Skip to main content
Plinio Pinheiro Guimarães Neto comenta que la firma que dirige estaba preparada para la  crisis, pues había invertido en tecnología y seguridad de la información
Plinio Pinheiro Guimarães Neto comenta que la firma que dirige estaba preparada para la crisis, pues había invertido en tecnología y seguridad de la información

"El Estado brasileño obstaculiza el desarrollo de los negocios en el país"

Plinio Pinheiro Guimarães Neto, socio director de la firma que lleva el nombre de su familia, habla sobre cómo las políticas y la legislación tributaria y de seguridad social pueden impactar la realización de nuevos negocios y el desarrollo de la economía
por Luciano Teixeira
publicado el15/10/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Se especializa en el mercado financiero, adquisiciones de carteras de crédito, desarrollo y financiamiento de proyectos, fondos de inversión, fusiones y adquisiciones, entre otros sectores con alta demanda en el sector legal brasileño, incluso en tiempos de pandemia.

Plinio Pinheiro Guimarães Neto lleva el nombre de una de las firmas más antiguas de Brasil, que cumplirá 100 años en 2022 y cuenta con 36 socios y 120 abogados en sus oficinas de Río de Janeiro y São Paulo. 

En conversación con LexLatin, habló sobre política, legislación fiscal y de seguridad social y cómo estos temas impactan las inversiones que pueden y deben hacerse en el país.

Su firma se encuentra entre las líderes en operaciones en el mercado financiero nacional y cumplirá 100 años en 2022. ¿Cómo es este momento para ustedes?

Históricamente nos hemos posicionado como un bufete de finanzas comerciales, lo que significa que nuestros clientes se encuentran principalmente en los mercados financiero, de capital o corporativo. Hemos trabajado para grandes bancos internacionales en Brasil durante mucho tiempo, como Citibank por ejemplo, que ha sido nuestro cliente durante 80 años, y en ese tiempo representamos al comité de bancos que negociaron la deuda externa brasileña en la década de los ochenta y luego en los noventa.

Debido a este tipo de desempeño, ahora tenemos acceso a varios clientes potenciales y empresas y clientes corporativos aquí en Brasil. Realizamos varias operaciones importantes como Itaipú, las centrales nucleares de Angra dos Reis y, más recientemente, varios proyectos de infraestructura.

Vinculado a todo ello está la actividad fiscal destinada a estructurar operaciones. Como somos una firma de transacciones, nuestra fortaleza son los deals, hacer transacciones, cuanto más complejas, más innovadoras, más interesantes para nosotros.

Nuestro diferencial hoy son las operaciones estructuradas, reunir diferentes habilidades conociendo mucho sobre el sector de fondos, la parte tributaria, el mercado de capitales en sí mismo, cómo piensa y analiza la banca una operación, si es o no bancable. Esto requiere un conocimiento muy lineal de diferentes áreas y competencias.

La Bolsa de Valores de Brasil es una de las  especialidades del estudio. ¿Qué ha cambiado en este mercado en los últimos 10 años?

Hay oportunidades de expansión y hay un gran esfuerzo por autorregularse. Hoy en Brasil tenemos una Bolsa de Valores de primera calidad, de primer mundo. Las empresas están prefiriendo buscar soluciones en los mercados de capitales para obtener financiación, liquidez para la supervivencia de sus negocios en esta fase de crisis.

Pero los mensajes que viene enviando Brasil al exterior a veces están distorsionados, mal interpretados, hay cierta inseguridad o malestar en relación con el país. Pero no hay forma de dejar a Brasil fuera de las inversiones internacionales, porque las oportunidades de crecimiento y desarrollo de nuevas fronteras están aquí. Tenemos una economía y un marco regulatorio relativamente organizado.

¿Qué sigue para este mercado en los próximos meses?

Hoy tenemos alrededor de 60 operaciones en estudio o planeadas, muchas no serán viables porque no siempre es posible tener la atención de todos los potenciales participantes del mercado.

Habrá mucha inversión en infraestructura, principalmente en el sur y sureste, no solo en saneamiento, sino en energía y transporte. Petrobras va a realizar algunas inversiones además del BNDES. También vemos un alto nivel de operaciones de fusiones y adquisiciones y todavía tenemos startups y empresas de tecnología, así como más potencial de OPI por delante. Tenemos el sector salud y también el sector educativo con algunas consolidaciones.

Lo que no puede pasar es perder el foco con eventuales disputas políticas o electorales que ahuyentan o entorpecen el interés de los extranjeros, porque cuando ellos entran con más apetito entonces se torna emocionante.

¿Cómo ha obstaculizado la política las operaciones financieras y el trabajo de los escritorios jurídicos?

Creo que hay mucha confianza en lo que se está haciendo en materia económica en la persona del ministro [de Economía, Paulo Guedes]. Hay una agenda que se pospone en temas importantes: la reforma administrativa está ahí, mal o bien hay otras reformas que se sometieron a votación y una señal positiva entre Rodrigo Maia (presidente de la Cámara de Diputados) y Paulo Guedes.

¿Cree que 2021 será un año de entrada de capital extranjero más fuerte?

Plinio Pinheiro Guimarães Neto
Plinio Pinheiro Guimarães Neto

Tiene el potencial para eso, pero dependerá un poco de lo que se pueda hacer en términos de infraestructura.

Tenemos un ministro de infraestructura que tiene una gran credibilidad, pero dependerá más de la agenda política: viabilizar concesiones e inversiones del Estado que puedan ser asumidas por el sector privado.

Hablando más sobre derecho tributario, de la reforma fiscal en el Congreso Nacional, hoy tenemos uno de los peores sistemas impositivos del mundo. ¿En qué medida obstaculiza esto la actividad de empresas y de los despachos de abogados?

Se necesita un sistema tributario más organizado, menos complejo, en el que el Estado no sea visto como un socio indeseable y obstaculice el emprendimiento y el desarrollo de actividades en la economía.

El Estado brasileño hoy obstaculiza el desarrollo de los negocios en el país, esto se aplica a la legislación tributaria y de seguridad social. En la medida en que se logre simplificar el camino desde el punto de vista del empresario para el pago de sus impuestos, esto será sumamente positivo, sin mencionar el tema de la recaudación. La gente vive en las ciudades y necesitamos mejores gobernadores en los municipios.

¿Cuánto pueden las firmas aprovechar la oportunidad con una especialización creciente, en áreas como energía, por ejemplo?

Están apareciendo especializaciones: medios de pago, banca electrónica y regulación, que requerirán muchos conocimientos. El tema regulatorio es importante porque involucra no solo transacciones financieras, sino transacciones comerciales en general, además de proteger los datos de las personas. Hoy también vemos un gran movimiento de desbancarización.

El sector de las energías renovables se va a desarrollar mucho, hay una demanda de inversores internacionales para la generación de energía limpia. El tema del derecho ambiental es otra práctica que se desarrollará y tendrá un valor importante en el futuro.

En cuanto a las operaciones de reestructuración de deuda, tenemos varias en este momento. ¿Cómo pueden los bufetes aprovechar y prosperar en un entorno de crisis?

Hemos tenido un gran ciclo en los últimos cinco años, operaciones de reestructuración, tanto judiciales como extrajudiciales, y situaciones concursales. Había muchos y esto generó muchos ingresos para las firmas en un momento en que la economía no iba bien. Tuvimos el grupo X, OI, otras situaciones que dieron trabajo a las estudios durante mucho tiempo, entre otras cosas porque el mercado petrolero estaba parado, no había petróleo ni gas, no había subasta.

Ahora estamos viviendo una situación interesante en la que la alternativa a la reestructuración es la OPI, o follow-on, e intentar salir al mercado, forma que hoy es válida. La reestructuración tiene algo, lo hemos hecho y participado. La propia OI sigue arrastrándose, pero creo que no vamos a experimentar una ola de reestructuración como en el pasado, porque veo cierto optimismo, una mirada hacia Brasil y el desarrollo de nuestra economía que puede darnos un respiro.

¿Cómo afronta su firma la crisis y qué perspectivas tiene?

La crisis nos agarró en un momento muy positivo, estábamos preparados. Habíamos realizado inversiones en tecnología y seguridad de la información. Estamos trabajando bien de forma remota, tenemos reuniones de equipo semanales, pero es obvio que trabajar en la oficina con todos es muy enriquecedor.

¿Cómo se prepara un profesional del derecho para actuar en el mercado de deals, que es tan específico, prometedor y que puede generar altos ingresos?

Cualquiera que entre en esta profesión pensando que va a pegar se engañará. La experiencia, vivencia, la capacidad de recopilar conocimientos para formar algo más estructurado solo se obtiene con el tiempo y la práctica.

Mi recomendación es que intente trabajar con buenas personas y equipos en un entorno lo más horizontal posible, que tenga acceso a personas con conocimiento y experiencia para aprender, para que no siga haciendo tareas que no conoce ni el contexto en el que se insertan y en qué contexto se encuentra porque eso no lo llevará muy lejos.

¿Qué importancia tiene Plínio Pinheiro Guimarães Neto para el mercado legal brasileño, qué aporta a este entorno y cuál es su legado?

Es una pregunta que me hago todos los días. Es necesario involucrarse, intentar dar las mejores soluciones siempre con mucha lealtad y transparencia. Intento trabajar con las puertas abiertas, el becario del primer día me llamará Plinio, llegará para hablar conmigo, así que trabajo en equipo buscando siempre la calidad.

Participo en las operaciones que puedo ejecutar porque tengo buenos equipos, formados orgánicamente, tengo mucha confianza en el trabajo de mis socios más jóvenes. Intento estar siempre disponible, explicar porqué suceden las cosas y crear un ambiente de cooperación que es lo que mantiene la oficina en funcionamiento cuando me voy. Tengo 53 años, me quedaré mucho tiempo, pero no me quedaré para siempre.

 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.