Skip to main content
“Las instituciones de México son muy fuertes”, González Calvillo

“Las instituciones de México son muy fuertes”, González Calvillo

por Lara Valencia
publicado el19/06/2018
Compartir

Jorge Mondragón y Miguel Valle son los socios administradores de la firma mexicana González Calvillo S.C. Son un bufete independiente y confían en que el futuro sea certero y lleno de oportunidades para los despachos locales. Lo hacen con la misma creencia de que pase lo que pase en las elecciones del 1 de julio, México ya ha caminado en el fortalecimiento de sus instituciones. Según ellos, les queda “aprender como país”, pero no observan que sus operaciones se hayan ralentizado por la incertidumbre.

— ¿Podrían hablar de las cualidades o habilidades que hayan sido el catalizador que les permitió llegar a dónde están?

Jorge Mondragón: Yo, antes que nada diría que soy una persona organizada. Eso me ha dado la confianza de mis socios. Me ha permitido llevar ya más de 15 años, en diferentes periodos, como administrador del despacho.

Miguel Valle: En mi caso, la buena comunicación y relación que he tenido siempre con mis socios ha sido un factor importante. También la habilidad para poder mediar situaciones, conflictos y encontrar soluciones. Mis socios saben que pongo los intereses de la firma por encima de mis intereses personales.

— ¿Cuáles han sido sus principales retos como administradores de Gonzalez Calvillo, S.C.?

Miguel Valle: Uno de los principales desafíos ha sido la institucionalización y modernización de la firma. Somos un bufete joven, cumplimos 30 años el año pasado. Empezamos como una firma pequeña y hemos crecido mucho. Hemos tenido que pasar por ese proceso y esto ha implicado tener que involucrar a los socios. Otro reto ha sido anticiparnos a problemas de manera preventiva y no de manera reactiva.

Jorge Mondragón: en mi caso, el desafío más grande - y que además es permanente - es colaborar en el desarrollo y crecimiento del despacho. Somos una firma muy dinámica y agresiva en el buen sentido de la palabra. Siempre buscamos áreas de oportunidad, crecimiento y desarrollo, en cuanto a la práctica profesional de la gente. Pensamos mucho en la incorporación de otros profesionales que vienen de otros despachos. Al mismo tiempo, no podemos descuidar nuestros recursos. Hablo sobre todo de los recursos humanos, buscar balance, equilibrio, que no se vean afectados. 

Jorge Mondragón
         Jorge Mondragón

— ¿Hay alguna persona a quien consideren clave en el desarrollo de sus carreras?

Jorge Mondragón: Es muy difícil hablar de una sola persona. Quizás el fundador de la firma Enrique González Calvillo, con quien yo además colaboré como asociado durante muchos años. Siempre ha sido un mentor, un líder moral de la firma. De todos y cada uno de mis socios aprendo todos los días. Eso me ha enriquecido y permitido que me mantenga en esta posición por tantos años.

Miguel Valle: Yo tengo que mencionar al propio Jorge, con quien colaboré como asociado durante 10 años. Es mi mentor y gran amigo. Que compartamos la administración del despacho no es casualidad, sino resultado del trabajo de muchos años. Por supuesto, yo menciono también al mismo Enrique. Coincido en que todos los días aprendemos de nuestros socios, que siempre tienen algo importante que enseñarnos.

— La globalización ha obligado a las firmas a innovar y adoptar una serie de cambios en sus políticas y procedimientos a todo nivel. Cambios que van desde la relación cliente/abogado, hasta la atracción y retención de talento. ¿Qué cambios han estado o están implementando en su firma para hacer frente a la nueva realidad?

Miguel Valle: Este es un tema del que podríamos hablar durante horas. Nos hemos centrado mucho en dividir de manera clara y eficiente nuestras áreas de especialidad, para que cada uno de nuestros socios explote sus cualidades. La modernización de nuestros sistemas tecnológicos también ha sido crucial, se vienen modificando de acuerdo a la realidad. Igual de importante está siendo permitir que las abogadas tengan trabajos de jornada parcial, que las socias que sean madres puedan tener flexibilidad. Procuramos en los temas de compensación que no sean necesariamente ligados a horas trabajadas. Creo que eso ha sido muy importante. La manera de cobrar a clientes también es muy flexible, nos adaptamos. 

Miguel Valle
       Miguel Valle Salinas

Jorge Mondragón: Yo añadiría, para enfatizar, que somos una firma dinámica. Nos gusta competir bien, principalmente en beneficio de nuestros clientes. En el ámbito profesional damos mucha importancia a la educación y a la formación. Tenemos muy presente la importancia de adaptarnos a las nuevas generaciones para incentivar a nuestros abogados y a su vez a nuestros clientes. Ellos también trabajan de forma diferente al ser de generaciones más jóvenes.

Miguel Valle: Nuestro principal activo es el factor humano. La gente de este despacho es lo más importante para nosotros. El equipo viene a trabajar contento.

— La presencia de firmas internacionales y el surgimiento de firmas regionales es una nueva tendencia que ha surgido en el mercado legal latinoamericano. ¿Sobrevivirá la firma independiente?

Jorge Mondragón: En mi opinión, sí. Hablar de lo que va a pasar en muchos años es complicado, no tenemos una bola de cristal. Pero desde la perspectiva cultural mexicana, sí percibo que las firmas independientes tenemos futuro a mediano y largo plazo de existencia. No observo que las internacionales se vuelvan una amenaza importante. Observo, además, un problema para este tipo de firmas. Aun viviendo en un mundo globalizado, en México lo que han intentado es la adquisición de un bufete ya existente. Nosotros hemos recibido acercamientos en el pasado de algunas muy grandes. Fue muy difícil para ellos el análisis, éramos una píldora difícil de tragar, la verdad. No quieren absorber otros despachos porque es complicado. Lo que han tratado es reclutar abogados, pero con antecedentes muy diversos. Eso no genera integración y unidad. Nosotros damos mucho valor al afecto que tenemos entre socios.

Miguel Valle: Suscribo las palabras de Jorge. En adición, creo que las firmas locales estamos arraigadas al mercado. Tenemos una presencia muy importante que no se va a diluir de manera sencilla por la entrada de otras. Muy al contrario, nos hemos tenido que reinventar. Por otro lado, que vengan empresas de fuera no significa que vengan todas. Nosotros vamos a seguir captando trabajo.

— Si bien la presencia de la mujer en el ejercicio de la abogacía en América Latina es significativamente alta, su posicionamiento como socia y en cargos directivos en las firmas latinoamericanas es muy bajo. ¿Por qué?

Miguel Valle: creo que a pesar de esta realidad, que lamentablemente es aplicable a México, estamos viendo que la cultura está cambiando muy rápido. Tenemos un grupo muy importante de abogadas, muy bien preparadas, con mucho empuje y mucha responsabilidad. El despacho tiene una base de mujeres muy importante. El grupo va creciendo a pasos muy seguros y muy concretos. Nuestra socia Cristina Massa es parte de nuestro comité directivo y participa de manera activa en los servicios y dirección del despacho. Tenemos a Erika Olguín como consejera y a un grupo importante de abogadas. Creo que cada vez más, las mujeres se están dando cuenta del potencial que tienen y de que pueden llevarlo a cabo como quieran. Están tomando las riendas.

Jorge Mondragón: Creo que esto no es exclusivo de México, sino que es algo cultural y social en la región. Por muchos años a las mujeres se las trató, desafortunadamente, de forma diferente. Cambiar eso es muy complicado. Yo llevo muchos años trabajando con un equipo de mujeres y han demostrado ser muy trabajadoras e íntegras. Ellas mismas reconocen que a veces es difícil desprenderse de los límites que se autoimponen, por cómo las limita la sociedad.

En el despacho hemos creado un comité de género, estamos trabajando mucho en ello. Lo impulsamos y lo desarrollamos para que ellas hablen de sus inquietudes y sus intereses, de cómo destruir esas barreras. Al mismo tiempo participamos en Abogadas MX, estamos muy activos, en programas de mentoría, en eventos, etcétera.

— ¿Podrían compartir una anécdota o un momento definitorio de sus primeros años como abogados que los haya puesto en el camino que les trajo hasta aquí?

Jorge Mondragón: A mí me hicieron socio en 1998, cuando estábamos en otra oficina. Éramos cuatro socios y yo era el más joven. Tenía 29 años. Se decidió ir a una oficina mucho mayor, que es donde hoy estamos. Recuerdo que voluntariamente me propuse para colaborar en el proceso del proyecto arquitectónico, para revisarlo. Gracias a que trabajé con los arquitectos, a que los apoyé, me gané que me hicieran socio administrador al siguiente año. Desde entonces he sido socio administrador. Como dicen, hay que tener cuidado con lo que deseas, por si se cumple.

Miguel Valle: En mi caso, recuerdo una de cuando estuve involucrado en asuntos de controversias corporativas. De hecho, Jorge también estuvo involucrado. Se cometieron una serie de atropellos a uno de nuestros clientes. Hablo de influencias por parte de algunos funcionarios públicos. Pudimos intervenir para detener esta situación. Hubo mucha tensión, y los clientes hasta tuvieron que salir del país. Fue un tema complicado, pero decidimos continuar con el asunto, defenderlo. Tuvimos que manejar una logística para protegernos. Temimos hasta cierto punto por nuestra seguridad y nuestra integridad. Pero finalmente, apegados al Derecho, creímos en poder defender el asunto y lo logramos. Lo sacamos victorioso para el cliente. Esta experiencia tan complicada me hizo creer en nuestra profesión.

— Hablemos de cómo está el ambiente en el país a las puertas de las elecciones, ¿qué impacto cree que pueda tener en el sector legal las diferencias entre la élite empresarial y algunos candidatos?

— Jorge Mondragón y Miguel Valle: Antes que nada, el despacho es apartidista. No cobramos ningún interés, nunca lo hemos hecho, ni lo vamos a hacer. Las preferencias que cada persona tenga en lo personal y cómo haya de ejercer su derecho de voto, son respetables. Además es por ley secreto. Tenemos absoluta confianza en que las instituciones de México son muy fuertes y que están por encima de cualquier candidato e ideología. Consideramos que el resultado no va a afectar a esta solidez y al crecimiento. Desde luego, siempre va a haber incertidumbre y los mercados en muchas ocasiones lo muestran. Pero eso no es exclusivo de México. Tal vez se muestran más conservadores. Sin embargo, sí podemos decir que no hemos detectado que los clientes importantes del despacho hayan detenido sus inversiones, en virtud de lo que pueda acontecer el 1 de julio. Vemos que siguen activos.

México ha trabajado mucho. Tenemos mucho que corregir sin duda, pero al mismo tiempo se ha construido mucho sobre las instituciones.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.