ENTREVISTAS


Vanessa Oquelí de Riera: “Los pilares son honradez, compromiso e integridad”

Vanessa Oquelí de Riera es socia directora de García & Bodán en Honduras. Como parte de la serie Rompiendo moldes, hablamos con ella sobre la coyuntura hondureña, además de sus funciones como líder en la firma y de cómo atraer y retener a las nuevas generaciones.

Como ya indicamos, en Rompiendo moldes nos encontramos con las abogadas más influyentes de la región. En cada encuentro nos hablan de sus carreras, especialidades, de su evolución personal y laboral, además de los retos que todavía encara la profesión.

 ¿Cuál es su carta de presentación como abogada?

Ejerzo la profesión desde hace 19 años y desde hace 13 estoy en García & Bodán, por lo que la mayor parte de mi experiencia laboral se resume en la firma de la que soy socia. Soy abogada corporativa, pero dado que en nuestros países es difícil limitarse a un sector, dentro del área veo temas impositivos, tributarios, e incluso del sector aviación. Tenemos un abogado más joven que ha empezado a especializarse en este tema, por lo que he dejado esta parte más de lado ahora mismo.

También soy socia directora en Honduras, por lo que me toca ver mucho del proceso administrativo y de gestión de personal. Hace 15 años decidí sacar un MBA orientado a las finanzas, que hoy en día prueba ser súper útil en las funciones que tengo. Además, me permitió hacer amigos para toda la vida en campos distintos a la profesión. 

Vanessa Oquelí de Riera

Cuando mira atrás y hace una valoración de lo que ha andado hasta ahora en su carrera ¿qué experiencias y qué personas han tenido mayor impacto en lo personal y lo laboral?

No hay una sola persona particular, aunque a nivel personal sí puedo decir que he recibido gran influencia de mi padre. Lamentablemente mi madre murió cuando mis hermanos y yo éramos muy pequeños. A medida que ha ido pasando el tiempo admiro mucho más esa honradez, integridad y valentía para afrontar las cosas de la vida de mi padre. Él estaba ahí para absolutamente todo con una buena cara, una buena sonrisa y un buen consejo.

A nivel profesional el equipo de García & Bodán, que ya es como una familia. Tuve la oportunidad de trabajar también en el Gobierno. Esa fue mi primera experiencia laboral y creo que también fue enriquecedor conocer el otro lado de la balanza.

En la firma admiro la sensación de equipo y familia. Nunca me he sentido sola. Somos solo dos socias mujeres, una de ellas es socia fundadora, pero no ejerce desde hace varios años. Prácticamente soy la única mujer entre los socios. Queremos incluir más mujeres como socias, pero aun siendo la única, creo que ellos han sido un respaldo completo en las distintas etapas de mi vida.

De no haber sido abogada ¿Qué otra profesión cree que habría desempeñado con éxito y pasión?

Mi primera elección en la Universidad fue odontología, así que nada que ver. Tenía 17 años cuando me gradué. En el examen de aptitud salió que yo era apta para una carrera de tipo social, así que no me preguntes por qué escogí odontología. Nunca llegué a entrar en la clase. Al segundo día me cambié a Derecho. Mi papa me preguntó si estaba segura, con cara de preocupación. Creo que de alguna forma me había dejado llevar por consejos de la gente, que te los dan con toda la buena intención, pero no necesariamente concuerdan con lo que tú deseas.

Afortunadamente me encantó mi profesión.  A día de hoy no creo que haya ninguna carrera que quisiera desempeñar fuera del Derecho. Es tan amplio y te involucra en tantas cosas, que realmente me apasiona en todos los sentidos. Desde el momento de la venta hasta el manejo de personal en nuestro despacho.Creo que escogí lo correcto.

¿Qué es lo más satisfactorio y lo más frustrante de ejercer el Derecho Corporativo en Honduras?

El entorno cambiante de nuestra legislación es desafiante. No puedo mencionarte ni siquiera cuántas leyes solo en el 2017 han sido publicadas: cambios tributarios, cambios societarios, inclusive hay una ley de aviación nueva. No le quito mérito al dinamismo de las leyes. Obviamente si cambian los tiempos, tienen que cambiar las leyes y ajustarse a otros parámetros.

Yo siempre trato de ser la principal vendedora de mi país, no solo para mejorar económica y socialmente, sino porque – y sin tratar de sonar hedonista – eso genera más trabajo para nuestro despacho. Pero, el hecho de que haya tantas reglas cambiantes se vuelve hasta cierto punto frustrante. Sientes que no le estás dando las reglas claras al inversionista.

Lo bueno es que todo eso, es a la vez desafiante. Hay un refrán conocido que dice que tienes que estudiar todos los días, porque si no, no eres abogado. Creo que eso se cumple en Honduras muy particularmente. Si tú no estudias todos los días, definitivamente eres menos abogado.

¿Cuáles son las prácticas con mayor potencial de crecimiento hoy en Honduras?

El tema de energía sigue siendo un boom, a pesar de que ya hace varios años que comenzó. A nivel Centroamérica al haber tantas empresas integradas con EE. UU., creo que el tema de compliance tiene un nicho muy importante por desarrollar. Podría decir que en el país no hay expertos en la materia como tal, porque es algo muy nuevo, pero de muchísima importancia.

En los últimos años se ha ido consagrando la regionalización de muchas firmas legales en Centroamérica ¿qué impacto ha tenido esta rápida evolución en la recepción de clientes y nuevos proyectos en su firma?

No se puede negar que en general ha habido un impacto para todas, tanto para las locales como regionales. Muchas de estas firmas son bastante competitivas. En mi opinión es algo muy positivo, porque conlleva que cada uno de nosotros sea mejor cada día.

Dado que la región centroamericana es tan pequeña, muchos clientes que no son de aquí, quieren ver en la zona algo como una one-stop shop, porque para ellos tratar con cinco abogados en una zona tan pequeña, resulta muchas veces hasta complicado. Nosotras, sabemos que aunque las legislaciones sean similares, cada una tiene su propia idiosincrasia, pero a mi parecer es una regla matemática clara. Cuantas más personas haya, en más pedazos tienes que dividir tu pastel. Si quieres que tomen el tuyo, necesitas definitivamente volverte más competitivo y mejorar cada día.

Una de sus especialidades es el Derecho Tributario. El informe Efectos económicos y sociales de la política fiscal reciente en Honduras (2013 – 2016) reconoció los avances en reducción de déficit fiscal, pero advirtiendo que las nuevas políticas fiscales no han cumplido su papel de desarrollo económico, ya que las desigualdades han aumentado en el país. ¿Cree que habrá lugar para un nuevo pacto fiscal que siga promoviendo tanto la reducción del déficit como la del de pobreza?

En Honduras estamos regidos por las indicaciones que organismos internacionales nos dictan en cuanto a reducción de pobreza. Muchos de los beneficios son sin duda, porque ha habido un incremento en los impuestos aplicados a empresas. Algunos lo llaman “terrorismo fiscal”, pero lo cierto es que hay más temor a dejar de pagar impuestos.

En mi criterio personal y siendo apolítica, creo que todo eso abonaría si fuese de la mano de acabar con la corrupción en nuestro país a todos los niveles. Ha habido otros mecanismos para lograr esto también. Se han otorgado amnistías vehiculares. Muchas empresas se han acogido a esto. Sin embargo, si el gobierno no se preocupa de igual forma por tratar de combatir la corrupción, creo que nuestros países no van a ver un avance significativo en cuanto a la reducción de pobreza u otros temas.

En el reciente encuentro de la New York Bar State Association en Guatemala se puso el foco en la importancia de hacer negocios sin sacrificar la ética y el cumplimiento de leyes anticorrupción. Se abordó en concreto la independencia del abogado, advirtiendo que se encuentra bajo amenaza en la actualidad. ¿Cómo mide usted la confianza que la opinión pública tiene actualmente en los abogados? ¿Cree realmente que el prestigio de la profesión está en juego tras sucesos como el de los Papeles de Panamá o la operación Lava Jato?

Yo creo que hay tres pilares fundamentales: honradez, integridad y compromiso. Diría que esos tres puntos son básicos e únicos para que la reputación de un abogado pueda mantenerse. ¿Por qué hago una distinción entre estos tres pilares?

Honradez: tú decides cuando actuar e intentar arreglar errores, por pequeños que sean. Está muy claro qué es ser honrado.

Integridad: puede ser que tú no estés al tanto de cuestiones que tengan que ver con dádivas, plata, etc. Pero simplemente con hacer lo que tú sabes que es bueno para tu cliente, vas a de ser una persona íntegra y que siga sus principios en todo momento.

Compromiso: ser comprometido con lo que tú haces, terminar las cosas con elegancia. Nuestra profesión es particularmente criticada porque a fin de cuentas es un servicio. Dependerá de cada uno de nosotros poder enseñar estos principios a las nuevas generaciones.

En nuestra firma varios colegas se han ido a trabajar a empresas. Sin duda es un capital humano que hemos perdido. Pero estoy segura de que lo hacen porque estas empresas reconocen que dentro de nuestro despacho tenemos esos tres principios de honradez, integridad y compromiso.

Por último, como socia directora de la firma, ¿qué inquietudes identifica en las nuevas generaciones de abogados y abogadas? ¿Qué diría que ha cambiado más en la evolución de carrera desde que se recibió como abogada hasta hoy?

Con todas las descripciones que hay ya, de los baby boomers, los xennials, millennials, a medida que pasa el tiempo van saliendo nuevas generaciones con muchas más inquietudes. Esto nos hace reflexionar para lograr que este personal se desarrolle y se sienta cómodo en su ambiente de trabajo.

En mi generación, sin querer hablar en nombre de nadie, creo que nosotros pensábamos mucho en “mi lugar de trabajo”. Hoy en día siento que las nuevas generaciones piensan que su lugar de trabajo tiene que estar acompañado de un desempeño como persona. No piensan solo en qué pueden dar al trabajo, sino también en qué van a recibir ellos. Me parece muy bien porque nos lleva a pensar nuevas formas en las que realmente se desarrolle el sentimiento de equipo en un grupo de trabajo. Nos presta retos para poder desarrollar el personal, que es una de las cosas más importantes hoy en día, porque somos un servicio y nuestra materia prima son precisamente las personas.

 


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar