Skip to main content
Francisco Romano: “Argentina tiene en Vaca Muerta un elemento muy importante”

Francisco Romano: “Argentina tiene en Vaca Muerta un elemento muy importante”

por Lara Valencia
publicado el05/03/2018
Compartir

Pérez Alati, Grondona, Benites & Arntsen anunció recientemente la incorporación de Francisco Romano, ex director regional de Asuntos Legales de Chevron, para liderar la práctica de energía, gas y petróleo

En esta entrevista habla de cómo surgió la oportunidad de volver a Buenos Aires desde Caracas y de las grandes proyecciones que espera en el sector energético con un elemento fundamental, el yacimiento de Vaca Muerta. 

Francisco Romano

— ¿Por qué decidió incorporarse a una firma de abogados después de hacer una larga carrera como consejero en empresas energéticas?; ¿cuáles son los retos más importantes de esta nueva etapa?  

Ciertamente, durante 25 años fui abogado in-house, tanto de empresas en Argentina como de empresas grandes como Chevron, donde fui gerente legal hasta el año 2013. Después, tuve la gran oportunidad de ascender a la posición de Managing Counsel para toda la región, que tiene su sede en Caracas. Fue por eso que allí me mudé a principios de 2014 con mi familia y hasta fines de 2017. Durante ese tiempo supervisé la situación de cinco países: Argentina, Brasil, Colombia, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

Concluyendo la asignación vi la posibilidad de continuar trabajando en Argentina y de capitalizar toda la experiencia de todos esos años. Me pareció un desafío muy interesante poder usar toda esa experiencia para una base de clientes grandes, en un momento en el que hay muchas oportunidades en Argentina, sobre todo por Vaca Muerta.

— ¿Qué particularidades presenta el sector para que haya decidido aceptar la invitación en concreto de Pérez Alati?; ¿cuál es el elemento diferenciador de esta firma en comparación con otras full-service?

— Para mí Pérez Alati no es una firma cualquiera, sino que es un despacho que yo, particularmente, conozco desde hace muchísimos años. Es un bufete con el que yo trabajé en mis comienzos en Klein & Mairal. Tienen una trayectoria muy importante en el sector energético, que además brinda lo que llaman full-service. Trabajan todas las áreas: impuestos, laboral, financiero, defensa de la competencia, antitrust... El hecho de sumarme como socio me pareció una muy buena oportunidad.

— ¿Tomó la decisión de volver a Argentina en parte por la crisis que atraviesa Venezuela?

— No, más bien se dio una coincidencia en el tiempo, porque yo ya estaba terminando mi asignación allí, después de cuatro años que fueron muy interesantes. Hubo una evolución dentro de lo que es el mercado venezolano, por las empresas mixtas y todo lo que es la industria. Eso coincidió de alguna manera con  mi regreso a la Argentina y mi incorporación como socio a Pérez Alati. Es la firma número uno en energía. Tienen profesionales excelentes que además son amigos, nos conocemos hace mucho tiempo. Debido a la experiencia que yo traigo de tantos años como abogado interno de empresas, se da una buena combinación de factores.

— ¿Cómo ha cambiado el mercado argentino desde el día en que salió hasta ahora?

— El mercado argentino ha continuado evolucionando, pero hay un elemento muy importante: el yacimiento de Vaca Muerta. Éste es una formación que contiene tanto gas como petróleo de esquisto. Le da al país la posibilidad de recuperar el autoabastecimiento energético. Argentina antes se autoabastecía, hasta que llegó un momento en que dejó de hacerlo y tuvo que empezar a comprar combustibles e hidrocarburos de otros países. Eso generó entonces un gran interés en lo que es la producción y la exploración de hidrocarburos no convencionales.

Lo que tiene de interesante es que es una política de Estado. Es decir, nadie duda de que hay que hacerlo. No es una cosa en la que los partidos difieran. En esa línea, se han ido dando inversiones, joint ventures entre empresas extranjeras e YPF. En áreas donde ya se venía produciendo petróleo de forma convencional han pasado a áreas no convencionales, yendo así hacia el horizonte que es Vaca Muerta y a la técnica de extracción que requiere la explotación.

A nivel normativo, que es la parte que ocupa a la abogacía, el marco regulatorio ha ido acompañando. Todavía hay camino por recorrer, pero ha continuado a lo largo de los años.

Tenemos leyes que permiten una claridad en cuanto a las técnicas, en cuanto a bajar los costos y en cuanto a cuidar el medioambiente. Esos son elementos muy importantes. Otro factor importante es que se ha eliminado el precio del petróleo. Quedó recientemente desregulado, con lo cual, se sigue la referencia internacional para determinar el precio del barril de petróleo argentino.

— Usted ejerció durante un tiempo como of-counsel en la firma venezolana D'Empaire. ¿Continuará la relación con esta firma? ¿Qué comentarios le merece la situación del sector petrolero venezolano en este momento? 

— Sí, eso continuará para los temas de Venezuela. No es de manera exclusiva, podemos trabajar con otras firmas. Digamos que aprovechamos la experiencia que yo tengo en la parte regulatoria, por lo que la alianza continúa. Es una firma muy reconocida en Venezuela, que también trabaja en temas financieros y que en definitiva también hace full-service.

Respecto a hacer una valoración del sector petrolero en Venezuela, la verdad es que ya hace un tiempo que estoy de vuelta, pero te puedo decir que se sigue trabajando mucho. Hay grandes desafíos, pero también hay un gran potencial. Es un país que está muy bendecido en cuanto a sus reservas y a la naturaleza. Más allá de los problemas cotidianos, siempre hay oportunidades de crecimiento y se puede continuar trabajando.

— En relación con los nuevos desarrollos en el sector energético argentino, ¿cuáles son las proyecciones en los próximos dos años?  

— Se advierte una mayor desregulación en general en todos los sectores de lo que es energía. Se advierte la aparición con mucha fuerza de las energías renovables. Pasa a ser un elemento muy importante, porque es una aspiración muy concreta que ya está teniendo resultados.

— ¿Cuál es el marco regulatorio en Argentina para que sigan creciendo las energías renovables?

— Hay legislación y hay regulaciones que se han ido continuando. Se han hecho licitaciones y hay muchísima actividad en esa materia. Se ha tomado una decisión muy clara de que en pocos años el 20% de la matriz argentina sean energías renovables, especialmente eólica y solar.

— La salida de varios socios y abogados del bufete especializados en el sector energético plantea un reto en relación con la continuidad en la oferta de servicios legales en el área. ¿Planean contratar abogados y absorber prácticas competidoras en el área?

— En la firma ya hay un equipo bastante consolidado. Continuaremos expandiéndolo, trayendo profesionales de primer nivel en la medida de lo necesario. Pero es una firma que está desde 1991 en el mercado y que ya cuenta con equipos en todas las áreas.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.