OPINIÓN


La FCC de EE.UU. elimina el principio de neutralidad de la red

El llamado principio de neutralidad de la red impuesto por la Administración Obama en 2015 a los proveedores de servicios de internet ha sido eliminado este jueves al votarse la Restoring Internet Freedom Act propuesta por la Federal Communications Commision (FCC) norteamericana. Esta decisión tendrá efectos globales, pues alcanzará a los servicios operados por plataformas de EE.UU., sin importar desde donde se acceda a ellos.  

Al momento, existe amplia oposición a esta modificación de parte de varios analistas y activistas que indican que en ausencia de esta regulación los proveedores de internet podrán discriminar entre sitios, contenidos, y aplicaciones otorgando mejor velocidad a unas en perjuicio de otras, aniquilando a las start-ups y limitando la libertad de elección de los consumidores.

En nuestro medio, han sido pocos quienes han abogado en pro de la nueva regulación propuesta. Sin embargo, la FCC ha planteado algunos argumentos regulatorios con relación a los efectos que la regulación de 2015 ha tenido y su relación con el futuro de la red que merecen ser discutidos.  Por esto, escribo este artículo para abordar dichos criterios y sus posibles implicaciones jurídicas.

¿Qué entendemos por neutralidad de la red?

El principio de neutralidad de la red indica que el tráfico de Internet debe ser tratado con igualdad, sin discriminación, restricción o interferencia independientemente de su remitente, destinatario, tipo o contenido, con el objetivo de que un proveedor de servicios de no pueda favorecer o desfavorecer la transmisión de un cierto tipo de tráfico. Sin embargo, este principio no es absoluto, pues efectivamente puede interferirse en el tratamiento del tráfico por razones de seguridad (ej. 911), para preservar la seguridad de la red y prevenir la congestión temporal, entre otros. 

La regulación norteamericana de 2015 adoptó este principio y dispuso en consecuencia clasificar a los proveedores de Internet como un common carrier (transportadores) de servicios, en lugar de proveedores de servicios de información (information providers), aplicando una ley de 1934 (Title II) y la ley de Telecomunicaciones de 1996. De esta manera, el Gobierno Federal impuso a los proveedores de internet las mismas estrictas regulaciones aplicables a las redes de telefonía.

¿Por qué la FCC quiere eliminar estas normas?

Según la nueva administración de la FCC, estas normas son obsoletas para el Internet moderno, y contradicen la libertad regulatoria bajo la cual creció y floreció entre 1996 y 2015, afectando los incentivos para la inversión, lo cual es respaldado por la asociación de proveedores de televisión y cable (NCTA).

Desde un punto de vista económico, el argumento de la FCC se basa en que las redes que nos proveen de internet, el ancho de banda, etc. son recursos limitados, y por tanto deben asignarse de forma eficiente. Para ello, el sistema de precios conformado por la oferta y la demanda envía señales más rápidas y eficientes que cualquier agencia regulatoria, por lo que debe ser preferido frente a un mecanismo en el que una agencia gubernamental pueda intervenir en cómo los operadores administran sus redes.   

Desde el punto de vista de la innovación, la FCC argumenta que la actual regulación, sin intención, podría estar ralentizando las inversiones necesarias para el despliegue de la red 5G, indispensable para la viabilidad del Internet de las Cosas y todos los nuevos productos y servicios que con éste se avecinan. Un ejemplo es el milisegundo de latencia que hoy no nos incomoda al abrir un blog y que podría provocar un choque en un auto sin conductor.

El argumento puede resumirse así:

Debido a que no toda demanda de servicios de red (tráfico) es igual, éste se verá acentuado con los nuevos servicios y productos derivados del Internet de las Cosas, como los autos sin conductor, refrigeradores inteligentes que hacen pedidos, casas inteligentes, etcétera.

Por esto, es previsible un crecimiento en la demanda de datos, y por ende, una presión sobre el rendimiento de las redes. Según la Federal Trade Commission (FTC), estas nuevas necesidades pueden ser mejor atendidas si se permite a los proveedores establecer diferentes niveles de rendimientos de red adecuados a las demandas de cada servicio.

Así por ejemplo, se podría optimizar la asignación de un recurso escaso (el rendimiento de la red) mediante el surgimiento de ofertas específicas o estratificadas según necesidad, por ejemplo, más ancho de banda para el streaming de video 4K, ultra-mínima latencia para los autos sin chófer, etcétera.

¿Qué esperar?

Antes de la aprobación de la nueva regulación, la FCC había adelantado, conjuntamente con la FTC, un memorando de entendimiento acerca del control (ex-post) que mantendrán sobre los proveedores de servicios de internet, para prevenir conductas anticompetitivas, desleales o contrarias a los consumidores.

Sin embargo, los proveedores de servicios de internet estarán facultados para cobrar a los proveedores de servicios en línea y sitios web por accesos más estables y veloces.

Solamente con el tiempo podremos saber si efectivamente los argumentos de la FCC estuvieron en lo correcto y nos abrieron las puertas del mundo del Internet de las Cosas.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



ARTICULO ESCRITO POR:

Fabian T. Pozo

Socio en Gottifredi & Pozo, en Ecuador

    Comparte con tus amigos










    Enviar
    Comparte con tus amigos










    Enviar