ENTREVISTAS


Macarena Laso: “La inclusión de la mujer en el mundo legal ha llegado para quedarse”

Screen Shot 2017-04-25 at 12.40.10 AM

Macarena Laso

Durante meses LexLatin ha publicado series de entrevistas de diversas temáticas, centradas -en su mayoría- en el modelo de firma latinoamericana y las tendencias en la región. Hemos conversado con muchísimos profesionales de éxito y en puestos de responsabilidad, pero, sobre todo, hemos entrevistado a hombres. Por supuesto que en nuestra agenda han entrado las mujeres, pero sorprende un dato. En nuestra sección de Entrevistas se pueden leer, en el momento que escribimos estas líneas, 33 artículos, de los cuales solo 7 tienen como protagonista a profesionales mujeres. Esto vendría a decirnos que menos de un 3 por ciento de nuestras entrevistas se ha centrado en profesionales mujeres. A esto se le suma que en más de la mitad de estas 7 entrevistas y reportajes, hablamos precisamente de la mujer haciendo referencia a su invisibilidad en la profesión, la búsqueda de espacios de poder, o el eterno desafío de la diversidad.

Hace casi dos décadas que entramos en el siglo XXI y aún es noticia que las mujeres ocupen puestos de poder. Todavía tenemos que investigar, analizar y cuestionar por qué si en teoría tenemos políticas y planes de igualdad en las empresas, los puestos de poder y responsabilidad los componen una abrumadora mayoría de hombres. Más allá de ser un reto en América Latina, las profesionales topan con el techo de cristal (glass ceiling) en todos los sectores y en cualquier rincón del mundo. ¿Qué están haciendo las firmas latinoamericanas para liderar esta necesidad de cambio y generar espacios de igualdad? En definitiva, ¿qué se está haciendo en la práctica para que las mujeres ocupen puestos directivos, sin renunciar a la conciliación laboral?

Nos reunimos con Macarena Laso, socia de Morales & Besa, para reflexionar sobre algunas de las cosas que hemos publicado al respecto y para que nos cuente cuál ha sido su experiencia.

Comenzamos la charla mirando hacia EE. UU. y reflexionando sobre lo anteriormente mencionado: la preocupante invisibilidad de la mujer más allá de nuestras fronteras. Un estudio de la Universidad de Temple en EE. UU., – Compitiendo por liderar el “club de los chicos” – concluye que, a pesar de que las cifras de graduación de hombres y mujeres son muy similares en las facultades de derecho así como la entrada en la profesión durante los últimos treinta años,  existe todavía una sustancial y duradera brecha de género en la profesión jurídica.

¿Le sorprende que un análisis de la profesión en EE. UU. dé resultados que pueden recordar a lo que sucede en LATAM?

“Me sorprende en parte porque EE. UU. se caracteriza por ser una sociedad pluralista y abierta para todos, en donde prima el mérito personal sobre otras consideraciones como el género. Sin embargo, no es de tanto extrañar, ya que la profesión jurídica es todavía un “club de chicos”. Esto no es solo así en LATAM, si no en gran parte del mundo y ratifica mi impresión de que las mujeres profesionales se siguen enfrentando a los mismos desafíos en prácticamente todas partes del mundo. En estas últimas dos décadas las mujeres han ido abriéndose paso y alcanzando mayores espacios de liderazgo y exposición en una profesión que estaba capturada principalmente por hombres, pero aún queda mucho por hacer”.

Tal y como apunta Laso, los retos son finalmente muy similares cuando llegamos a sectores muy profesionalizados. Hablar de la profesión de la abogacía supone hablar de un mercado muy profesionalizado, en el caso de las firmas incluso muy corporativizado. Por tanto, no estamos poniendo el foco en una profesión que descaradamente cierre las puertas a las mujeres, como podrían ser oficios tradicionalmente masculinizados. Si las facultades de derecho están llenas de mujeres ¿qué sucede después?

LexLatin ha preguntado con regularidad a entrevistados y entrevistadas cómo explican que todavía exista techo de cristal en tantas firmas de LATAM. Tras varios meses entrevistando, hemos recogido comentarios como los siguientes:

Tiene que ver con la cultura de la región.

Las empresas familiares son muy fuertes y el sistema es patriarcal, aunque existen diferencias entre países importantes.

Las mujeres ocupan cada vez más puestos de responsabilidad en el mundo de los negocios, la tendencia va a continuar.

Las cifras ya están cambiando y lo seguirán haciendo muy rápidamente en los próximos años.

Nuestra región lleva la delantera. Parece que América Latina va a ser la primera región en cerrar la brecha en el futuro.

¿Cómo percibe usted misma estas afirmaciones?

“Efectivamente la cultura y el sistema de la región son bastante patriarcales. Existe la idea de que la mujer está más destinada al trabajo de dueña de casa o a optar por un trabajo que le permita compatibilizar la crianza de los niños. De los hombres aún se conserva la imagen del hombre proveedor.

Adicionalmente, existe una importante presión social para que la mujer se realice con la maternidad. Esto conlleva a dejar muchas veces de lado el crecimiento profesional. Estas afirmaciones son un reflejo de la realidad de nuestros países, pero sí que han ido cambiando muy rápidamente en los últimos tiempos. La mujer aporta ahora al mundo de los abogados una perspectiva distinta que ha enriquecido nuestra profesión. Cada vez es más frecuente encontrar mujeres en puestos de responsabilidad tanto como fiscales de grandes empresas, dirigiendo negocios o como socias de estudios de abogados. Es una tendencia que sin duda seguirá creciendo, a medida que vaya cambiando el paradigma cultural”.

El mea culpa frente a la desigualdad

Podría decirse que muchas firmas regionales e internacionales presumen de hacer todo lo posible por terminar con la discriminación de género. Cada vez que los periodistas preguntamos la respuesta del interlocutor denota conciencia de género. Nadie niega lo evidente, pero se percibe un patrón a la hora de abordar el problema: sabemos que queda mucho por hacer, pero en nuestra casa ni toleramos ni practicamos la discriminación. Nos preguntamos qué piensan en las firmas desde dentro.

¿Hace falta más autocrítica por parte de las organizaciones para que la brecha disminuya más rápido y de forma más efectiva?

“Muchas firmas regionales y locales dicen hacer todo lo posible por terminar con la discriminación de género, incorporando más mujeres al ejercicio de la profesión legal. Sin embargo, muchas veces la realidad es otra. En la práctica no contemplan reales planes de flexibilidad laboral que permitan compatibilizar la vida familiar con el trabajo. Por otro lado, a la hora de hacer nuevos socios existe un sesgo más favorable hacia los hombres que estén en las mismas condiciones para ello. Es importante ser consecuente y realista con lo que se dice y lo que se hace. Hay sin duda que predicar un mea culpa e impulsar un cambio importante y real. La mujer quiere trabajar y está dispuesta a buscar éxito profesional”.

¿Cuál es la posición de Morales & Besa en este contexto? ¿Cómo se gestionan las promociones de socios y liderazgo?

“En Morales & Besa más que hombres o mujeres, abogamos por un liderazgo de los mejores profesionales, independientemente de su género. Morales & Besa ha promovido siempre la inclusión. Esto se refleja en que un 25 % de los socios de nuestro estudio y un 42 % de los asociados son mujeres. En línea con lo anterior, existe flexibilidad para poder compatibilizar el desarrollo profesional con la maternidad. Contamos con varias asociadas sénior liderando equipos con nuestros compañeros hombres”.

En su opinión ¿qué firmas están trabajando mejor por fomentar la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad?

“En este aspecto, solo puedo opinar por lo que hacemos en nuestro estudio. En Morales & Besa estamos a la vanguardia en términos de inclusión de socias mujeres respecto de otras firmas similares a la nuestra en términos de tamaño y áreas de práctica. Somos 3 socias mujeres – Francisca Pérez, Myriam Barahona y yo –  de un total de 12 socios. Me siento orgullosa de ser parte de una firma con esta apertura, que está cambiando los paradigmas de las mujeres en estudios de abogados en Chile”.

Para terminar ¿qué es lo más positivo y lo más negativo que ha presenciado o experimentado a lo largo de su carrera en términos de igualdad?

“Lo más positivo es que he tenido la flexibilidad para poder desarrollar mi carrera profesional a mi propio ritmo. Cuando mis hijos eran chicos tenía una carga de horas menor a la de los demás abogados. De esta manera pude compatibilizar mi desarrollo profesional con la educación de mis hijos. Una vez que ellos fueron creciendo, tuve todo el apoyo del estudio para tomar mayores responsabilidades de acuerdo a mi experiencia y volver a la carga horaria normal, llegando a ser socia de Morales & Besa. Como aspectos negativos, cabe destacar que en muchos lugares aún existen resabios de discriminación hacia la mujer en esta profesión. Me tocó en mis inicios. En un par de oportunidades viví con las contrapartes algún grado de sesgo de género. El trato que recibí fue distinto frente a un hombre que daba el mismo consejo u opinión que yo, lo que supuso tener que hacer un mayor esfuerzo para ser una interlocutora válida. Esto, por suerte, es cada vez menos frecuente, ya que el cambio cultural que ha provocado la inclusión de la mujer en el mundo laboral ha llegado para quedarse”.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.



All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar