Skip to main content
Cariola y Cognitiva: una alianza de posibilidades infinitas

Cariola y Cognitiva: una alianza de posibilidades infinitas

por Lara Valencia
publicado el26/07/2018
Compartir

Lexnova es el proyecto tecnológico que nace de la unión de Cognitiva – socio de IBM – con la firma chilena Cariola, Díez, Pérez-Cotapos. Juntos en esta aventura tecnológica en forma de startup, harán de Lexnova un proyecto con la capacidad de desarrollar soluciones legales de inteligencia artificial (IA), que agregue valor y disminuya tanto riesgos como costos en procesos y organizaciones.  

Aldo Marzolo (AM) es gerente general de Cognitiva y Javier Cerón (JC) el socio de Cariola a cargo del proyecto. De Lexnova saldrá tecnología puntera, para innovar y hacernos la vida más fácil. Tanto, que por primera vez nos llegarán herramientas de inteligencia artificial en nuestra lengua materna, el español.  

— ¿Cuáles son las primeras soluciones tecnológicas que van a salir de Lexnova? ¿En qué están trabajando en este momento los ingenieros y desarrolladores de esta startup?

— AM: Las primeras soluciones que estamos trabajando para salir al mercado son tres.

La primera es una solución de compliance. Habilita a disponer una revisión del cumplimiento de políticas internas y externas de la empresa en tiempo real, con el objetivo de cuidar la imagen y, por supuesto, de cumplir con las políticas de riesgo operacional de la misma.

La segunda consiste en la automatización en la revisión de poderes de firma en procesos de due diligence. Esta solución busca eliminar los cuellos de botella que actualmente impiden un mayor dinamismo en el cierre de transacciones.

La tercera, que es muy similar a la anterior, busca hacer más eficiente el proceso de venta y compra de bienes que utilizan estos mecanismos de protección.

— Las herramientas que menciona, ¿están siendo probadas en este momento?; ¿hay alguna versión piloto en el mercado?

— AM: Hoy día están en proceso piloto para algunos clientes de la industria local. En productivo en el mercado no tenemos todavía ninguna solución, pero esta situación cambiará muy pronto.

— Parece que uno de los puntos fuertes del proyecto sea desarrollar la tecnología en español. ¿Cuánto potencial y proyección de crecimiento hay en esto? ¿Han hecho algún estudio o investigación de mercado para conocer hasta qué punto la comunidad hispano hablante está falta de herramientas tecnológicas en español?

— JC: Hemos detectado muchas oportunidades de mejorar nuestro servicio a través de la IA. Si bien no hemos hecho ningún estudio de mercado, conocemos la experiencia de nuestro estudio y de otros internacionales que trabajan en América Latina.

En Cariola hemos trabajado en juicios investigando y en procesos de debida diligencia con herramientas de IA. Prevemos que en temas de investigación forense, de libre competencia, o la revisión masiva de correos electrónicos entre otros, la IA también tiene mucho que aportar. Estas soluciones que podemos inventar, con la experiencia técnica de Cognitiva y la experiencia legal nuestra, son una herramienta súper potente. En el futuro va a cambiar la manera en que se está practicando el derecho en Chile y en América Latina en general.

Las herramientas que hoy conocemos solo conocen el inglés y en nuestro ámbito se utilizan palabras técnicas en español. Por eso, para nosotros es importante contar con una herramienta digital que lo conozca.

— ¿Cuántas personas trabajan en Lexnova? ¿Nos pueden hablar del tipo de profesionales que se unieron al proyecto?

— AM: El equipo es multidisciplinario. Por un lado, Cariola aporta con su experiencia y sabiduría en el ámbito legal para identificar procesos clave, las fuentes de información, las temáticas y los problemas. Cognitiva aporta psicólogos, lingüistas, sociólogos, científicos de datos, desarrolladores, arquitectos y expertos en IA. Todos ellos permiten crear una base de conocimientos que posibilita entrenar este sistema cognitivo para solucionar la problemática planteada.

Cognitiva fue en 2016 una de las cuatro empresas a escala mundial que eligió IBM para desarrollar el negocio de la inteligencia artificial en español. Esa experiencia en el tratamiento de datos y en la búsqueda de la semántica ya tiene más de dos años y medio en el entrenamiento de sistemas cognitivos en español. 

[caption id="attachment_33863" align="alignright" width="397"] De izda. a dcha: Javier Cerón, Rodrigo Lavados, Aldo Marzolo y Danilo Sturiza.[/caption]

Cariola nos aporta todo el conocimiento sobre cuál es la semántica que hay que buscar y entrenar en el ámbito legal. Adicionalmente, hay un equipo que entiende de IA, para montar algoritmos y hacer el sistema cognitivo más eficiente. Otro grupo está capacitado en integrar fuentes de información.

Por supuesto, tenemos a los científicos de datos y desarrolladores que forman las aplicaciones. Sobre todos estos grupos, se pone una gestión de proyecto. También existe un directorio que maneja las decisiones. Estamos hablando de una cantidad de 10 a 15 personas.

— ¿Cómo es el flujo de trabajo del día a día? ¿Trabajan en el mismo espacio?

— AM: Afortunadamente, y esto no fue planeado, nuestras oficinas están a menos de una cuadra una de la otra. De todas maneras existe un trabajo que es coordinado más allá de la cercanía. Nos reunimos una vez al mes para tomar decisiones.

— JM: Por el lado de Cariola trabajamos solo abogados, pero nuestro trabajo en este proyecto es a dos niveles. Primero detectamos oportunidades. En ciertas áreas, las herramientas de IA pueden hacer la vida más fácil no solo de los abogados, sino también a la contraparte. Cuando detectamos esa idea conversamos con nuestros amigos de Cognitiva y vemos si hay manera de potenciarla a través de la IA. Ellos son los que nos aterrizan, circunstancia que usualmente es al revés. Los abogados somos de tener los pies bien puestos en la tierra. Pero ellos nos aterrizan en este mundo que nosotros no conocemos mucho.

Casi siempre encontramos respuestas positivas, porque la verdad es que las posibilidades son prácticamente infinitas. Después de eso es cuando tenemos reuniones, como dice Aldo, para ver si ese proyecto es viable o no. Acto seguido viene la etapa larga de entrenamiento, en la cual hemos de armar equipos. Desde el punto de vista legal, el entrenamiento depende mucho de cuáles son los lenguajes, los códigos, las reglas, las normas que queremos que este pequeño robot entienda.

— Ustedes han hablado de que tres son los ejes planteados para el desarrollo de Lexnova: el diseño de productos estandarizados para determinadas industrias; la ampliación de los servicios de Cariola como la investigación forense; potenciar la creación de productos a la medida o por encargo específico de los clientes.

¿Qué ejemplos pueden dar de cada uno de estos ejes para entender cómo se va a materializar esto?

— AM: Con la primera categoría que tiene que ver con los productos estandarizados, yo creo que el mejor ejemplo es la solución de compliance. Aunque las tres soluciones son fáciles de replicar en otras industrias, son transversales. A eso nos referimos con productos estandarizados.

— JC: En Cariola ya habíamos probado a utilizar inteligencia artificial en procesos de debida diligencia y en un par de juicios, pidiendo que se revisaran patrones de comportamiento en transacciones bursátiles. Dio muy buenos resultados. Como te decía antes, las posibilidades de la tecnología son prácticamente infinitas. Por otro lado, la IA reduce mucho los márgenes de error. Cuando hay que revisar grandes volúmenes de documentos, la IA tiene mucho que aportar. Entiende el lenguaje natural, a diferencia de lo que podría hacer un procesador de texto ordinario, que quizás entiende solo el lenguaje formal. Con el entrenamiento adecuado, estas herramientas podrían entender lenguaje coloquial e incluso código.

Estamos explorando. A esos nos referimos cuando decimos “ampliación de servicios de Cariola”. Quizás es más potenciarlo que ampliarlo.

— AM: Respecto a los productos a la medida, te pongo un ejemplo. Tuvimos un caso en el cual nos pidieron de forma particular revisar y hacer un due diligence de pólizas de seguros. Había una compañía que se enfrentaba a una necesidad puntual de realizar una fusión de empresas. En muy poco tiempo tenía que revisar 400.000 pólizas, en un aspecto muy específico que tenía que ver con una normativa de obligado cumplimiento para asegurar la fusión. Eso es un caso hecho a la medida. Es muy difícil que se de otro caso con exactamente los mismos requerimientos. Por lo tanto, cuando nos referimos en una tercera categoría, estamos hablando de una solución que es tailor-made.

— Pensando en la alianza que han formado, ¿qué ha atraído a cada una de las partes para lanzarse y cerrar el acuerdo? ¿Qué ha encontrado Cariola en Cognitiva y viceversa?

— AM: Más allá de las afinidades evidentes, siempre existe el temor de que algo no funcione. Cognitiva ha conseguido ser referente en implementar proyectos que ya son productos en el mercado local y otros países de la región. Como Javier mencionaba, ya habíamos trabajado juntos en proyectos de análisis de big data. Fue durante algunos juicios que tuvo Cariola que vivimos nuestras primeras aproximaciones. Creo que fue un trabajo de convencimiento, un acercamiento práctico sobre el cual pudimos aterrizar ideas y llevarlo a cosas concretas, hasta darnos cuenta de que lo podíamos desarrollar como idea de negocio. Creo que así se creó la idea de materializar distintas oportunidades que vamos captando a través de un proyecto formal, Lexnova. Un proyecto que tiene todos los condimentos para ser administrado con un potencial de crecimiento muy fuerte, más allá de que los dos edificios estén al frente.

— JC: Por el lado de Cariola, como decía Aldo, conocimos a Cognitiva a través de esos procesos. Supimos que el trabajo que hacían es muy destacado, profesional y muy técnico. Hacen una tecnología que a nosotros nos seduce mucho y sobre la cual tenemos muchas expectativas. Cuando conocimos al equipo y vimos que teníamos visiones similares del futuro, de lo que va a ser nuestro medio y de las herramientas que tenemos que desarrollar, lo natural fue unirnos. Vimos que coincidíamos en la manera en que miramos esto en conjunto. Estamos muy contentos porque creemos que encontramos el mejor socio que podíamos haber encontrado. Ellos son quienes nos pueden ayudar a cumplir los sueños de nuestro sector y llevar a Cariola al siglo XXI.

— ¿Piensan que la tendencia en concreto del mercado chileno va a ser que las firmas vayan a recurrir a estas alianzas o es algo que solo se pueden permitir las firmas más grandes? ¿Tendrán que recurrir a las herramientas que, por ejemplo, vayan ustedes colocando en el mercado?

— AM: Definitivamente, creo que la tendencia está ahí. Desde luego que la forma en que se realiza no es fácil, lo que ha hecho que se cree Lexnova no es tan fácil de llevar a cabo. Tienes que buscar los dos ingredientes perfectos en términos de conocimiento técnico y experiencia legal que puedan juntarse. Va más allá de los recursos monetarios que puedan existir para crear un proyecto como este. Son los recursos de capital humano los que se tienen que unir y tener la misma visión para lograr un objetivo en común.

— JC: Personalmente, creo que en el futuro por el tamaño de nuestro mercado, no se van a ver demasiadas iniciativas de este tipo.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.