha vuelto ahora una ventaja competitiva para la gestión de riesgos claves. Los nuevos fallos sobre la responsabilidad penal corporativa, la regulación de protección de datos personales que se hizo efectiva en mayo de 2018, los nuevos requerimientos sobre reporte de riesgos e información no financiera y el involucramiento de los inversores están mejorando la visibilidad de la función de esta figura. 

 

—En los últimos cinco años hemos visto un movimiento anticorrupción importante en Latinoamérica. Vimos cómo grandes compañías —en incluso importantes firmas de abogados— fueron objeto de investigación por prácticas corruptas. ¿Existe una estrategia internacional en materia anticorrupción?

 

—Los lineamientos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y una mayor madurez en las prácticas de cumplimiento en el mundo están moldeando una estrategia común en América Latina.

 

Luego de escándalos de corrupción como los de Odebrecht y Petrobras existe una clara demanda, por parte de la sociedad y de los inversores, de mayor transparencia. De esta forma, los requerimientos de los programas de ética y cumplimiento en América Latina están mostrando elementos comunes. Están manteniendo como columna vertebral los riesgos de soborno y de lavado de dinero. El recorrido de la legislación penal en España también ha sido una inspiración para los legisladores en América Latina. Estamos en un periodo emocionante.

 

—¿Qué habilidades y herramientas necesitan el oficial de cumplimiento latinoamericano y el abogado especializado para adaptarse a esta nueva realidad?

 

—Observo que existe demanda de profesionales que entiendan sobre los riesgos de incumplimiento dentro del negocio y que puedan construir, efectivamente, nuevos controles. Atrás dejamos los servicios basados en asesorías sobre el “qué hay que hacer” para entrar en el “cómo hacerlo”. El oficial de cumplimiento en América Latina necesita la capacidad de recomendar controles y prácticas que puedan ser cumplidas con poco presupuesto, y en muchos casos, en culturas de cumplimiento poco maduras.

 

De esta forma, los profesionales que puedan implementar un software para monitorear el cumplimiento tienen una gran ventaja. También he identificado la demanda de oficiales que sean buenos comunicadores. La necesidad de entrenamiento es muy alta en América Latina.

 

—¿Cuáles son los tres retos más grandes de América Latina desde el punto de vista de compliance para adaptarse a los estándares mundiales?

 

—Estamos haciendo poco por proteger a quienes denuncian faltas a la ética y a las prácticas legales en la región. Es claramente un reto para promover el número de denuncias en las empresas. También es importante que se extiendan las prácticas al sector público y en las empresas mixtas. Por otro lado, y como último reto, son varios los países que todavía carecen de un control efectivo ante la corrupción y otros asuntos de cumplimiento.

 

—¿Deben los oficiales de cumplimiento latinoamericanos entrenarse con la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de EE.UU. (FCPA)? ¿Por qué?

 

—Los controles anticorrupción han sido el foco de atención en la materia de cumplimiento desde su nacimiento. En este sentido, los requerimientos de la FCPA, junto a los de la Ley Antisoborno del Reino Unido (Bribery Act, 2010), constituyen buenas prácticas para implementar controles sobre la prevención de la corrupción. En un mundo interconectado y con leyes de alcance internacional estamos siempre dando pasos hacia estas regulaciones, ya sea directamente o a través de nuestros clientes y socios. Entender los requerimientos de la FCPA es estudiar el corazón del compliance en el mundo.  

 

—Usted es director del Programa Superior de Compliance del IE Law School, ¿podría hablarnos un poco de las materias que cubre y los objetivos del programa?

 

—Comenzando por el objetivo, buscamos proyectar las carreras de los oficiales de cumplimiento con herramientas prácticas. Estoy muy satisfecho por los resultados de alumnos de nuestro programa en años anteriores.

 

En cuanto al contenido, mantenemos la larga tradición del método del caso del IE llevado a la materia. Nos centramos en la construcción y operación de un programa de ética y compliance, comenzando por su diseño basado en riesgos. Tenemos el objetivo de dar recomendaciones y herramientas para poder estar a cargo de la función de cumplimiento o proveer servicios de alto impacto en sus clientes.

 

Trabajamos con una definición amplia de compliance, una que deja de cubrir solamente los riesgos penales para tener en cuenta los riesgos de sustentabilidad y la ética de los negocios. Los alumnos han valorado de forma muy positiva que cubramos, especialmente, los controles de privacidad y de protección de datos, ya que se están abriendo muchas oportunidades de carrera y consultoría en este campo. También nos comentan sobre la utilidad del enfoque en controles, prevención del fraude, auditoría y monitoreo, que son claves en nuestro programa. Damos importancia a la gestión del cambio y a cómo redactar políticas y procedimientos basados en mejores prácticas. Estoy tan ilusionado con el programa como el primer día, ayudando al progreso de una nueva generación de oficiales de cumplimiento que pueda resolver problemas aún más grandes.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.