REPORTAJES


Iniciativas LGBTI: buscando un terreno donde todos podamos existir

Si buscamos la palabra “diversidad” en el diccionario, el resultado no sería suficiente para explicar por qué está en boca de tantos actores de interés: economistas, psicólogos, políticos e incluso, cómo no, abogados.

Según la RAE, diversidad se refiere a “1. Variedad, desemejanza, diferencia. 2. Abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas”. Sin embargo, más allá de esa escueta definición, la diversidad como concepto es actualmente estudiada, explorada y sobre todo celebrada. La ONU afirma que la diversidad es importante porque, entre otros muchos motivos, “las tres cuartas partes de los mayores conflictos tienen una dimensión cultural. Superar la división entre las culturas es urgente y necesario para la paz, la estabilidad y el desarrollo.”

Es entonces un concepto que impulsa un movimiento de transformación y cambio de paradigma, del cual las empresas deben tomar conciencia para adaptarse y evitar que los nuevos tiempos las tomen por sorpresa. Es un debate sobre equidad, inclusión, e incluso, para quienes sepan aprovecharlo, de iniciativas que generan valores añadidos. Pero lo más importante, y más en una profesión como la abogacía, es que estamos a fin de cuentas debatiendo sobre derechos, y más específicamente sobre derechos humanos.

¿Cómo se traduce entonces esto en la práctica? En otras palabras, más allá de que todos nos pronunciemos a favor de la diversidad, ¿qué hacemos realmente para promocionarla, visibilizarla, producirla y, finalmente, reproducirla? La respuesta es: participar.

A las editoriales jurídicas llegan, cada vez con más frecuencia, los boletines de firmas que reportan sobre los espacios de debate para cuestiones como el empoderamiento femenino, los refugiados, o el colectivo LGBTI.

El pasado 1 de septiembre TozziniFreire Advogados -en Brasil- acogía su primera TFAffinity group discussion. TFAffinity es la iniciativa LGBTI que la firma brasileña lanzó en mayo de 2017 como refuerzo de su “compromiso con la diversidad”. Para concretar más, estos esfuerzos se materializan de la siguiente manera: sesiones de tutorías especializadas, discusiones de grupo y asistencia a debates para la causa, promoviendo los valores y derechos LGBTI dentro y fuera de la firma. Además de esto, dicho despacho está afiliado al Fórum de Empresas e Direitos LGBT (Foro de Empresas y Derechos LGBT en español) habiendo firmado los 10 principios de su manifiesto.

Cómo hemos cambiado

¿Qué ha pasado en los últimos años y en qué momento entiende el sector privado la importancia de esta postura? Herman Duarte es socio fundador de HDuarte – LEX, un despacho que abrió en abril de este año en Costa Rica y cuya finalidad es financiar el movimiento de derechos civiles. Duarte es además el creador de la Fundación Igualitos, “un movimiento que lucha por la igualdad de derechos de las comunidades LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros e Intersexuales)”. Este abogado, de origen salvadoreño, puede hablar de cómo se vive el reclamo en la región centroamericana.

El tema de abogados LGBTI en Centroamérica es un tabú. Es como si del norte – de países como México o EE. UU. – viniese una brisa polar en forma de arcoíris y que de repente esquiva Guatemala, Honduras, Nicaragua… Llega a Costa Rica y se tira un poco a Panamá. Pero cuando queremos que llegue a El Salvador, se bloquea. Es un tema tabú hasta en Reino Unido, así que imagínate acá. Sin embargo, hace dos años por ejemplo que Chambers and Partners empezó con sus eventos de promoción de la diversidad. Eso es un indicador de que algo está cambiando.

La llegada de estos programas inclusivos está en aumento por parte de varias firmas. Muy recientemente también Demarest Advogados anunciaba su programa de diversidad para el empoderamiento femenino Demulheres, mientras que Mattos Filho por su parte también participa de grupos y mesas de debate sobre los problemas de discriminación e invisibilidad que sufre el colectivo LGBTI.

“Soy un abogado especializado en derechos humanos. Mi idea es que vean que hay un buen abogado técnico que además tiene un compromiso social. Yo creo que ha sido en los últimos tres años que empezó a moverse el tema de diversidad. Antes esto solo abarcaba hablar de la invisibilidad de las mujeres. Varias iniciativas le han dado mucha importancia al concepto de diversidad, para hablar de todas las minorías. A día de hoy hay una onda muy fuerte a favor de promover esto en la industria”, afirma Herman Duarte.

Es por esto que haciendo un repaso de esta historia en la lucha de derechos dentro de la profesión legal salen cada vez más firmas, más personajes cuyo recorrido es simbólico y eficiente en la práctica. Hablamos de figuras importantes como Hunter T. Carter, un veterano y reconocido abogado estadounidense comprometido con la causa -quien puede hablar de cómo era ser abogado LGBTI hace muchos más años- así como de otros basados en la región y que claramente se suman a apoyar cualquier iniciativa de diversidad.

Los gozos y las sombras

Duarte considera que la labor de algunos colegas de la profesión ha sido mucho más satisfactoria que la de algunas grandes instituciones que por el contrario no han llevado a la práctica realmente las insignias de bandera:

Cansa mucho andar tocando tantas puertas, pero sí me he sentido muy apoyado por abogados como Pedro Muñoz de Dentons –un actor clave en Costa Rica- o Mariano Batalla. La incursión de Dentons en Centroamérica es súper importante. Ten en cuenta que ellos cuentan con abogados como Evan Wolfson.

La importancia de una figura como ésta reside en su reconocimiento internacional. Wolfson, abogado de derechos civiles, fundó y presidió Freedom to Marry, la campaña pionera que condujo con éxito a la aprobación del matrimonio de parejas del mismo sexo en Estados Unidos.

En la conversación salen además los nombres de otros despachos cuya finalidad es, no solo hablar de diversidad en los términos de la lucha LGBTI o fomentar la visibilidad del trabajo de las mujeres, sino también de otras causas sociales, como el desarrollo sostenible. Un ejemplo es la firma costarricense Energy Law Firm (ELF), dirigida por su socio y fundador Walter Brenes. ELF es un despacho que – además de estar formado por una mayoría de mujeres – trabaja en casos relacionados con el medioambiente y que cuenta con una interesante iniciativa de responsabilidad social empresarial llamada Pequeños surfeadores, grandes profesionales. Este es un programa social de apoyo a surfistas nacionales de Costa Rica, ya que la firma “cree en el deporte como herramienta de sano esparcimiento, desarrollo humano y crecimiento comunitario.”

Bajo estas premisas se observa que las firmas, grandes y pequeñas, pueden aprovechar su prestigio y posición para construir plataformas que fomenten la diversidad. Fernando Serec, CEO de TozziniFreire Advogados, ha explicado además el porqué de oficializar su apoyo al colectivo LGBTI a través de TFAffinity:

A pesar de que estábamos en una situación cómoda, debido a la conocida posición de TozziniFreire como un bufete de abogados muy inclusivo, todavía no teníamos una iniciativa formalizada. La puesta en marcha del programa y la adhesión al Foro de Empresas y Derechos LGBT son las mejores maneras de promover acciones eficaces.

La necesidad de profundizar en el debate para entender por qué reconocemos la identidad de los LGBTI como una realidad discriminada se vuelve latente al entrar en los detalles. Según Jean Soldatelli, socio director de la consultora Santo Caos, “La gente ve una disparidad en relación a la discusión de género. Las empresas están avanzando en esta cuestión, pero el escenario es completamente diferente en relación a los transexuales.”

Tanto las iniciativas LGBTI como las de diversidad de género buscan la conquista no de privilegios, sino de derechos para que descubramos, en palabras de Herman Duarte, la realidad “de un terreno neutro para que todas las personas puedan existir”.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar