NOTICIAS


Boeing y Embraer pactan joint venture en el mercado brasileño

La estadounidense Boeing y Embraer de Brasil suscribieron un joint venture (JV) para manejar el negocio de aviones comerciales de la aeronáutica suramericana, según el cual la corporación norteamericana tendrá 80 % de participación de la nueva empresa. La operación está sujeta a la aprobación del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil.

Embraer recibió asesoría legal de BMA – Barbosa, Müssnich, Aragão, en Brasil, y Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom LLP, en Nueva York, en coordinación con abogados internos de la organización.

Por su parte, Boeing fue asesorada por Pinheiro Neto Advogados, en Brasil; Trench Rossi Watanabe (in cooperation with Baker McKenzie International), en Brasil, y Baker McKenzie, en Chicago, Houston y Washington, D.C., en aspectos tributarios, y por Simpson Thacher & Bartlett LLP, en Nueva York, junto con abogados internos de la corporación.

Según la publicación Valor, Boeing pagará USD 3.800 millones, o BRL 14.680 millones, por el 80 % del negocio de aviación comercial de Embraer. Se estima que la empresa producto de la fusión entre Boeing y Embraer tendría una capitalización de USD 4.800 millones.

El acuerdo incluye las plantas de Embraer y otras instalaciones complementarias, tanto en Brasil como en Portugal. La brasileña se queda con sus operaciones de producción de aviones ejecutivos, servicios y aeronaves de defensa, aunque ambas empresas acordaron la posibilidad de constituir otra alianza en este último segmento.

Se espera que la alianza, si consigue la aprobación del CADE, se formalice a finales del próximo año. Como resultado, Boeing obtendrá el liderazgo en el mercado de aviones comerciales de 70 a 450 asientos, ya que actualmente Embraer lidera el nicho de aeronaves para 150 puestos.

El problema fundamental que el acuerdo enfrenta es su potencial impacto en la calidad de la competencia en el mercado aeronáutico brasileño.

Según otro artículo de Valor, la aprobación de la autoridad antitrust brasileña depende fundamentalmente de las opiniones de las principales aerolíneas en el mercado.

Latam, Gol, Azul y Avianca deben ser consultadas por el Consejo Administrativo de Defensa Económica como prerrequisito para autorizar el acuerdo entre fabricantes. Si se determina que se afecta la competencia entre el modelo Embraer E-195-E2 de alcance medio y el 737/700, junto con el MAX7 de Boeing, se prevé que el joint venture enfrente serias dificultades regulatorias.

El precedente más reciente para este caso es la adquisición de la mayoría accionaria del negocio de fabricación de la Serie C de la canadiense Bombardier, por parte de Airbus, la cual fue aprobada sin restricciones, porque el Cade consideró que la competencia real para estas aeronaves provenía de Embraer.

Hasta ahora, según la información citada, la presencia de Boeing no ha sido un tema tocado en el proceso; sin embargo, el ente regulador podría tomar en cuenta que el market share combinado de las participantes en el proceso ha crecido 75 % entre 2013 y 2018.

El Cade deberá estudiar tanto las órdenes de compra de ambas fabricantes como las entregas efectivas y, en el caso de la menor concentración, la participación conjunta alcanza 40 %.

La diferencia medular con el caso Bombardier-Airbus es que estas empresas no operan en territorio brasileño, mientras que Boeing y Embraer sí lo hacen, de manera que se podría presumir la existencia de efectos sobre la calidad de la competencia en el mercado doméstico.

El organismo protector de la competencia en Brasil solo podrá intervenir una vez que Boeing y Embraer notifiquen oficialmente sobre la constitución de la empresa conjunta, cosa que ocurrirá en el próximo año. Auque los voceros de la aeronáutica brasileña son tempranamente optimistas sobre la viabilidad regulatoria del negocio, la inminente creación del JV ha desatado protestas en Brasil e incluso quejas de un accionista de Embraer, lo que pudiera detener el proceso, de acuerdo con reportes de la prensa internacional.


Asesores legales 

Asesores de Boeing Co.:

  • Abogados in-house: Helen J. McSweeney.
  • Pinheiro Neto Advogados (São Paulo): Socios Fernando Alves Meira y Fernando dos Santos Zorzo. Asociada sénior Camila Carvalho Gomes.
  • Trench Rossi Watanabe (in cooperation with Baker McKenzie International) (São Paulo): Socios Simone Dias Musa y Reinaldo Ravelli. Asociada Luciana Nobrega.
  • Baker McKenzie (Chicago, Houston y Washington, D.C.): Socios Jeff Maydew, Christine Sloan y Kai Kramer. Asociadas Meaghan Wolfe y Kathryn Rimpfel.
  • Simpson Thacher & Bartlett LLP (Nueva York): Socio S. Todd Crider.

Asesores de Embraer:

  • Abogados in-house: Fabiana Leschziner, Marcia Sato, Renata Maffei Pavie y Cristiane Agnes Jurse.
  • BMA – Barbosa, Müssnich, Aragão (São Paulo y Río de Janeiro): Socios Paulo Cezar Aragão, Roberto Dias Carneiro, Barbara Rosenberg, Jose Otavio Haddad Faloppa, Luciana Marsal y Daniel Abraham Loria. Asociados Sandra Terepins, Igor Silva de Lima, Felipe Paschoalini, Ana Paula Reis, Andrea Silva de Oliveira, Maria Amaral de Almeida Sampaio, Pedro Henrique Serqueira, Vitor Silva Clark Nunes, Bianca Dutra da Silva Rego y Tatiane Kimie Siqui.
  • Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom LLP (Nueva York): Socios Paul T. Schnell, Thomas W. Greenberg y Victor Hollender.

© 2018, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar