OPINIÓN


El contrato de franquicia: un matrimonio a largo plazo

En Perú, el contrato de franquicia no es un contrato típico regulado por el Código Civil. Sin embargo, desde hace tiempo ya, es un modelo cada vez más usado por los empresarios peruanos.

La primera franquicia en llegar al Perú fue KFC, haciendo historia y marcando un hito en el modelo de negocio, allá por el año 1981. Sin embargo, en la actualidad se han desarrollado muchas franquicias, ya sea en el sector de la gastronomía – con Disfruta o Las Brujas de Cachiche – así como en la industria de moda – con Ilaria o Victoria’s Secret, entre otros.

Pero, ¿qué hace tan especial y atractivo para los empresarios celebrar un contrato de franquicia? Lo esencial es que se transfiere el know-how o modelo de negocio. Este no es sinónimo de éxito asegurado, pero lo cierto es que no es lo mismo empezar de cero. Al acceder a una franquicia, ya tienes un modelo empresarial listo para implementar.

Desde el punto de vista jurídico, podemos definir a la franquicia como:

Un contrato mediante el cual el titular del negocio (el “franquiciante”) autoriza a un tercero (el “franquiciado”) a fabricar, distribuir y/o comercializar cierto producto y/o servicio, dentro de una zona o territorio determinado, generalmente con carácter exclusivo. Cabe indicar que, previamente, las partes deben celebrar un contrato de confidencialidad en el que el franquiciante evalúa la parte financiera y la composición societaria del franquiciado.

Es preciso destacar que el franquiciante suele contar con un prestigio reconocido en el mercado, siendo titular de la marca o teniendo signos distintivos y ofreciendo servicios que lo diferencian de otros negocios.

Entonces, a través de la celebración de un contrato, el franquiciante concede al franquiciado el derecho al uso de dichos elementos distintivos, bajo un estricto cumplimiento de estándares de calidad y procedimientos comerciales. Asimismo, quien ofrece el contrato enseña y entrena al franquiciado, con el fin de que este adquiera los conocimientos, metodologías y técnicas necesarias para el desarrollo del negocio.

Recordemos que este acuerdo se celebra a largo plazo. Dichas circunstancias implican, además, una fuerte inversión en infraestructura y promoción para desarrollar el negocio en el territorio franquiciado.

A continuación dejamos un listado de obligaciones de las partes de un contrato de franquicia.

Obligaciones del “franquiciante”

  1. Transferir el know-how, las técnicas y el sistema para operar.
  2. Otorgar exclusividad territorial.
  3. Autorizar el uso de sus marcas, logos y lemas comerciales.
  4. Proporcionar los manuales de operación de la franquicia.
  5. Brindar instrucciones sobre su relación con terceros, proveedores y clientes.
  6. Proporcionar el diseño, layout y equipamiento de los locales.
  7. Capacitar al personal.
  8. Aprobar o rechazar la elección de la ubicación de los locales.
  9. Implementar un plan de marketing y de uso de redes sociales para promocionar los productos y/o servicios.

Obligaciones del “franquiciado”

  1. Pagar un “pie de ingreso” o “derecho de llave” por acceder a la franquicia.
  2. Pagar una regalía periódica (royalty fee), calculada en función de las venta netas del negocio.
  3. Cumplir el entrenamiento.
  4. Usar la marca de acuerdo con los parámetros establecidos en el contrato.
  5. Guardar la confidencialidad de toda la información del negocio.
  6. Invertir en campañas publicitarias.
  7. Ajustar el software contable de acuerdo con los requerimientos de la franquicia.
  8. Cumplir las normas vigentes para el desarrollo del negocio.
  9. Cumplir con todos los estándares de calidad del franquiciante.

Por último, es importante mencionar que en algunos contratos de franquicia se establece que el franquiciado no puede modificar ni la composición del accionariado de su empresa, ni la conformación del órgano directivo o de administración. Esto es debido a que el acuerdo se basa en la previa evaluación de la capacidad de los “dueños” y en la buena fe del franquiciado.

Con todas las características y ventajas que explicadas, creemos que todavía hay mucho espacio para el establecimiento de este tipo de negocios en el Perú. La franquicia no solamente permite maximizar el potencial productivo de una marca, sino que también ofrece un producto probado y confiable para que el emprendedor, cauteloso, invierta su dinero y esfuerzo.


© 2018, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



ARTICULO ESCRITO POR:

Annalucia Fasson Llosa

Asociada Sénior de Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman & Olaya Abogados, en Perú

    Comparte con tus amigos










    Enviar
    Comparte con tus amigos










    Enviar