Skip to main content
Bigstock

Julie Bédard: “Los profesionales del arbitraje internacional trabajan por el respeto entre culturas”

por Lara Valencia
publicado el01/10/2018
Compartir

El abitraje internacional se presenta como una práctica del Derecho en auge, que le devuelve a la ciencia jurídica su esencia más embriagadora, la de conciliar y crear entendimiento entre las partes. En estos tiempos en los que los tratados comerciales se tambalean y todo lo que implica entendimiento puede acabar tanto en celebración como en conflicto, el arbitraje se encuentra en el punto de mira.

Quienes conocen el área presumen de sus garantías, aunque también piden más diversidad en sus tribunales, más presencia de organismos internacionales y más estudio de los factores culturales que generan choques en la valoración de los casos. Le preguntamos a Julie Bédard en Rompiendo Moldes sobre estas cuestiones. Habla cuatro idiomas y dirige el área de arbitraje internacional para las Américas de la firma en la que lleva ya 16 años, Skadden. Si alguien puede hablar de entenderse -literalmente- con muchas y diversas partes, es ella. 

Julie Bédard
Julie Bédard

— ¿Cuál es su carta de presentación como abogada?

— Lidero el grupo de Arbitraje Internacional de Skadden para las Américas y concentro mi práctica en litigios internacionales complejos y asuntos relacionados con el arbitraje. Asesoro a compañías y juntas en investigaciones internas, en asuntos regulatorios y también actúo como árbitro en casos que involucran a partes de diferentes países y culturas. Hablo cuatro idiomas con fluidez (francés, inglés, español y portugués) y estoy capacitada en derecho civil y derecho anglosajón. Además, tengo un doctorado en conflicto de leyes.

— Cuando mira atrás y hace una valoración de lo que ha andado hasta ahora en su carrera, ¿qué experiencias y qué personas han tenido mayor impacto en lo personal y lo laboral?

— Varias personas han influido en el desarrollo de mi carrera. Tuve la gran fortuna de trabajar muy de cerca con grandes jueces en tres tribunales diferentes antes de trabajar en Skadden.

Trabajé para un juez del Tribunal Supremo de Canadá, para el designado del Reino Unido en el Tribunal Europeo de Justicia y para un juez en un tribunal de primera instancia en Québec. Aprendí mucho de estos juristas que, por su amor a la ley, me enseñaron a apreciar la complejidad y la importancia de la adjudicación. Fueron también increíbles seres humanos que trataban a todos por igual y con respeto. Habían alcanzado el punto álgido de sus carreras legales y, sin embargo, eran extremadamente humildes. También tuve la suerte de trabajar con John Gardiner, director global de Litigios y Arbitrajes Internacionales en Skadden. John es un genio en lo que hace.

— De no haber sido abogada, ¿qué otra profesión cree que habría desempeñado con éxito y pasión?

— Si no me hubiese convertido en abogada, creo que habría hecho carrera como periodista o fotoperiodista. Mi padre era reportero y siempre pensé que su trabajo era increíblemente interesante. Cubrir eventos de actualidad, los principales conflictos armados y las controversias políticas me parecía fascinante.

— Es impresionante la cantidad de idiomas que habla, ¿cómo los fue aprendiendo y qué importancia han tenido en el desempeño de su trabajo?

— El francés es mi lengua materna. Crecí hablando francés con mis padres. El inglés lo aprendí en la Universidad y mientras trabajaba. El español era obligatorio en la escuela a la que asistí y el portugués lo aprendí más adelante, mientras trabajaba en casos que involucraban a clientes brasileños y de habla portuguesa. Me gusta hablar con mis clientes en su idioma, si puedo.

— ¿Qué es lo más satisfactorio y lo más frustrante de hacer litigio internacional en la jurisdicción en la que trabaja?

— Los problemas relacionados con el conflicto de leyes y la jurisdicción son complejos y cautivadores. La diversidad cultural está presente en casi todos los casos de arbitraje y litigios internacionales. El hecho de estar capacitada tanto en derecho civil como en derecho anglosajón hace que pueda recurrir a ambas fuentes de mi capacitación legal para analizar las distintas cuestiones y representar a mis clientes.

— ¿Cuáles han sido, en su experiencia, los factores más determinantes para que la práctica de arbitraje y litigio internacional haya crecido exponencialmente?

— El aumento de las transacciones comerciales internacionales y el comercio internacional significa que más partes de diferentes jurisdicciones legales están generando contratos. Estos contratos generalmente presentan el arbitraje como un mecanismo neutral de resolución de disputas, fuera del sistema judicial de cada una de las partes.

— En el año 2015 fue premiada por el 2nd Annual Harvard Law International Women’s Day Portrait Exhibit. En palabras del miembro de la comunidad HLS que la nominó, usted es "una inspiración para todos los jóvenes estudiantes de Derecho interesados en seguir una carrera en arbitraje internacional y resolución alternativa de conflictos (...) Sus clientes y empleados jóvenes la caracterizan no solo como extremadamente brillante, sino también como una persona sobresaliente". ¿Se valora lo suficiente la calidad humana en el ejercicio del derecho?

— Creo que nunca se valora lo suficiente. Los profesionales del arbitraje internacional trabajan para cultivar el respeto entre las diferentes culturas. Es una gran parte de lo que hacemos, pero claro que siempre podemos hacerlo mejor en esta área.

— Usted ha estudiado con la IBA las diferentes conductas de las partes en procesos de arbitraje internacional con base en el bagaje cultural de los abogados. ¿Cómo es la metodología de este tipo de investigaciones? En su opinión, ¿cuáles fueron los resultados más llamativos e interesantes de este estudio?

— El estudio implicó investigar diversas conductas profesionales y normas culturales, estándares y reglas disciplinarias que pueden regir o indicar la conducta profesional de un abogado durante los procedimientos de arbitraje internacional. La IBA formó un grupo de trabajo para llevar a cabo el estudio. El grupo de trabajo llevó a cabo actividades de divulgación en toda la comunidad de arbitraje, lo que incluyó ponerse en contacto con organizaciones internacionales, utilizar servidores y comunicarse con directores de organizaciones arbitrales internacionales con el objetivo de obtener respuestas representativas de muchos países en todo el mundo. Hubo más de 280 participantes: árbitros, abogados, expertos, administradores de casos y académicos de más de 30 países. Estos participantes estaban divididos en partes aproximadamente iguales entre las jurisdicciones de derecho civil y derecho anglosajón (45 % de los encuestados de Europa, 35 % de América del Norte, 13 % de América Latina y el resto de Asia, África y Medio Oriente).

Si tenemos en cuenta los hallazgos de la encuesta, parecía que los problemas de conducta profesional variaban entre los participantes y que llegar a un consenso con respecto a posibles soluciones en cuestiones relacionadas con la conducta profesional en el arbitraje internacional puede tomar tiempo y esfuerzo para lograr el equilibrio adecuado. Cabe destacar que el 78,9 % de los encuestados apoyan la noción de un organismo internacional (como la IBA) que proporciona directrices adicionales para la conducta profesional del abogado en el arbitraje internacional.

— Finalmente, ¿cree que herramientas como Arbitrator Intelligence cumplirán con su función de combatir los sesgos y discriminación en tribunales arbitrales?

Arbitrator Intelligence es relativamente nuevo y, por lo tanto, es demasiado pronto para decir cuál será su impacto.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.