ENTREVISTAS


Conversación con Ignacio Paz: Proyectos que permanecen en el tiempo

Ignacio Paz

En los últimos años América Latina es constantemente presentada como la nueva tierra de oportunidades. Oportunidades para inversores internacionales, para las firmas que han optado por el modelo regional, para el crecimiento del mercado energético o incluso para los que han entendido la necesidad de construir una legislación moderna y sofisticada en Derecho Digital.

Pero la región es también un actor en busca de receptores interesados en abrir las puertas a ideas y experiencias latinoamericanas. Hablamos sobre esta especie de sentimiento mutuo y sobre la importancia del sector energético en el continente con Ignacio Paz, especialista en infraestructura, energía y recursos naturales.

Ignacio Paz es socio de Herbert Smith Freehills en España y ha acumulado más de dos décadas de experiencia en el área. Lidera la práctica en América Latina, además de asesorar ocasionalmente en proyectos del continente africano y ayuda a clientes a hacer acuerdos con empresas españolas. El perfil de sus clientes: fondos de infraestructura, grandes corporaciones, bancos y entidades públicas involucradas en transacciones nacionales y transfronterizas. Insiste en que “el objetivo es participar de las operaciones y arbitrajes más sofisticados en la región latinoamericana”.

Habla además con la satisfacción de trabajar para una firma que ha conseguido consolidarse en los peores años de la crisis en España:

Herbert Smith Freehills abrió su sede de Madrid en 2009 y somos ya un total de 130 empleados, de los cuales 90 somos abogados. Teníamos muy claro que queríamos hacer bien las cosas y hemos crecido mucho a pesar de la crisis. Somos fuertes en muchas áreas de práctica, como por ejemplo la de Derecho Mercantil, mientras que los sectores de energía e infraestructuras son los que más han crecido, llegando a representar un porcentaje muy significativo de todo lo que hacemos.

—América Latina ha sido una zona muy cambiante en los últimos 10 años. Ha habido cosas positivas, como el avance en leyes anticorrupción y cosas no tan positivas como la persistencia de la burocracia o la falta de madurez en legislación de protección de datos. ¿Qué observación se hace desde una firma global como la suya?

—Lo importante es tener siempre una estrategia. Sí, es obvio que ha habido muchos cambios en la región, pero nosotros no dejamos de observar en muchos de esos cambios precisamente algo positivo y que integramos en esa estrategia. Nuestro objetivo siempre es minimizar los riesgos para clientes y ayudarles a identificar nuevas oportunidades para que se queden. En América Latina sigue habiendo muchas necesidades de desarrollo y eso es algo que genera también oportunidad. Donde hace falta avanzar es en temas de seguridad jurídica y que los gobiernos se comprometan a dar mayores garantías, que faciliten la financiación privada y en general, darle la bienvenida a las inversiones privadas. No hace falta que te diga que los países que más madurez presentan y mejor van son los de la Alianza del Pacífico y que las potencias como México y Brasil son las jurisdicciones más consolidadas. Estamos también muy pendientes de Argentina, ya que parece que se están dando pasos para atraer mayor inversión.

—Como abogado experto en sectores muy vulnerables al cambio climático, quizá pueda hablarnos de las incertidumbres en temas regulatorios que producen cuestiones como el Brexit, la ruptura de Trump con el acuerdo de París, o las tensiones producidas por una posible guerra comercial entre EE. UU. y China. ¿Qué impacto han tenido todos estos sucesos a la hora de hacer transacciones en América Latina?

—Es un hecho que lo que buscan los inversores y hacia donde se mueve siempre el dinero es hacia donde hay seguridad. Sin embargo, creo que finalmente hechos como, por ejemplo, el Brexit, no van a producir cambios muy radicales o importantes en la región. América Latina sigue siendo una región de interés y las reformas, por ejemplo, en el sector energético van a seguir adelante.

—¿Cómo ha cambiado la globalización la cultura del litigio internacional? En su opinión ¿cree que las firmas internacionales tienen una ventaja competitiva sobre las locales?

—Esto depende de muchos factores y depende mucho de cada lugar. Nuestra forma de trabajar es desde un punto de partida global pero conociendo muy a fondo cada jurisdicción a nivel local. De hecho, no buscamos llevar solo a empresas españolas. España lleva mucho tiempo presente en la región. Buscamos clientes en el ámbito global y sobre todo identificar oportunidades para ellos.

Nuestra posición nos da la posibilidad de ofrecer un valor añadido, pero somos conscientes de que hay litigios en los que las firmas locales tienen más experiencia y otras herramientas para llevar a cabo esos litigios. En algunas jurisdicciones trabajamos con firmas grandes, pero en otras también nos asociamos con boutiques, por lo que conseguimos dar el servicio de una firma global y bien posicionada pero muy ajustada a las necesidades de cada cliente en particular.

—Algunas firmas regionales hablan del desafío que supone lidiar con clientes o inversores que ven a América Latina y sus sub – regiones (Caribe, Centroamérica) como un solo bloque. Herbert Smith Freehills afirma que “apreciamos que América Latina no es una región homogénea y que cada país requiere un enfoque único”. ¿Cómo llevan esto a la práctica con sus clientes?

—Seguir ese modelo del que te hablaba nos hace muy conscientes del enfoque que hace falta, en nuestra opinión. No tenemos en este momento oficinas en la región, ni hay planes para ello, porque no creemos que abrir un despacho en una ciudad en concreto nos vaya a dar la perspectiva que hace falta para operar en América Latina, depositamos esa confianza en la estrategia de nuestras alianzas.

—Hablamos mucho de la inversión que llega a la región, pero nada se dice sobre la que sale de allí. ¿Piensa que Latinoamérica es solamente una región receptora o ha visto crecimiento de la inversión proveniente de la región hacia otras jurisdicciones? ¿Algún ejemplo?

—Ciertamente nos interesa esta parte y es de hecho una de las acciones que buscamos incentivar con nuestros clientes. Lo que se observa es que los países de la región que quieren invertir fuera empiezan a hacerlo en países vecinos, por una cuestión de cercanía y conocimiento del mercado. Las conocidas Multilatinas empezaron sobre todo desde Chile y llevan ya mucho tiempo operando. Y después existen ya casos de países que se lanzan a invertir fuera del continente.

Se ha visto un crecimiento en la inversión de Brasil a países de África como Mozambique, de México a España y de, por ejemplo Venezuela, a España.

—¿Son diferentes las sinergias en esta especie de cooperación Sur-Sur?

—Sin duda, siempre es muy importante el factor humano, conocer a las personas y tener en cuenta la idiosincrasia de cada lugar. Observamos por ejemplo que entre algunos países la negociación es mucho más rápida y que hay más sintonía, a diferencia de las relaciones con otros clientes que pueden ser más frías.

—Pensando en los factores clave para que una transacción sea exitosa y rentable, ¿qué importancia tienen sub-factores como la transición de empleados en el caso particular de América Latina?

—En este sentido es muy importante ilusionar e introducir el proyecto de forma que todo el mundo lo vaya conociendo. Es inevitable que surjan las incertidumbres, además de que es difícil anticiparse a todo lo que puede suceder una vez han terminado las negociaciones y se ha hecho la transacción. Sin embargo, en nuestro caso no nos dedicamos a transacciones especulativas y a corto plazo. Trabajamos con nuestros clientes en proyectos que permanecen y se desarrollan en el tiempo, por lo que siempre aconsejamos que se den a conocer bien las fases de cada operación para que la gente lo vaya conociendo y se ilusione.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *



All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar