Skip to main content
Felipe Gamboa Lozada / Cortesía

Felipe Gamboa Lozada: “Estamos pasando de una etapa de curiosidad inicial a una germinal”

“Estamos orgullosos de haber ganado un Talent Fest de Laboratoria y continuamente estamos buscando oportunidades de innovar”
por Lara Valencia
publicado el03/07/2019
Compartir

Gamboa pertenece a uno de los bufetes que más noticias de emprendimiento tecnológico ha dado para las noticias de LexLatin, Miranda & Amado Abogados, que ya lleva varios desarrollos tecnológicos a sus espaldas. El más reciente fue el test virtual de igualdad salarial.

El asociado sénior Felipe Gamboa Lozada nos habló de sus redes de contactos en los hubs tecnológicos de Lima. Es un abogado bien próximo a la tecnología y a la innovación. Algunos de sus colegas le hablan incluso de complementar sus conocimientos de derecho con cursos de Python. Hablamos con él en la Serie IA (de inteligencia artificial).

—¿Cuáles son, en su opinión, las nuevas tecnologías que dentro del desarrollo de la IA han impactado más fuertemente el ejercicio del derecho?

—La tecnología está dando lugar a cambios significativos en la manera como se ejerce el derecho, básicamente porque permite “hacer más con menos”. Los cambios empiezan en países como el Reino Unido o Estados Unidos, pero ya empiezan a sentirse también en Latinoamérica. Estamos pasando de una etapa de curiosidad inicial a una germinal en la que distintas organizaciones públicas y privadas empiezan a gestar iniciativas relacionadas con la tecnología legal.

A inicios de 2018, Miranda & Amado Abogados fue el primer estudio de abogados peruano en participar y ganar una hackaton con Laboratoria. Hoy en día, entidades públicas como el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) o el Ministerio de Cultura ya realizan hackatones. Incluso la presidencia del Consejo de Ministros, con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ya lanzó la primera “IA-ckaton”, el primer evento de inteligencia artificial en el Perú para desarrollar proyectos que mejoren los servicios del Estado apoyados en esta tecnología.

La tecnología y la inteligencia artificial van a impactar diferentes aspectos del trabajo legal. Yo destaco las mejoras en el procesamiento de grandes cantidades de datos, la automatización de procesos y el desarrollo de chatbots

—¿Qué procesos dentro de la prestación de servicios legales considera son los que se están beneficiando o se beneficiarán más de los nuevos desarrollos tecnológicos?

—La tecnología ayuda a mejorar los procesos internos, siempre y cuando exista también un cambio cultural en las organizaciones para saber aprovecharla.

Los nuevos desarrollos tecnológicos impactan en dos niveles de la prestación de servicios legales.

En primer lugar, hay una optimización de los procesos internos de los prestadores de servicios legales, lo cual permite que estos sean más eficientes. En este nivel, la tecnología puede mejorar la asignación de abogados a encargos y equipos de trabajo, el control de presupuestos, la gestión de la experiencia y el conocimiento, entre otros procesos.

Pero también hay un segundo nivel que está referido a cómo la tecnología abre la posibilidad de brindar mayor valor agregado a nuestros clientes. Esto puede también proyectarse en proveer servicios a grandes sectores de la población desatendidos, con herramientas B2C (business to consumer) más escalables. Esta es un área por el que diversos emprendimientos de legal tech están apostando.

—¿Se están cambiando las estructuras organizativas en las firmas para formar y empoderar a los abogados con especial enfoque en las nuevas generaciones y que sean más apegados al uso de herramientas tecnológicas?

Definitivamente, las estructuras organizativas están cambiando. La incorporación de talento de disciplinas ajenas al derecho es una muestra de ello. El ejercicio de la profesión ya no es una cuestión exclusiva de los abogados.

Nuevos perfiles como especialistas en inteligencia de negocios, experiencia del usuario o ciencia de datos aportan valor al servicio legal. Y dentro del derecho, también las nuevas generaciones exigen más.

Hace muy poco, un joven estudiante con el que trabajo me contó que se ha matriculado en un curso de programación en Python, lo que le permitirá enfocar los problemas legales desde distintas perspectivas y con más herramientas al momento de comunicarse con clientes cada vez más ágiles. Me alegró mucho ese interés, porque demuestra que los perfiles de los abogados no son estáticos y que hay intereses que van más allá del derecho. Necesitamos ser flexibles en la forma de trabajar.

Yo tuve la experiencia de ser “conejillo de indias” en un proyecto de implementación del teletrabajo y valoro que ello me permitió ser más apegado al uso de herramientas tecnológicas.

—Usted es miembro del colectivo Legal Hackers Lima y del Comité de Innovación de Miranda & Amado. ¿Está la firma trabajando en algún tipo de emprendimiento tecnológico?

Legal Hackers Lima es una comunidad efervescente. En lo que va de año hemos organizado meetups que han convocado a más de 300 personas, lo que muestra el interés por la intersección entre la tecnología y el mundo legal. Es un espacio de encuentro que contribuye al crecimiento del ecosistema de la innovación en el Perú.

Por el lado del Comité de Innovación de la firma, se trata de una apuesta que no es nueva, ya que tenemos varios años refrescando nuestra forma de trabajar y lanzando productos innovadores como Smart Laboral, el Sistema de Información Municipal-SIM M&A, o el más reciente test virtual de igualdad salarial.

Estamos orgullosos de haber ganado un Talent Fest de Laboratoria y continuamente estamos buscando oportunidades de innovar en nuestra relación con clientes, nuestro talento, la sociedad y la academia.

—¿Piensan en abrir un área de práctica especializada en nuevas tecnologías para asesorar a sus clientes en el impacto que pueden tener en lo legal?

—El estudio ya atiende temas de nuevas tecnologías desde la práctica de TMT (telecomunicaciones, media y tecnología), que forma parte de nuestra área regulatoria. Hasta donde sé, nuestra idea es mantener esta práctica y profundizarla según las necesidades de los clientes y el mercado.

—¿Cómo cree que influirá en el sector legal la carrera que ha emprendido China para liderar el desarrollo y producción de tecnologías con el plan Made in China 2025? ¿Veremos más inversión china que pueda acelerar el crecimiento tecnológico en América Latina?

Sin duda China es un líder digital mundial y su relevancia geopolítica impacta a nivel global. Considero que sí es posible que veamos más inversión china en América Latina, pese a la barrera lingüística.

—Según Expansión,  “Silicon Valley se ha convertido en la capital tecnológica del mundo, gracias a que Estados Unidos tradicionalmente ha sido un país con una regulación muy permisiva a la hora de hablar de desarrollo tecnológico. Sin embargo, la presión sobre los legisladores estadounidenses para proteger al usuario frente a las grandes tecnológicas amenaza este ecosistema”.  ¿Cómo cree que evolucionarán estos debates? ¿Cómo cree que podrían cambiar esos “ecosistemas” regulatorios?

—Los marcos regulatorios influyen en la manera de hacer negocios y pueden favorecer, o no, el surgimiento y crecimiento de un ecosistema de emprendimiento e innovación. El gran reto en la protección de los usuarios frente a las grandes empresas tecnológicas será procurar un balance para no afectar a los nuevos emprendimientos.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.