Skip to main content
Larissa Zagustín es vicepresidenta sénior y general counsel de Viacom / Fotolia

Larissa Zagustín: “Valoro que el consultor externo no se ponga demasiado el sombrero de abogado”

Larissa Zagustín es vicepresidenta sénior y general counsel de Viacom
por Lara Valencia
publicado el08/08/2018
Compartir

Comenzó su carrera de abogada en su país, Venezuela. Lo hizo trabajando en el ambiente más formal y tradicional del Derecho, el del mundo de los bufetes. 

Su llegada a EE.UU. supuso una vuelta a empezar de cero para posicionarse en el mercado laboral. Todo comenzó con una pasantía en MTV Networks, hace ya 15 años. Nos cuenta cómo fue la transición y lo que puede aprender una abogada tras más de una década en la industria de la TV. 

— ¿Cuál es su carta de presentación como abogada?

— Soy muy internacional. Desde chiquita mi crianza fue interactuar y buscar cosas nuevas. Con mis padres viajábamos mucho. Desde pequeña quise ser abogada internacional, figura que no existe como tal, pero que es algo que obviamente no sabes cuando eres joven. 

Definitivamente, lo que diría en pocas palabras es que soy una abogada internacional. 

Larissa Zagustín
Larissa Zagustín

— Cuando mira atrás y hace una valoración de lo que ha andado hasta ahora en su carrera, ¿qué experiencias y qué personas han tenido mayor impacto en lo personal y lo laboral?

— Yo creo que todos mis jefes – aunque han sido pocos - han tenido un impacto considerable en mi preparación profesional. Desde la firma en la que empecé (actualmente Hoet Peláez Castillo & Duque) y en la que trabajé con Fernando Peláez, hasta mis jefes de Viacom o los ejecutivos de negocios con los que trabajo. Mi experiencia laboral en Venezuela quizá no fue tanto de carrera en una industria, sino que fue más de metodología de trabajar.

 

Llevo 15 años en Viacom y en este tiempo he adquirido mucho la disciplina de negocio. He trabajado mucho con Bob Bakish,  CEO de la compañía. Él no es abogado, es ejecutivo de negocios. Obviamente el haber estado cerca de personas que son líderes y muy buenas en el sector empresarial me ha influido mucho. Eso es lo que he podido contribuir a la compañía, porque ya no soy solo abogada, soy también business partner, una alianza de negocio para todos los que están dentro.

— De no haber sido abogada, ¿qué otra profesión cree que habría desempeñado con éxito y pasión?

— La verdad es que yo nunca vi otra opción. Esa pregunta está difícil. Nunca tuve dudas, desde chiquita siempre quise ser abogada. Lo que quizá sí me apetecería explorar es el periodismo, porque te da la oportunidad de viajar, de entrevistar, de conocer…me inspira. Pero insisto, el Derecho fue lo que siempre quise y el camino que agarré. 

— En la carrera de toda abogada llega ese momento en el que decidir entre el camino de abogada de firma y el de abogada in house. ¿Cuál fue ese momento para usted y qué le llevó a tomar esa decisión?

— Fueron circunstancias. Trabajé en firma y eso me parece una experiencia muy importante que hay que tener. Te da la disciplina y una formación importante como profesional. Yo hago mucha mentoría a estudiantes y jóvenes profesionales. Siempre les recomiendo que si pueden, tengan la experiencia de trabajar en una firma. El cambio, sin embargo, fue para mí sobre todo oportunidad

Hice la carrera dos veces. Cuando trabajé como abogada en Venezuela fue en una época de mucha inversión extranjera. Eran buenos tiempos. Pero decidí mudarme para EE.UU. El Estado de Florida requiere el Juris Doctor Degree (JD), por eso decidí volver a sacar mi carrera aquí y empezar de cero nuevamente.

Miami es el puente a América Latina, por lo que pensé que siendo abogada en Venezuela y al mismo tiempo abogada americana tendría oportunidades. Me gradué después del 11-S, momento en el que obviamente hubo un impacto en la economía y las contrataciones en general eran limitadas. Comencé a buscar pasantías. Lógicamente, por muchos años de experiencia que tuviera, era difícil comenzar aquí mismo. En su día, Viacom era MTV Networks. Conseguí la pasantía y después de meses me ofrecieron un  trabajo a tiempo completo.

Yo misma pensaba al principio que ser in house podía ser hasta aburrido. Es después cuando me doy cuenta, ya en mi rol, de que te lleva mucho más allá, aunque quizás depende de la industria, claro. Nosotros somos la alianza de negocios. Lo que la firma no puede hacer, lo hace el in-house. Hacemos nuestras propias recomendaciones. Puedes participar y tomar decisiones en la compañía, cosa que en una firma de abogados no suele suceder

— ¿Le atrapó de alguna manera el trabajar en una industria tan creativa y llamativa como es la de la TV?

— Sí, la verdad es que es muy diferente. Cuando me entrevistaron en MTV Networks, había juegos por todos lados y todo el mundo vestía muy casual. Efectivamente, es un cambio bastante grande.  Ahora, si vas a las oficinas de Viacom en Nueva York, en los pisos corporativos sí que parecen una firma de abogados. Si vas para los pisos donde tienes gente de la parte gente creativa, es todo muy casual. Tiene sentido. Si vendes propiedad intelectual, contenido, programación…obviamente el ambiente va a ser completamente distinto.

Estamos además en una industria que está cambiando radicalmente. Por eso creo que en estos 15 años no se ha vuelto aburrido para nada. La gente ahora, ¡hasta ve programación en sus teléfonos! La tecnología va avanzando, y a medida que eso sucede, la industria va cambiando. Mi equipo aquí es el de negocios y asuntos legales. Eso nos pone a pensar out of the box

Tenemos que ser pioneros en muchas cosas y creativos tanto en la parte de negocios como en la parte legal. Es bastante emocionante, porque no se sabe qué tecnologías existirán en uno o dos años. Eso nos fuerza a pensar mucho.

— ¿Cuáles son los retos más grandes que enfrenta un consultor jurídico? ¿Puede dar un ejemplo de una situación difícil que le haya tocado manejar? 

— Yo soy muy optimista y toda situación difícil la confronto con una sonrisa. Al final, yo tengo la teoría de que no soy médico y no estoy salvando vidas. Es una perspectiva que incluso mi jefe pone en práctica. 

Obvio que estamos aquí todos para un propósito. Viacom es una empresa pública en el mercado estadounidense y hay que responder a los accionistas en cuanto a los números. Hay que lograr los números, pero también hay que ser realistas. Es muy importante mantener el balance de la vida personal y de la salud mental. Todo el mundo tiene sus retos, particularmente profesionales. Yo busco manejarlos de una forma más calmada. Todo tiene solución, esa es mi forma de pensar. Lo que no tiene solución es la muerte, pero por lo demás, toma lo que tienes y para adelante. 

Yo creo mucho en el trabajo en equipo. Mi meta siempre es cuidar y reconocer a mi equipo y al mismo tiempo, buscar el crecimiento personal y profesional. 

— ¿Qué es lo que más valora del apoyo de los abogados externos?

— Trabajo con muchas jurisdicciones: Canadá, el llamado US Hispanic y toda Centroamérica y Sudamérica. Lo que más valoro es que el consultor externo sea también business partner. Que entienda el negocio y que no se ponga demasiado el sombrero de abogado, es decir, que entienda la parte operacional y de negocios.

Creo que en esta última década he visto un cambio bastante importante con las firmas externas. Ellos ahora te apoyan más a la hora de tomar decisiones. Uno aprecia mucho más a un asesor externo de ese estilo que a uno que cuente simplemente lo que dice la ley. 

— ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta el sector en el que su empresa desarrolla actividades?

— La evolución tecnológica y el consumo de los medios, algo que está muy relacionado con la demográfica. Nosotros somos ahora una empresa de contenido y la meta es estar un paso adelante en cuanto al consumo. Tenemos que saber cómo se está consumiendo y en qué dirección va la tecnología, hay que averiguar cómo prepararnos para estar creando productos para ese tipo de consumo. No nos podemos permitir ponernos al día de estas cuestiones, hemos de estar un paso adelante. 

— ¿Es corrupción un problema en la jurisdicción o jurisdicciones de las cuales usted es responsable?

— La verdad es que he visto una evolución bastante importante en cuanto a los países extranjeros. La corrupción puede ocurrir a dos niveles: a nivel macro, que suele implicar a gobiernos, y luego la que tiene más que ver con el nivel privado. 

Puedo decir que no hemos tenido problemas de corrupción a nivel privado. La parte de cumplimiento normativo es para nosotros muy estricta e importante. Tomamos medidas para investigar y analizar quiénes son nuestras contrapartes. 

Analizamos mucho las relaciones directas si vemos parentescos sospechosos en las empresas. Aun así, no he tenido ningún caso explícito de corrupción donde hayamos tenido que actuar. 

En México, por ejemplo, hemos trabajado con agencias del Gobierno que han pagado para ser nuestro patrocinio en los shows. Todo hecho de forma legítima, claro. Es una oportunidad para que ellos puedan ser anfitriones de conciertos de MTV. Afortunadamente, mi experiencia es que estos países han evolucionado mucho en el trato de cumplimiento con las empresas globales.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.