Skip to main content
"Mi mentor actual es un apoyo y guía importante en este crecimiento, al igual que todos los abogados con quienes trabajo" / Pixabay

Ana Carolina Castillo Solís: "La mentoría es un camino facilitador"

"Nos permite a los más jóvenes ganar ventaja, apalancándonos en la experiencia y aprendizajes de otros que ya han pasado por el mismo camino"
por Lara Valencia
publicado el01/05/2019

Ana Carolina Castillo Solís es asociada de Morgan & Morgan, firma a la que llegó como pasante y donde se quedó.

Comparte con LexLatin en La firma y los millennials sus planes de desarrollo en el bufete, además de dar una detallada lista de las herramientas tecnológicas que más apoyan su trabajo como abogada en Panamá.

—¿Cómo llegó hasta el área de práctica donde está desarrollando su carrera? ¿Por qué decidió esa especialidad frente a otras?

—Siempre me apasionó el derecho, aunque no estaba segura en qué me quería especializar hasta que comencé a trabajar de pasante. Comencé mis prácticas en Morgan & Morgan, en el área de derecho corporativo, apoyando principalmente en asuntos del derecho administrativo relacionados con financiamientos, fusiones y adquisiciones y desarrollo de proyectos, enfocada principalmente en proyectos de generación de energía.

Ana Carolina Castillo
Ana Carolina Castillo

Para mí fue una conexión inmediata con el derecho de energía, ambiental y asuntos del derecho mercantil relacionados con este sector de la industria. Pero lo que más me atrajo de esta especialidad es la particularidad y singularidad de cada transacción. Cómo cada proyecto —ya sea en su etapa de desarrollo, adquisición o financiamiento— es diferente de otros, lo que hace cada transacción especial y diferente de las demás.

—¿En qué aspectos ha cambiado su visión de la profesión legal desde que egresara de la universidad hasta este momento? ¿Es trabajar en una firma tal y como lo imaginaba cuando era estudiante?

—Mientras estudiaba tuve la oportunidad de trabajar como pasante. Comencé mi segundo año de estudios trabajando en Morgan. Me sentí dichosa de haber encontrado mi especialidad y un buen ambiente de trabajo en el mismo lugar, así como de tener la oportunidad de crecer y convertirme en asociada, posición que actualmente desempeño.

La experiencia ha sido siempre muy gratificante. Estoy rodeada de un equipo de profesionales de primer nivel. Me han compartido sus conocimientos y experiencias, enriqueciendo mi crecimiento profesional y promoviendo mi pasión por la profesión.

—¿Cuáles son sus metas en Morgan & Morgan en este momento?

—Estoy comprometida con continuar creciendo y desarrollando mi potencial dentro de la firma de la mano de profesionales de alto nivel, con quienes comparto curiosidad intelectual y pasión por la profesión.   

—¿Cuáles son sus herramientas de tecnología legal favoritas? ¿Cómo le ayudan en el desempeño de su trabajo?

—En el día a día me apoyo mucho en herramientas tecnológicas que me facilitan mi trabajo y ayudan a ser más eficiente. Mi principal herramienta tecnológica —luego de mi portátil, por supuesto— es mi teléfono inteligente. En él, además de tener mi correo electrónico y estar así conectada instantáneamente con mis colegas y clientes en cualquier parte del mundo, puedo trabajar cualquier documento (sin importar el formato) e investigar cualquier ley a través de internet.

Mi tablet también hace las veces de smartphone y es muy útil y cómoda para reuniones, conferencias y viajes.

Otra herramienta muy útil es la aplicación Cisco Jabber, un sistema de comunicaciones que me permite conectarme con mis colegas dentro de la firma a través de un canal seguro (vía chat y llamada), lo que resulta muy conveniente especialmente cuando trabajo fuera de la oficina

Algunas herramientas legales que recomiendo para abogados panameños y que utilizo en mi día a día, son:

1. La página web de la Procuraduría de la Administración. En ella se pueden investigar todas las leyes y reglamentaciones panameñas, incluyendo sus modificaciones. 

2. La página web del Órgano Judicial, que es muy útil para investigar fallos.

3. La página web del Registro Público para investigar, principalmente, información relativa a sociedades y propiedades.

—¿Qué sinergias se pueden producir entre el abogado latinoamericano y el abogado anglosajón? ¿Qué tiene uno que aprender del otro?

El abogado anglosajón tiene la ventaja de ser muy estructurado, técnico y detallista. Esto, añadido a los modelos de contratos que han sido históricamente probados en los tribunales (principalmente de Nueva York), les aventaja en la técnica de redacción contractual.

Se pueden producir sinergias importantes en el asesoramiento a inversionistas extranjeros que decidan invertir en Latinoamérica, multilaterales y otras entidades financieras que otorguen financiamiento, así como en procesos de arbitraje internacional.

La experiencia de las firmas anglosajonas, sumado a sus bases de datos de modelos de contratos y casos, les convierte en un activo importante para clientes extranjeros que deciden invertir en Latinoamérica. Por su parte, el rol del abogado latinoamericano es muy importante para brindar una asesoría integral al cliente, siendo aquel quien mejor conoce de las leyes y regulaciones locales, así como de los trámites, procesos y pronunciamientos de las cortes locales.

—¿Qué habilidades que no se aprenden en la escuela de derecho necesita el abogado de hoy?

—La profesión legal es una profesión de servicios. Por lo general, se le da poco énfasis al servicio al cliente en la escuela de derecho. Es fundamental relacionarse con el cliente para comprender sus necesidades, entender su negocio y, así, prestar un mejor servicio, atinado y eficaz.

Otro aspecto muy importante está relacionado con el negocio de esta profesión. El abogado debe conocer su valor, cómo tasar sus servicios y cómo mercadearse.

—Por último, ¿qué es lo que más une y lo que más separa a su generación de la generación de socios en la firma? ¿Qué opina de la mentoría? ¿Hay algún abogado o abogada que actualmente considere como su mentor o referente en la profesión?

—Pienso que lo que más nos une es la pasión por la profesión y el compromiso con el cliente, que es algo invariable indistintamente de la generación a la que pertenezcamos.

Existen importantes diferencias de cómo era el ejercicio de la profesión antes versus ahora, marcadas principalmente por los cambios que ha traído la tecnología. Hemos intercambiado el sacrificio de estar muchas horas en la oficina físicamente por el sacrificio de estar conectados 24/7 a través de un teléfono inteligente.

Con la participación de socios de la generación X y con el ingreso de nuevos socios en el margen entre millennials y esa generación X, la brecha se va cerrando. Así, se permite integrar la tecnología como herramienta de apoyo en el ejercicio de la profesión, lo que a la vez promueve un ambiente flexible.

Pienso que, así como la tecnología puede ser una herramienta muy útil para facilitar el ejercicio de la profesión, de igual manera la mentoría es un camino facilitador. Nos permite a los más jóvenes ganar ventaja, apalancándonos en la experiencia y aprendizajes de otros que ya han pasado por el mismo camino.

Estoy muy agradecida con quienes han confiado en mí y con quienes han sido mis modelos y guías en la profesión. Desde mi hermana mayor, que ha sido un ejemplo en el camino y me ha aconsejado en mi crecimiento, a mi primer mentor, socio de Morgan & Morgan, quien vio el potencial en mí y me ayudó a crecer y proyectarme dentro de la firma. Finalmente, mi mentor actual es un apoyo y guía importante en este crecimiento, al igual que todos los abogados con quienes trabajo.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.