Skip to main content
Carlos Souto: El nivel de complejidad de los temas aumentó con la pandemia
Carlos Souto: El nivel de complejidad de los temas aumentó con la pandemia

"Brasil necesita más seguridad jurídica e institucional"

Carlos Fernando Souto, socio director de Souto Correa Advogados, habla de la necesidad de un entorno empresarial que favorezca el crecimiento del país
por Luciano Teixeira
publicado el05/11/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Carlos Fernando Souto, socio director de Souto Correa Advogados, es un abogado  multidisciplinar y tiene conocimiento de áreas clave del mundo jurídico. Se especializa en tecnología, finanzas, energía, bienes de consumo e industrias manufactureras. La experiencia en estos sectores hizo que el abogado se especializara en operaciones complejas, algo muy valorado en estos tiempos de pandemia.

En conversación con LexLatin, el abogado habla sobre el entorno empresarial en Brasil, la importancia del buen gobierno en las empresas y firmas, los temas gubernamentales que deben abordarse y la necesidad de un entorno empresarial que favorezca el crecimiento del país.

Usted tuvo COVID al comienzo de la pandemia, ¿cómo fue pasar por esa experiencia y qué le dejó como lección de vida y para el ejercicio de su profesión?

Fue una experiencia diferente tanto por la duda, las consecuencias de los síntomas y el tratamiento como por la necesidad de llevar la vida en ese momento. No tenía síntomas leves, pero no necesitaba ser hospitalizado.

Necesitamos creer en las personas, pensar en los médicos, compañeros de bufete, creer en todo lo que tiene estructura y capacidad de autogestión, que podamos tener asistencia y apoyo de personas calificadas, tranquilas y serenas y entender que hay quienes te dan apoyo en momentos de dificultad, entender al otro, las dificultades e identificar los caminos para resolver los desafíos.

¿Qué lecciones aprendió de la gente en ese momento de crisis?

Vi una gran valentía, nivel de compromiso y espíritu emprendedor. El nivel de contribución fue impresionante, la gente ayudaba a la firma, apoyaba las iniciativas, era participativa y todos se dedicaban a estar cerca de los clientes porque no era solo nuestro problema, era un problema de todos.

¿Cómo es ser una firma en el sur del país expandiéndose a otras regiones y cuáles son los desafíos y posibilidades para los estudios de abogados a partir de ahora?

Con tasas de interés más bajas, debemos buscar nuevas inversiones y alternativas para todos. Notamos un incremento en todas las iniciativas y prácticas que buscan la reasignación de recursos e inversiones: iniciativas corporativas, M&A, planificación fiscal y una serie de aspectos vinculados a nuevas inversiones, como startups y la demanda de capital con nuevos negocios que generan ganancias potenciales.

Por otro lado, es necesario gestionar las consecuencias negativas de la pandemia. Y aquí viene de nuevo la planificación fiscal, la gran demanda de consultas relacionadas con la legislación laboral, renegociaciones, contratos, muchas negociaciones y cuestiones relacionadas con la interpretación de contratos, reestructuración empresarial, derecho inmobiliario, sucesiones y una organización de planificación familiar muy profunda.

No sé si hay una particularidad del mercado regional, a la luz del mercado en su conjunto, son reflejos generales. No puedo identificar qué lo diferencia de São Paulo y Río de Janeiro, por ejemplo.

¿Crecieron entonces los problemas de derecho de sucesión con la pandemia?

Carlos Souto
Carlos Souto

Mucha gente se ocupó de organizar su patrimonio, el gobierno corporativo, revisar este tema para ver si están bien estructurados, además de las empresas que están haciendo un esfuerzo corporativo, salir a bolsa, dejar todo esto organizado, pensando en la sucesión, en la continuidad de una manera muy clara.

¿El cliente está exigiendo más de ustedes, buscando otras cosas que no buscaba antes de la pandemia?

En nuestro mercado, la proximidad es necesaria. Notamos que en ese momento aumentó el nivel de complejidad de los temas. No se trata solo de complejidad jurídica, sino también de complejidad económica. Eso trae problemas centrales para las empresas que impactan profundamente el negocio.

¿Cuáles son esos problemas?

Una empresa que atraviesa una crisis en la pandemia, como la industria del entretenimiento, los hoteles, los servicios vinculados a áreas altamente impactadas, la aviación, un tema y una negociación que sería más trivial gana una urgencia y una gran complejidad. Por eso necesitamos tener una respuesta rápida y precisa para el cliente, contemplar el contexto y entender qué estamos haciendo allí en ese momento para que las cosas funcionen de manera que el cliente pueda recibir la orientación que es necesaria para que pueda lidiar con ese tema.

¿Necesitan más sectores de la firma involucrarse en cuestiones complejas?

Los temas se han vuelto más complejos debido al contexto y allí lo multidisciplinar es perfecto. Creo que esta cercanía del abogado con el cliente, entendiendo el negocio, pero sobre todo dando en una estrecha relación de confianza, cobra una importancia muy grande, muy especial, el cliente sabe con quién está tratando, ya sea por la mesa directiva, por el tema institucional, por un abogado que está allí representando. Creo que en momentos como este, más delicados, esto tiene un peso diferente y es entonces cuando vemos en vivo el resultado de la inversión institucional, del peso institucional, en términos de gobernabilidad, de la estructura de confianza a nivel de diálogo abierto y la calidad de las respuestas intercambiadas con el cliente. Estos aspectos se vuelven universales.

Hablando un poco sobre su área de especialización, trabaja con las industrias de tecnología, finanzas, energía, bienes de consumo y manufactura. ¿Cómo igualar toda esta experiencia?

La historia de mi vida proviene de múltiples áreas. Con el paso del tiempo me centré más en el área corporativa y en la administración de proyectos complejos. Entonces hay un cliente con una OPI, una restitución corporativa, planeación tributaria, planeación sucesoral, todo en un mismo cliente, participo en la gestión de esta relación y señalando los talentos de la firma de acuerdo a los temas específicos que se presenten. Soy gerente de un proyecto complejo, pero con un sesgo más corporativo para fusiones y adquisiciones y contratos.

¿Qué proyectos tendremos en los próximos meses que involucren múltiples áreas?

Los proyectos en los que más estoy involucrado en este momento son: adquisiciones, organización societaria de empresas que cotizan en bolsa, negociación de inversiones en fondos de infraestructura, ya sea buscando capital extranjero y oportunidades en Brasil o acompañando proyectos de desregulación para concesiones. Pensando en voz alta, se trata de grandes proyectos que atraen inversiones de nuevos recursos con oportunidades de expansión en busca de mayor rentabilidad.

Hablando de inversión extranjera, Brasil es barato y el dólar se aprecia frente al real. ¿Cómo es esta negociación con el inversor extranjero? ¿Están interesados, a pesar del ambiente de confusión?

Brasil es barato para los que entran, pero caro para los que se van. Y luego la gran pregunta es la seguridad institucional. Tenemos un país que, históricamente, sin importar quién esté en el poder y el color de partido, insiste en no dar un mensaje institucional que genere la posibilidad de tener seguridad a largo plazo.

Por otro lado, con la reducción de las tasas de interés, dejó de ser un país para una oportunidad financiera. Entonces hay inversionistas que han hablado con nosotros, aunque saben un poco de estos riesgos y empiezan a estar dispuestos a la posibilidad de ganancia, a la lógica de inversión y a invertir por la emisión del tipo de cambio, una vez que se convierta en real, será costoso. Brasil necesita más seguridad jurídica e institucional, todavía tiene una imagen muy rayada, mucha inseguridad, lo que hace que nuestro crecimiento, nuestra expansión se mantenga contenida y avance a baja velocidad. Pero empieza a haber algún tipo de negociación en ese sentido.

Entonces, ¿hay menos especulación y más inversión en el sector productivo?

Exactamente.

¿Cuál es el tipo de inversor que busca a la firma?

Inversores estadounidenses y europeos, pero también tenemos clientes chinos.

¿Qué quieren comprar?

Concesiones en las áreas de energía, saneamiento y 5G. En Brasil hay mucha carencia en infraestructura. El saneamiento es una gran oportunidad al igual que la energía limpia, el petróleo y el gas. Con la energía eólica estamos haciendo mucho ahora, la solar también tendrá un campo muy grande, además de los contratos de distribución y gas.

El inversor solía especular y ahora está invirtiendo en esta infraestructura más duradera. ¿Cuánto puede esto transformar nuestra economía en los próximos años?

Puede transformarse profundamente, si tenemos seguridad jurídica y estabilidad institucional tanto para mantener bajas las tasas de interés como para tener confianza en las instituciones. Podemos tener un país más capitalista en el lado positivo, con más progreso, inversión, ahorro y libre comercio. Si logramos hacer esta tarea tendremos un país mucho más rico y personas con calidad de vida en todos los sentidos.

¿Qué importancia tienen las OPI que están ocurriendo en este momento?

La capitalización refuerza el efectivo, permite nuevas inversiones, es capital que no es tan caro y arriesgado, la empresa lo comparte con inversionistas que pueden tener una oportunidad muy importante. Es un juego de ganar-ganar para empresas e inversores potenciales.

Las empresas más sólidas y ágiles que tienen confianza institucional pueden aprovechar las olas de oportunidades, devolviendo a los inversores retornos que no encontrarían de otra manera. Tienen ventanas abiertas y muy buenas oportunidades para venir.

¿Cómo ve las discusiones sobre tecnología y datos en el entorno legal y en el mercado brasileño?

Estas transformaciones aceleradas pueden ser fundamentales para la supervivencia de las organizaciones. El mundo de las plataformas y los ecosistemas transformará muchas empresas y procedimientos a los que estamos acostumbrados.

La LGPD (Ley General de Protección de Datos) es una forma de universalizar un tipo de atención con datos y clientes y observa una lógica internacional. El gran cuidado es no confundir la necesidad de disrupción y transformación todo el tiempo, sino más bien tener una visión más amplia, que el ecosistema contemple el fortalecimiento de lo que es nuestra misión y seguirá con el acople de otros caminos y dialogará con lo que hay que preservar. Es una capacidad de reinvención y aprendizaje permanente.

¿Esta vez tomaremos el tren de la oportunidad y aprovecharemos los cambios que nos trae la tecnología para producir nuevos productos y servicios para el mercado?

Históricamente siempre llegamos tarde. Solo que este tren ahora es más rápido, el mundo es muy líquido. La brecha entre quienes más pueden y quienes menos pueden tiende a aumentar si no hacemos nuestra tarea. Y este es un riesgo que estamos asumiendo en Brasil hoy.

El fortalecimiento institucional, la confianza en las instituciones, la seguridad jurídica, el respeto a los contratos, la reducción de los costos públicos son fundamentales, porque de lo contrario este tren que insistimos en perder en un momento no tendrá paradas en las que podamos entrar.

¿Qué aporta Carlos Souto al mercado legal brasileño?

Contribuyo al fortalecimiento de una institución que busca ofrecer a sus profesionales la oportunidad de aprovechar al máximo su potencial y, al hacerlo, desarrollar la relación con las personas y los clientes, mejorar el entorno donde se encuentra la firma y que estas personas brinden un mejor ambiente para todos.

 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.