Skip to main content
Joaquim José Aceturi de Oliveira es el director general de Cescon, Barrieu
Joaquim José Aceturi de Oliveira es el director general de Cescon, Barrieu

"Las firmas dependerán menos de los nombres y más de la calidad del servicio"

Joaquim José Aceturi de Oliveira, socio administrador de Cescon, Barrieu, Flesch & Barreto Advogados, habla de la importancia de los bufetes multidisciplinarios brasileños
por Luciano Teixeira
publicado el10/09/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Joaquim José Aceturi de Oliveira es socio administrador de Cescon, Barrieu, Flesch & Barreto Advogados, firma de São Paulo que ha invertido en la expansión de sus áreas de práctica en los últimos años. Se especializa en temas de banca y finanzas, mercado de capitales, fusiones y adquisiciones y capital de riesgo.

En conversación con LexLatin, el abogado habla sobre la concentración del sector bancario brasileño, la recuperación de firmas durante y después de la pandemia, el cambio de modelo de negocio y la importancia de los bufetes brasileños que atienden a los clientes de manera integrada y multidisciplinaria.

Muchos bufetes no se vieron tan afectados por la crisis, pero se habla mucho de cambiar el modelo de negocio de las firmas en el mundo. ¿Cree que esto realmente sucederá?

De hecho, la crisis nos afectó mucho menos de lo que habíamos planeado. El año tiende a ser muy similar o incluso un poco mejor que 2019, lo que terminó siendo una sorpresa para todos porque las firmas se estaban preparando para un golpe financiero mucho mayor del que realmente hubo.

Pero también creemos que la situación se complicará mucho en poco tiempo y luego se recuperará rápidamente. Lo que sucedió fue una fuerte restricción del gasto a principios de marzo y abril, pero ahora las empresas están reanudando la planificación. Esto no significa que los bufetes de abogados estén en mejores condiciones que otros sectores de la economía.

El país tiene una tasa de crecimiento muy baja y la inversión extranjera se ha reducido. Preveíamos una agenda privatizadora más progresista desde el punto de vista económico que terminó por no concretarse. Desde el punto de vista macroeconómico, el año será muy malo para el país con una caída proyectada de 9,5 % del PIB. Muchas empresas que cotizan en Bolsa son 90 % menos rentables que el año pasado.

Creo que vamos a tener un entorno muy difícil hasta fin de año y, probablemente, a lo largo de 2021, por lo que es un momento que requiere monitoreo, precaución, planificación en un escenario con algunos sectores creciendo y otros detenidos.

¿El modelo empresarial en las firmas tiende a permanecer igual que antes de la pandemia?

El modelo de negocio está cambiando gradualmente. Las firmas, en los últimos 10 años, han pasado por un profundo proceso de profesionalización. Las grandes tienen sus planes de inversión, automatización, expansión de determinadas áreas y buscan socios o asociados con el propósito de implementar prácticas que consoliden la firma en varias áreas con el objetivo de un resultado más consistente a largo plazo. Esto se acentuará independientemente de la pandemia o de las dificultades que se enfrenten en los próximos años.

Tendremos un grupo cada vez más grande de bufetes y un grupo cada vez mayor que avanza hacia la profesionalización con una visión estructurada a más largo plazo. Las firmas dependerán menos de nombres de uno o dos profesionales y dependerán mucho más de la calidad conjunta del servicio, de la capacidad de atender a un cliente de manera integrada en todos aquellos aspectos que este necesite.

Por otro lado, tendremos estudios que están en otro movimiento, incluso más pequeños, especializados, que trabajan en sectores específicos, a menudo centrados en los nombres de uno o dos profesionales que suelen tener mucho talento y son ejemplares en sus áreas de especialización.

Desde el punto de vista de la crisis, algunas firmas prestarán más atención al tema de la tecnología. Había una brecha, algunas estaban más avanzadas y otras menos, pero se nota que hay un nivel de tecnología más alto que hace unos años. Algunos bufetes tendrán ganancias retenidas para inversión o reservas para tiempos de crisis. Los grandes han pasado por momentos difíciles como la crisis de 2008. Muchos ya han creado sus mecanismos de defensa para estas situaciones.

Hablemos un poco sobre su área y sobre la concentración en manos de cinco o seis bancos que gobiernan las operaciones financieras del país, imponen tarifas y hacen del mercado brasileño uno de los más rentables del mundo en este sector. Con nuevos actores, como las fintechs, ¿cómo será el mercado?

Hay una concentración, tenemos grandes instituciones y los bancos que operan todos los segmentos son realmente bancos muy grandes. Pero cuando miras y comparas con otros mercados, con la excepción del estadounidense que es muy privado, no es diferente ni en América Latina ni en Europa. No creo que Brasil sea una excepción a esta regla, es el estado natural de la industria bancaria.

Con la aparición de las fintechs y alternativas tecnológicas en los últimos 10 años comenzamos a tener jugadores que son capaces de ofrecer soluciones y servicios de forma no tradicional y esto ha afectado al mercado. El Banco Central vio que se trataba de un movimiento irreversible y después de cierto punto comenzó no solo a regular, sino también a desarrollar nuevas reglas que abordarían mejor estos modelos de negocios. En dos o tres años viviremos en un entorno diferente al que tenemos hoy, más competitivo y con otros actores importantes.

El Banco Central y la CVM (Comissão de Valores Mobiliários) tienen regulaciones actualizadas. Hemos visto fusiones y adquisiciones entre estos nuevos actores e, incluso, los actores tradicionales están adquiriendo algunos de estos nuevos negocios y desarrollando sus propias plataformas tecnológicas.

El sector bancario brasileño siempre ha estado muy desarrollado tecnológicamente y este es uno de los factores del éxito de estos bancos. El entorno es favorable, contamos con un grupo muy amplio de profesionales en las áreas de tecnología y retail que han sido formados y desarrollados por todos estos grandes bancos, además de una serie de emprendedores que buscan nuevas experiencias, trayendo cosas de fuera y desarrollando nuevos modelos.

Cescon es una firma mediana en el mercado actual. ¿Cómo enfrentar a los grandes y romper su monopolio sobre determinadas áreas y operaciones?

No tenemos ninguna dificultad para romper este bloqueo. Es una competencia feroz, no solo por la confianza del cliente, sino también por la calidad del servicio, precio, capacidad y entrega, además de la calidad de los profesionales que tenemos en la firma.

El camino es la inversión en tecnología, personal, gestión, calificación profesional y percepción de los movimientos del mercado. El entorno cambió de esa relación puramente personal que se podía identificar hace 20 o 25 años a un modelo profesional. Como cualquier actividad, la confianza personal, el talento individual y la competencia de cada profesional son determinantes, pero hoy por sí solo no es suficiente para poder competir a un alto nivel en este mercado.

Veo varias firmas haciendo un movimiento de gestión integral. Es necesario mirar desde su socio más sénior, si está mirando a los clientes adecuados y de la manera correcta y con el propósito adecuado, hasta la formación del pasante de primer año en términos de calificación profesional, nivel tecnológico, capacidad de integrar los equipos y atender al mismo cliente en varias áreas.

En noviembre entrará en vigor el PIX (sistema de pagos) que cambiará levemente la forma de hacer transacciones. ¿Cuánto puede impulsar este nuevo mecanismo las relaciones bancarias en el país?

Hoy en día hay una gran parte de la población y empresas pequeñas y medianas que en realidad no tienen acceso a la banca. Las personas y las empresas que anteriormente no tenían acceso a los servicios bancarios ahora tendrán estos nuevos jugadores. Al mismo tiempo, tendremos una mayor competencia por parte de clientes y bancos. En cinco años tendremos un cambio notable en esta distribución.

¿Cómo están los 45 millones de no bancarizados en el país?

Parte de este grupo será atendido por estos nuevos actores, pero no se trata del sistema bancario, sino de la distribución del ingreso en Brasil. Aquellos que no tienen ingresos no necesitan tener un banco, por lo que parte de la población no es financiable. Es una discusión de carácter social y económico. Pero el acceso a estos servicios crecerá.

¿Cuándo tendrá Brasil la seguridad jurídica adecuada para las inversiones extranjeras? ¿Cómo ve el tema de la fiscalidad y la reforma fiscal?

La cuestión cambiaria, regularización de inversiones extranjeras, operaciones del Banco Central, acceso al mercado cambiario, acceso de empresas brasileñas al mercado internacional y de las empresas internacionales en el mercado brasileño han evolucionado de manera impresionante en los últimos 30 años.

En la década de los noventa dejamos un sistema cambiario completamente controlado y la necesidad de autorización previa del Banco Central para una serie de operaciones para actualizar la normativa y simplificar diversos temas como el cambio y las finanzas. Hemos avanzado en los mercados financieros y bursátiles. Hoy los inversionistas extranjeros acceden directamente al mercado de capitales brasileño, la B3 (Bolsa de Valores) junto con la CVM a lo largo de los años han creado una serie de mecanismos que han automatizado y reducido el flujo de inversiones.

El régimen tributario de Brasil es alto, complejo y provoca distorsiones entre estados, como una guerra fiscal. Cuando se entra en la cuestión de la infraestructura, de los sectores regulados, vemos un conflicto entre liberalismo y control estatal, creo que, lamentablemente, seguiremos enfrentando inestabilidad.

¿Qué aporta Joaquim Aceturi al mercado legal brasileño?

Creo que el perfil del socio director está determinado por la historia del cargo, el momento en que se encuentra la firma, la dirección que necesita y esto ha cambiado mucho a lo largo de los años. Estamos en una fase en la que el rol del director es más organizativo, de poder dar visibilidad a lo que hace la firma en su conjunto.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.