Skip to main content
Sobre el Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Sobre el Día Mundial de la Propiedad Intelectual

por Fabiola Sáenz
publicado el26/04/2018
Compartir

Hace ocho años los estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) declararon el 26 de abril como el Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Para todos aquellos que dedicamos nuestro diario vivir a la protección de los derechos de PI, esta fecha reviste un valor y un sentido especial.

Con la entrada en vigor en 1970 del Convenio de la OMPI, conmemoramos más de cuatro décadas de haber roto el silencio en cuanto a crear conciencia en la importancia de velar por el respeto y resguardo de las creaciones del intelecto. Celebramos el esfuerzo de los estados miembros en establecer un punto de partida para velar por la innegable defensa que merecen valores únicos y muchas veces irrepetibles, reflejo de la maravilla de la creatividad y la innovación de la mente del ser humano.

Esta fecha es de orgullo y relevancia no solamente para los profesionales que amamos la propiedad intelectual, sino también, y con más ahínco, para las nuevas generaciones que llegarán a ser los arquitectos y líderes de nuestro mundo en un par de décadas. Hoy está en nuestras manos enseñarles y moldearles el respeto hacia las creaciones de otros, el compromiso de cuidar sus propias ideas, obras e invenciones, así como proveerles de las herramientas jurídicas necesarias para llevar a cabo de manera exitosa todo aquello que se propongan crear. Que ese orgullo que sentimos de celebrar un día como hoy, lo traduzcamos en enseñanzas y valiosos legados para las jóvenes generaciones.

Este día reviste, además, de una trascendencia profunda ya que es un reconocimiento a todas aquellas mentes creadoras de ideas brillantes que hacen progresar y surgir a jóvenes emprendedores, mujeres luchadoras que persiguen grandes sueños, o empresas vanguardistas con sed de desarrollo.

Personas que se han salido del pensamiento ordinario para producir cosas extraordinarias y que dicho resultado ha catapultado a muchos al éxito profesional, empresarial, institucional, consiguiendo con sus creaciones mejorar la calidad de vida de las personas, o bien con sus obras traer felicidad y estimulación a los niños y jóvenes a través de la música, el arte o la literatura, entre otras.

Un día como hoy tenemos la oportunidad de hacer una pausa en el camino, valorar lo andado y proyectar hacia el futuro, trazando líneas que nos permitan seguir en esta misión de concientización y de impulso de las invenciones, ideas y creaciones, que vienen germinando de la mano de la tecnología y que nos llevarán a un mañana cargado de distintas y nuevas maneras de innovación.

No bajemos la guardia

La tutela a los derechos de propiedad intelectual es un factor esencial para afianzar la motivación de los individuos a crear. El amparo que le den las naciones a dichos derechos fomenta el progreso y el crecimiento de los seres humanos y de los Estados. Una nación defensora, vigilante y favorecedora de los derechos de Propiedad Intelectual camina con paso firme hacia el desarrollo, promoviendo el comercio, la inversión extranjera, la producción de materia prima única y original, impulsando la innovación y abriendo mercados nuevos, que le significarán a sus habitantes nada más que progreso.

Nos preguntamos entones: ¿Qué sería de los inventores o autores de este florecimiento si sus derechos no se pudiesen efectivamente proteger? ¿Qué sucedería con las mentes que nos proporcionan valiosas herramientas para combatir la contaminación ambiental; con las que descubren nuevas formas de tratar enfermedades, dando esperanza a miles de enfermos; o las que nos permiten tener acceso a tecnología de punta en los lugares de trabajo y estudio? Dichas interrogantes nos llevan inequívocamente a una realidad, y es que no nos podemos dar el lujo de cesar en ser vigilantes y visionarios del resguardo que ameritan los derechos de PI.

Debemos afrontar los retos del siglo XXI, entre ellos el avance tecnológico, así como la innovación, desde una óptica de progreso, fomentando el ilimitado recurso de la creación del ser humano, apoyado en la tecnología, pero siempre casado con la legalidad y el respeto de los derechos de PI. Para tales efectos requerimos renovar nuestros conocimientos en materia de propiedad intelectual, avanzar con la era y crear, de ser necesario, nuevos mecanismos que nos permitan proteger adecuadamente las creaciones del intelecto.

Sintámonos orgullosos de haber allanado el camino en cuanto a la conciencia de respeto que merece la propiedad intelectual, sin embargo, no bajemos la guardia. Continuemos retándonos como individuos y como naciones, rompamos barreras como hasta ahora, evitemos todo tipo de estancamiento y logremos materializar las normas, procedimientos, controles y demás factores que incidan en el efectivo amparo de los emergentes derechos de PI.

¡Feliz día Mundial de la Propiedad Intelectual!

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.