Skip to main content
"Soy optimista sobre el momento histórico que estamos viviendo"
"Soy optimista sobre el momento histórico que estamos viviendo"

"Las firmas deben estar preparadas para adaptarse a las ambiciones femeninas"

Simone Dias Musa, socia directora de Trench Rossi, habla sobre la reforma fiscal en Brasil, el liderazgo femenino y el cambio de mentalidad de las firmas sobre el tema de género
por Luciano Teixeira
publicado el27/08/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Simone Dias Musa es socia coordinadora del grupo de práctica tributaria de Trench Rossi Watanabe (in cooperation with Baker McKenzie International) - Brasil y miembro del comité administrativo de la firma. En conversación con LexLatinDias Musa habló de modelos de liderazgo que pueden inspirar a otras mujeres a buscar puestos en la dirección de firmas brasileñas. La abogada también analizó los cambios que la reforma tributaria puede traer al entorno empresarial del país.

¿Por qué las mujeres no ocupan más espacios en la dirección de las grandes firmas brasileñas?

Las firmas quieren que las mujeres participen en la toma de decisiones porque son más colaborativas y creativas, especialmente en el entorno competitivo de un estudio. El porcentaje de mujeres entre los miembros sénior aún es pequeño, todavía tiene una mayoría de miembros masculinos que se postulan o están a disposición. Todavía veo a las mujeres un poco tímidas al momento de postularse a estos cargos.

¿Cómo es la situación en su bufete?

En Trench Rossi trabajamos con un comité administrativo sin socios gerentes, somos tres socios administradores con el mismo poder de decisión, sin jerarquías entre nosotros.

Ya estoy en mi segundo mandato desde 2015. El estudio tiene antecedentes de mujeres en posiciones de liderazgo. Creo que es muy importante contar con estos modelos, como la Dra. Juliana Viegas, quien fue una socia muy influyente en el área de propiedad intelectual. Recuerdo cómo se impuso, lo tuve como ejemplo cuando tenía 24, 25 años, y entré a la firma.

Poco después tuvimos a Claudia Prado, quien fue socia en el área de fusiones y adquisiciones y participó en el comité administrativo de la firma, luego se convirtió en socia administradora. Cuando las mujeres ven a otras mujeres destacando y con capacidad de conciliar el cargo con las presiones de la firma, la familia y los niños, creo que anima a muchas mujeres que están en la base.

¿Faltan hoy modelos de liderazgo femenino en el mercado legal brasileño?

Todavía no tenemos liderazgo femenino en todas las firmas. Cuando lo tengamos entenderemos la diferencia con un modelo más colaborativo: las mujeres tienen mayor credibilidad, tienen muchas menos posibilidades de entrar en fricciones y enfrentamientos, aunque sí puede pasar, por supuesto, no es una regla general. Los bufetes deben estar preparados para adaptarse a las ambiciones femeninas.

¿Es una cierta indisposición con este mundo masculino, que a menudo puede ser tóxico y lleno de prejuicios?

Miran y ven un mundo sexista y tienen miedo de ser atacadas. A pesar de eso, hoy veo mujeres muy fuertes. Trabajo en un grupo de liderazgo de mujeres en Cesa (Centro de Estudio de Firmas de Abogados) y estoy impresionada con la calidad y fuerza, con la garra y determinación de las mujeres. Es posible que les falte la certeza de que es posible conciliar la vida en su conjunto y las adversidades de los bufetes de abogados y los problemas de remuneración sin ver el éxito de una mujer que les antecede. No es que necesites que esto se aplique, pero creo que cuando ves este modelo en la firma, eso impregna ese liderazgo. El ascenso de la primera mujer a la administración de la sociedad creará automáticamente un modelo para impregnar la sucesión.

¿Desde cuándo Trench Rossi tiene mujeres al frente de la firma?

Fuimos Claudia Prado, luego Anna Mello y yo. Así que tenemos unos 14 o 15 años de liderazgo femenino en la oficina.

Los bufetes hoy hablan mucho de diversidad, pero muchas iniciativas son una estrategia de marketing para atraer clientes. ¿Cómo ve este problema?

El marketing incluso puede existir pero -en mi opinión- existe conciencia de que la diversidad promueve el entorno empresarial. Ya sea diversidad de género, racial o religiosa. Sí, creo que algunas organizaciones pueden hacer esto por el bien del marketing, el oportunismo siempre existirá. Por otro lado, veo hoy, al menos en los grupos de discusión en los que participo, en los centros de estudio en despachos de abogados y otros colectivos que ya han pasado la etapa del marketing y tienen conciencia sobre el beneficio.

En el Cesa tienen un programa llamado "Incluir Direito" al que se han unido bufetes de abogados para financiar y apoyar a estudiantes negros a entrar a las mejores universidades de Brasil, para que salgan preparados para ocupar el cargo de abogados en grandes firmas. Por supuesto, no tienen la obligación de trabajar con los bufetes que apoyan el proyecto, pero nos gustaría tenerlos con nosotros. Estamos trabajando para tener más opciones y tener más diversidad.

Usted es del área fiscal, ¿cómo ve la discusión de la reforma tributaria en el Congreso?

Estamos viviendo un momento histórico. He trabajado en el área tributaria durante 25 años y me encanta esta discusión. El sistema brasileño siempre ha sido complejo, con mala tributación, además de mala calidad en la recaudación y uso de los impuestos. Entonces, para empezar, estamos hablando de reformar un sistema que está muy mal.

La reforma tributaria se ha discutido en Brasil durante 30 años y hay poca adaptación a los modelos internacionales. Siempre hemos tenido un modelo fiscal totalmente diferente al de los demás. Mi opinión es que necesitamos una unificación de impuestos, sean cinco o seis, y una mayor transparencia para el contribuyente. 

Es posible que tengamos un aumento brusco de la presión fiscal porque históricamente las empresas de servicios siempre han sido gravadas de forma reducida, especialmente aquellas que pueden optar al beneficio resumido. Este no es el caso de las grandes firmas de abogados que ya tienen ganancias reales y, por lo tanto, ya pagan, por ejemplo, 9,25 % de PIS (Programa de Integración Social) / Cofins (Contribución para financiar la seguridad social). La crítica hoy es si este aumento de la tributación de las personas que prestan servicios será absorbido por el consumidor. Esto puede reducir nuestro margen.

La reforma probablemente nos permitirá adaptarnos a un entorno internacional, ingresar a la OCDE -que es algo que a Brasil le gustaría mucho y que le dará credibilidad- y brindará seguridad en el entorno empresarial para las inversiones extranjeras.

Estoy a favor de la reforma con la creación de un Impuesto al Valor Agregado (IVA), reforma del Impuesto sobre la Renta, pero creo que el problema está en los detalles y los detalles no están muy bien explicados, puede agobiar a los prestadores de servicios y a los abogados.

¿Falta claridad por parte de los legisladores que se están ocupando de la reforma tributaria?

El gobierno puede ser humilde al aceptar propuestas de quienes realmente están en la prestación del día a día del servicio, la agroindustria, de cada sector y entender que hoy no hay seguridad en relación al IVA, por ejemplo. ¿Quién pagará, el consumidor final? Uno de los principales problemas mundiales del IVA es la dificultad de monetizar el exceso de crédito. ¿Los exportadores realmente recuperarán eso del gobierno?

El gobierno necesita escuchar y tratar de no matar la propuesta. Si me preguntan si Paulo Guedes (ministro de Economía) va mal, creo que es temprano. Llegó un poco tarde, podría haber introducido estas reformas antes, pero como él mismo ha explicado, estaba extremadamente ocupado con el liderazgo de la pandemia y con otros problemas que surgieron a causa del COVID-19.

Creo que se suponía que debía estar en otro nivel, pero es mejor hacerlo tarde que no hacerlo. Estoy a favor de implementar reformas. Soy prestadora de servicios, socia administradora de un despacho de abogados y resiento la posibilidad de incrementar la carga fiscal.

El cliente no absorberá este impuesto en el corto plazo, pero prefiero que Brasil cambie a que sigamos ganando un poco más de dinero en el corto plazo, pero con un peor entorno empresarial para las próximas generaciones.

Trench Rossi es un bufete full service y tiene una asociación importante con Baker McKenzie. ¿Cómo ve el mercado a partir de ahora?

La pandemia nos llevó a un mundo totalmente tecnológico. Ya sabíamos que pasaríamos de un mundo presencial a uno digital. De repente sucedió y las firmas más grandes tienen una mayor capacidad para estar a la vanguardia de la tecnología, por lo que, en mi opinión, esto marcó la diferencia en la pandemia. Veo incidencia en el futuro con menos nómina, menos personas y equipos extremadamente especializados para ciertos proyectos.

¿Qué aporta Simone Musa al mercado legal brasileño?

Soy optimista sobre el momento histórico que estamos viviendo. Estamos pasando por la posibilidad de tener importantes reformas estructurales que Brasil necesita. La pandemia ha supuesto un avance hacia la digitalización, el trabajo a distancia, haciendo que cada persona sea responsable de su desempeño y éxito. Añado optimismo sobre nuestro futuro y un poco de inspiración para la comunidad y el mercado legal.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.